Homenaje y Reconocimiento oficial a La Nueve de Leclerc.

Cargando..

Tras un improvisado homenaje en el 2004, el reconocimiento oficial llegó el 24 de febrero de este año, 66 años después. El Ayuntamiento de París condecoró con su máxima distinción, la Gran Medalla de Vermeil, a los tres supervivientes del centenar de españoles que ejercieron de punta de lanza en la liberación de la capital francesa de los nazis.

Durante la Segunda Guerra Mundial muchos republicanos españoles, la mayoría de ellos desconocidos, combatieron junto a los aliados contra los nazis. Algunos lo hicieron en una unidad militar bajo el mando del general Leclerc, que se hizo célebre por su nombre en castellano, "La Nueve", y por haber sido la primera en entrar en París el 24 de agosto de 1944, en la liberación de la ciudad.

Eran veteranos de la guerra civil, duros, altivos y temerarios, y por eso su capitán les puso el apodo de "Los Cosacos". Muchos no llegaron a ver el final de la guerra, en este blog ya conocimos a Amado Granell y a Angel Rodríguez Leira, pero fueron muchos más, y hoy día solo hay 3 supervivientes: Rafael Gómez, Luis Royo Ibáñez y Manuel Fernández.


La División Leclerc blindada nació en mayo de 1943 bajo el mando del general Philippe Leclerc en el Chad centroafricano, actuando en apoyo a la Francia Libre, compuesta por 16.000 hombres, de los cuales a inicios de 1943 unos 2.000 eran españoles. Después que la Francia Libre tomara el control del Norte de África, los republicanos españoles integrados en las tropas francesas tuvieron la opción de escoger entre la División Leclerc, veterana de la Francia Libre, o las fuerzas del general Giraud, formadas por numerosos leales a Vichy que recientemente habían cambiado de bando. Ante esta situación, la gran mayoría de los españoles escogió la unidad de Leclerc. Se les permitió bordar en sus uniformes franceses la antigua bandera tricolor republicana.

En septiembre de 1943 la División Leclerc fue transferida a Rabat en Marruecos, donde se la dotó de armamento procedente de los Estados Unidos: 160 tanques M4 Sherman, 280 carros de combate M3 Stuart y M-8 Greyhound, camiones Dodge, GMC, Brockway, Diamond y también muchos jeeps. Junto a estos vehículos, rodaban unos cuantos camiones encargados del suministro y abastecimiento de La Nueve. Veteranos anarquistas intentaron nombrar a un carro de combate como su fallecido líder Buenaventura Durruti, pero los franceses no lo permitieron, por lo que le pusieron Le Pingouins. En los tanques manejados por los españoles se permitió también pintar la bandera de la Segunda República Española.

La División Leclerc se denominó oficialmente "2ª División Blindada" y su 9ª Compañía fue más conocida como "La Nueve" o "La Española", al mando del líder francés Raymond Dronne.

Cuando Leclerc le entregó el mando de la División a Dronne, Le advirtió que era una compañía especial:" Esos hombres dan miedo a todo el mundo, pero son buenos soldados. Usted se las apañará. ¿De acuerdo?"

Dronne pensaba que Leclerc, que conocía bien a sus leales, le había hecho este encargo por dos razones. Una, porque los españoles, muy motivados políticamente, sólo aceptarían como mando a un "francés libre" de primera hora, no a algún "petainista" que hubiese "chaqueteado" recientemente. La otra, porque sabía que Dronne hablaba algo de español, al haber estudiado unas semanas en España algunos años atrás. El caso es que a él los españoles no le daban miedo, así que asumió el mando de la compañía y se dispuso a convertirla en la unidad más famosa de todo el Regimiento.

Dronne dejó escrito unos "carnets de route" en los que puede seguirse la historia de La Nueve desde sus primeros días hasta el final de la guerra.

Se decidió que el capitán fuese un francés, y que su adjunto en el mando, un teniente, fuese español. Dronne sostiene que, por su parte, nunca tuvo problemas para ser aceptado como jefe por los españoles, pero cabía el riesgo que un oficial español desatase los celos y las dudas sobre su competencia. Dronne despertó las simpatías de los españoles por una razón un tanto banal: Con su español un tanto rudimentario les habló del "gobierno provisional de la República francesa", y a ellos les agradó que les hablaran de "República", una palabra que habían dejado de oír desde 1940.

Finalmente, el carácter español de la compañía se hizo tan intenso que, como quiera que el castellano era el idioma "oficial" de sus miembros, la 9ème compagnie de combat du RMT pasó a ser conocida por todo el Regimiento, usando nuestro idioma, simplemente como "La Nueve".

Siguiendo la costumbre francesa de "bautizar" a todos los vehículos, los españoles de La Nueve darán a sus half-tracks los nombres de las batallas de la guerra civil: Teruel, Ebro, Brunete, Madrid, Belchite, Guadalajara... También otros tópicamente evocadores como Don Quijote, o España Cañí. Y otros franceses como Résistence, Libération, Nous Voilà, les Pingouins. Faltaba el nombre del half-track de mando. Después de pensar en varias opciones, Dronne obtuvo el consenso: puesto que consideraba que sus hombres "parecían una banda de cosacos" ningún nombre mejor, para llamar al semioruga que "Les Cosaques". Todos esos nombres quedarán indisolublemente unidos a la leyenda de La Nueve.

París se sublevó el mismo día de la liberación de Fix, el 19 de agosto. El jefe de la resistencia de la ciudad, coronel Henri Rol-Tanguy, dio la orden:“Aux armes, citoyens”, y la lucha se generalizó por toda la ciudad. Entre los combatientes había 4.000 españoles, de los que algunos murieron en la liberación de Paris, como José Barón, cuando atacaba a los alemanes en la plaza de la Concordia.

El General Leclerc, que comandaba la Segunda División Blindada bajo las órdenes del general Bradley, urgió al manso a acudir en socorro de París, pero los aliados dudaban porque su objetivo era el ataque inmediato a las fronteras alemanas para acorralar a Hitler.

Sin esperar respuesta, el 21 de agosto, Leclerc envió un destacamento hacia París, obligando a los americanos a decidirse. El dia 24 entraban en París por la Porte de L’Étoile, entre aclamaciones, abrazos y miles de parisinos, 120 hombres y 22 blindados, la 9ª Compañía, la de “los españoles”, que era la vanguardia del general Leclerc al que venían acompañando desde los campos de batalla africanos.

Los españoles tomaron el ayuntamiento, el Hotel-de-Ville, donde se instaló el Consejo Nacional de la Resistencia y quedó al mando de los hombres que lo defendían el teniente español Amado Granell. Participaron también decisivamente en el ataque al Cuartel General de la Gestapo, instalado en el Hotel Majestic. Uno de los españoles, Pacheco, fue el primero en ocuparlo con sus hombres e hizo, él mismo, doce prisioneros. Dos días después entraba en Paris el general Charles de Gaulle con los miembros del Comité Nacional de Liberación. Le escoltaban por los Campos Elíseos carros blindados tripulados por españoles.

La decidida participación de los españoles en la liberación de Francia trocó el recelo inical de los franceses respecto a los “indeseables” que en el 39 les habían invadido el país por una abierta simpatia y solidaridad con ellos. En decreto del 15 de marzo de 1945 se concedía el estatuto de refugiado político a todos los que habían tenido que huír de la España Franquista.

Al día siguiente de la liberación, los diarios no hicieron referencia alguna a los españoles. El blindado Guadalajara fue rebautizado Dromilly y en las crónicas el oficial español Amado Granel, sustituido por Dronne.
Tras la Liberación de París la guerra prosiguió. La Nueve volvió al frente. El día 12 de septiembre los españoles obtuvieron un señalado éxito cuando hicieron prisioneros a 300 soldados alemanes al tomar la ciudad de Andelot. El 15 cruzaron el río Mosela y establecieron una cabeza de puente tras las líneas alemanas, donde tuvieron un enfrentamiento con heridos en Châtel-sur-Moselle.

El 26 de septiembre el mando militar reconoció la importancia de esta división, y De Gaulle en persona repartió las principales condecoraciones en la ciudad de Nancy. La Medalla Militar y la Croix de Guerre fueron entregadas al líder francés Raymond Dronne, al subteniente canario Miguel Campos, al sargento catalán Fermín Pujol y al cabo gallego Cariño López.

La batalla por la recuperación de Alsacia comenzó en noviembre; allí los alemanes destruyeron un tanque español de un proyectil donde iba el alférez Federico Moreno, por suerte no hubo bajas. El 23 de noviembre la 9ª Compañía española tomó la capital alsaciana de Estrasburgo.

Cuando la 9ª Compañía cruzó el río Rin y se internó en suelo alemán, los españoles quedaron estancados por el frío invierno de -22ºC en el camino boscoso hacia Múnich. A lo largo de ese tiempo sufrieron unas 50 bajas por congelación y las bombas. Cuando se acabó el invierno la 9ª Compañía se puso en marcha de nuevo. La actuación más importante en esta etapa de la 9ª Compañía fue el 5 de mayo de 1945 al participar en la toma del Nido del Águila, el refugio final de Hitler en Berchtesgaden.

El pasado 24 de febrero, en París, por fin les llegó el reconocimiento oficial. "Más vale tarde que nunca", se contentaba Rafael Gómez, andaluz que entró en París con el Guernica. Su compañero Luis Royo Ibáñez, originario de Barcelona, llevaba el Madrid, que se averió y tuvo que cambiarle la oruga a las puertas de la ciudad: "Los republicanos españoles no habían sido reconocidos como liberadores hasta ahora", afirmaba. El tercer superviviente, Manuel Fernández, un asturiano que entró en camilla en la capital tras ser gravemente herido a causa de un plato de cordero con judías ofrecido por una francesa, rememoraba: "Hacía mucho tiempo que no comía algo tan bueno, me olvidé de la ametralladora, y cuando fui a recuperarla recibí un cañonazo".

Los tres combatientes, que formaron parte de la escolta de protección del General De Gaulle en su entrada triunfal en los Campos Elíseos de París, fueron tratados como “héroes” en la ceremonia organizada por la teniente de alcalde Anne Hidalgo, nieta de un republicano español y artífice del homenaje.
Sin ella, y sin el trabajo realizado por Evelyn Mesquida, autora del libro "La Nueve, los españoles que liberaron París", seguramente no se habría rescatado la memoria de los soldados capitaneados por Raymond Dronne, el único francés de la compañía.

El concejal de Relaciones Internacionales, Pierre Schapira, evocó el "infinito reconocimiento" de París para con los combatientes españoles de la IX compañía de la II División blindada del ejército del general Leclerc.
Glosó su compromiso, su valor y su generosidad, así como la determinación y el altruismo "que encarnan y representan", al citar "la deuda eterna" de París para con ellos, que "son y serán siempre nuestros héroes".

"Dronne nos decía que éramos diferentes de otros combatientes porque nosotros no luchábamos por una bandera, sino por un ideal", explica Fernández.

"Estábamos muy bien vistos por la población. A mí me acogió una familia francesa que me cuidó como a un hijo. Los que se olvidaron de nosotros fueron los otros", dice Fernández en alusión a las autoridades. El asturiano advierte de que los españoles no fueron los únicos que no salieron en la foto: "También olvidaron a los africanos, los polacos y los belgas".

Las siguientes fotos son del homenaje del día 24 en París, pertenecientes a Evelyn Mesquida, gracias a Sonia de Librairie Espagnole Et Cie:
De izquierda a derecha: Rafael Gómez, Luis Royo, Evelyn Mesquida y Manuel Fernández
Quede aquí mi reconocimiento a aquellos que, como dice Sonia en su blog Librairie Espagnole et Cie "llevaban con orgullo la bandera republicana en la solapa del uniforme del Ejército francés, tenían fama de aguerridos e indisciplinados, y cantaban Ay Carmela para darse coraje antes de entrar en la batalla."

Fuentes y más información: Wikipedia, La Nueve memoria y recreación de la 9ª compañía del Regimiento de Marcha del Chad, Librairie Espagnole et Cie, Segunda Guerra Mundial, El Exilio Español; J. Martin Casas y P. Carvajal Urquijo (Ed. Planeta).
Información sobre el libro de Evelyn Mesquida "La Nueve, los españoles que liberaron París": Segunda Guerra Mundial

"Sin ideales sería inexplicable la evolución humana". - José Ingenieros

votar

34 Comentarios: (+añadir comentario?)

Katy dijo...

Hola Nikkita, desconocia mucho de esta historia, pero si sabia que
Cuando la 9ª Compañía cruzó el río Rin y se internó en suelo alemán, los españoles quedaron estancados por el frío invierno de -22ºC en el camino boscoso hacia Múnich.
Me encanta esto que dijo Dronne
"nosotros no luchábamos por una bandera, sino por un ideal".
Y cuantos héroes anónimos que se quedaron por el camino. Estos supervivientes al menos dan testominio.
Besos

Cayetano dijo...

Aunque algo tarde por parte de los vecinos galos, se hizo justicia y reconocimiento de un grupo de valientes españoles que ayudaron decisivamente a liberar París de las fuerzas nazis de ocupación. El reconocimiento sin embargo deja mucho que desear en la filmografía sobre la guerra, donde los héroes siempre son los americanos. Hay que hacer memoria.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Se suele decir que más vale tarde que nunca, pero en este caso ya casi es demasiado tarde, aunque para estos 3 supervivientes habrá sido toda una experiencia.

Nikkita dijo...

Hola Katy, la Nueve tiene mucha historia, tendríamos para unas cuantas entradas.
Demasiados héroes anónimos quedaron atrás, y desgraciadamente salen a la luz cuando ya es tarde para ellos.
Buen fin de semana. Besos.

Nikkita dijo...

Cayetano, estoy totalmente de acuerdo contigo. El reconocimiento llega ahora, pero la filmografía existente los ignora por completo. Hay documentales, pero en las películas solo son americanos... Esperemos que algún día alguien de el primer paso...
Un saludo

Nikkita dijo...

Jose Luis, cierto, para estos tres supervivientes sirve lo de "más vale tarde que nunca", pero para todos los demás, no ha llegado a tiempo.
Buen fin de semana.

La Mujer D dijo...

Buff! sin duda, "La deuda eterna". Eterna porque se haga lo que se haga...jamás podría nadie "compensarles" de ninguna manera.

Un besazo, de nuevo gracias, como siempre. :)

Rudy Spillman dijo...

Interesante historia, Nikkita, no sólo por la tardanza en el reconocimiento. Es una situación que se viene repitiendo mucho en la historia aunque no todos los casos desemboquen en el mismo tema. Recordemos el famoso caso Dreyfuss, que fue denigrado públicamente y al que luego debieron restituir todos sus honores.
Besos y que estés bien, mi querida amiga.

Nikkita dijo...

Mujer D, lamentablemente así es, a estas alturas ya nadie les puede compensar.
Gracias a ti :)). Besazos grandes.
Buen finde

Nikkita dijo...

Querido Rudy, no se si es un consuelo, pero al menos, aunque sea tarde y lento, se van reconociendo.
Espero que estes bien, tambien :).
Buen fin de semana. Besos.

ANRAFERA dijo...

...siempre biene bien un reconocimiento, a la labor que se ha desarrollado...aunque sea tarde¡ Estupenda entrada y muy bueno el video. Sigo aprendiendo con tus maravillosas entradas. Cordiales saludos.

Madame Minuet dijo...

Que duro es, despues de empeñar hasta la vida en una causa, recibir por recompensa la ingratitud, y ver negado hasta el derecho a salir en la foto. pero reconocidos o no, ahi quedan los hechos, y el modo en que fue cambiando la opinion de la gente.

Me encantan los nombres de los vehiculos, madame. Lo de España cañí y Nous voilà resulta muy propio, jiji.

Feliz fin de semana

Bisous

Nikkita dijo...

Ramon, me alegro que te gusten las entradas :).
buen fin de semana. Cordiales saludos.

Nikkita dijo...

Madame, cierto que quedan los hechos, pero un reconocimiento por lo mucho que hicieron tampoco está de más....
Los nombres de los vehículos son muy peculiares :)).
Feliz fin de semana.
Besos.

macgo dijo...

República, maravillosa palabra que invluso hace olvidar los recelos entre franceses y españoles como cuentas en una parte de tu relato. Conocía esta historia desde hace mucho pero no deja de gustarme volver a leerla escrita por ti.
Buen fin de semana aunque ventoso.

Nikkita dijo...

macgo, gracias!!, con el homenaje que les hicieron esta semana no podía dejar de ponerla :).
Buen fin de semana, ventoso y parece que lluvioso :(

Miguel Angel dijo...

Conocia esta historia pero me he emocionado al recordarla de nuevo pero esta vez con más detalles.
Da un poco de rabia ver que el reconocimiento llega tan tarde y a tan pocos. De todas maneras creo que el mejor premio es que se conozca la historia.

Nikkita dijo...

Hola Miguel Angel,
no se si es el mejor premio, porque si llega demasiado tarde, pero si es de justicia.
Buen fin de semana.

Bcn_oscar1 dijo...

Me encnatan cuando nos narras las batallas o los hechos, lo haces de maravilla.

Muchas escenas de la liberación de paris, las he vivido en los videojuegos... reproducidas bastante bien

Javier Sanz dijo...

Cuando abandonaron Marruecos, para dirigirse a Inglaterra y participar en la recuperación de Francia, obligaron a "blanquear" sus tropas, dejando en tierra a los tiradores senegaleses que le habían acompañado desde sus comienzos en el Chad.
Imposición americana.

Un saludo

Nikkita dijo...

Oscar, seguro que en los videojuegos no son españoles los héroes.... ;).
Besos

Nikkita dijo...

Javier, gracias por la aportación!, los americanos dirigían la batuta....
En el texto lo dice Manuel Fernández, que tampoco se reconoció a los africanos, los polacos y los belgas.
Un saludo

meg dijo...

Aunque creo que fueron los primeros en entrar en el París liberado, lo cierto es los franceses tardaron mucho en reconocerles sus méritos y su apoyo. Lo lamentable es que muchos hayan muerto sin recibir ese homenaje tardío.

Estupenda entrada, Nikkita. Y buenas fotos. Un beso y feliz finde.

Sonieta ladeloslibros dijo...

Muy buen articulo . Gracias por compartir nuestra emoción acerca de esos hombres que merced a tu articulo ya dejan de ser sombras para entrar en la Historia.

Marga dijo...

Hola amiga! Más vale tarde que nunca pero es triste que semejante historia no obtuviera su homenaje hace mucho.
Españoles que lucharon contra la barbarie, que fueron punta de lanza en hechos tan importantes merecerían ser conocidos y reconocidos por todos.
Gracias por rescatarlos para los que no sabíamos de su existencia.
Incluso me ha llenado de orgullo encontrar entre los supervivientes un paisano astur.
UN besazo y buen fin de semana!.
Marga.

Nikkita dijo...

Gracias meg!, las fotos son gracias a Sonia.
Feliz finde. Besos

Nikkita dijo...

Sonieta, gracias a ti! :)). Si dejan de ser sombras, al menos un poco por estas entradas, me doy por satisfecha ;).
Besos

Nikkita dijo...

Hola MArga!, ya te buacaré más paisanos para rescatarlos del olvido :).
Buen fin de semana. Un besazo, guapa!.

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

Aunque todos merecen el reconocimiento, algunos, por muertos, o por olvidados merecen nuestro mismo respeto. Vaya por ellos también. Por todo lo que lucharon todos lo merecen, y por mi parte solo queda añadir ¡viva la república¡ aunque se que tu espacio no es para reivindicar opciones políticas, asi que te pido disculpas de antemano, porque viene muy propio al post.

Muchos besos

Nikkita dijo...

Felix, efectivamente, muertos, olvidados o no, todos merecen el mismo respeto y el mismo reconocimiento, aunque les llegue a algunos demasiado tarde.
Las disculpas sobran :).
Muchos besos.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Después de luchar tanto y tan duro creo que todos se merecen un buen homenaje, al fin termino todo ese dolor, la retirada y luego a casa, honor, bandera o simplemente el corazón de cada uno de ellos.
Besos y gracias una vez más por tan buena entrada.

Nikkita dijo...

Higorca, cierto, todos se merecen el homenaje y el reconocimiento. El dolor no se si en realidad alguna vez termina.
Gracias de nuevo por pasar siempre por aqui.
Besos.

Josep dijo...

En el 93 fui a enterrar a mi tío abuelo Manuel Melero cerca de Rieux, de quien sabíamos pocos detalles de su vida, que estuvo 8 años haciendo la guerra, que al terminar ésta estuvo el resto de su vida en un pequeño pueblecito del Doubs, soltero y muy humilde.

Tuve que recoger sus papeles y el álbum de fotos que había dejado para su hermana, mi abuela, con los retales de lo que fue su vida.

Descubrí, sin conocer la historia entonces -los españoles ignoramos nuestra historia-, que había estado con Leclerc en Bir Hakeim, donde recibió una mención al valor, que tenía otra mención obtenida durante la liberación de Alsacia, y que ahora que conozco todos estos hechos con bastantes detalles, lamento profundamente no poder hablar con él.

Ahora tengo muchas lagunas: ¿estuvo con la 9ème en la liberación de PAris? ¿Cuál fue el periplo de Manuel Melero Núñez, cuyos restos despidieron tres "ancients combattants" enarbolando una bandera francesa y cantando un himno irreconocible para mí entonces, mientras yo lloraba a moco tendido junto a mis tías, que me acompañaron?

¿Cuáles eran los nombres de los legionarios de Leclerc que desembarcaron y entraron en Paris?

Sus restos están en el cementerio de Mazières, en cuya lápida él mismo hizo grabar "Manuel, un ancien combattant"

Si sabéis algo, escribidme; dadme esos nombres. Hasta pronto

Josep

Nikkita dijo...

Hola Josep, muchas gracias por la información.

No tengo email al que escribirte así que te dejo aquí la información.

Para averiguar datos relativos a la Nueve, puedes empezar por estos enlaces que te dejo, dónde es muy probable que alguien te pueda ayudar:

Comienza por este grupo dedicado a La nueve: http://www.lanueve.net/inicio.php

Este es un grupo sobre la 2ª div. blind. de Leclerc: http://www.marechal-leclerc.fr.st/

Y este es un foro sobre la 2ª guerra mundial, en el que puede que alguien tenga más información: http://sgm.casposidad.com/foro/index.php?sid=3fbb74cead34d68b255e8609edcfc19d

Un saludo.

Related Posts with Thumbnails