Testimonios: castigar y ejecutar, y solidaridad en los campos.

Cargando..

Cuatro testimonios sobre los castigos y ejecuciones en los campos y tres relativos a la solidaridad de los presos de los campos de concentración.

Castigar y ejecutar:

Jacint Carrió:
"Hacía dos días que habíamos llegado a Gusen. A oscuras me llevaron, con otro, a las duchas. Después de un año de reclusión en Mauthausen, mi estado físico era ya muy precario. Otra desinfección, pensé. Entramos un grupo de veinticinco en un ala donde había una piscina con unos 30 centímetros de agua. Nos hicieron echar a todos, de bruces, dentro del agua. Era preciso aguantar. Si te levantabas, te clavaban una coz; si alzabas la cabeza, también. Fueron y vinieron un montón de garrotazos hasta que, a los diez minutos, nos echaron fuera. No salimos todos vivos. Detrás de nosotros esperaba el siguiente grupo: más cuerpos para el exterminio rápido y selectivo. Eran las duchas de la muerte."

Mariano Constante:
"Nos tuvieron dos días sin comer, encerrados en nuestra barraca. Después nos castigaron a realizar ejercicios militares: marchar, correr, echarse al suelo, escalar [...]. Cada uno marcaba el paso como le parecía, y el paso de marcha nadie lo hacía bien".

Alfonsina Bueno Ester:
"Pasada la visita médica y transformada en un ser sin categoría ni nombre, solo un número como se puede ser tantas piedras o peor para los nazis, tantos montones de mierda, me llevaron a la revier (enfermería), junto con otras cuatro deportadas; una enfermera rusa fue obligada a inyectarnos en la vagina, o mejor dicho, en el cuello del útero, un líquido que ni ella seguramente sabia lo que era. Lo que yo si sé, es que al salir de la maldita enfermería entre mis piernas caían unas gotas amarillas que al mismo tiempo iban quemando la piel. Es de esto de lo que tuvieron que operarme, y a causa de eso es por lo que estoy sin poder salir a la calle. Desde entonces estuve siempre enferma, muchas veces grave.
De vuelta al block, enferma o no, tenía que trabajar 12 horas de noche en la fábrica Siemens, que estaba cerca del campo. ¡Menudos negocios se traían esta firma y los SS! [...]."

Constanza Martínez Prieto:
"Quiero relatar una pequeña anécdota que me ocurrió a mi. Puede decirse que debo la vida a un par de gafas. En efecto, yo estoy obligada a llevarlas desde mi infancia. Pues bien, al día siguiente de mi llegada a Leipzig, una de las varillas de éstas se rompió. La oficiala SS dijo que ella me las haría arreglar, pero lo cierto fue que no las volví a recuperar. Inútil decir que los primeros días los pasé fatal, pero algún tiempo después me alegré profundamente, ya que en uno de los Appell, el comandante del campo hizo salir de las filas a todas las mujeres que llevaban gafas y a todas se las llevaron a Ravensbrück. Parece ser que se había descubierto un sabotaje y que lo achacaron a falta de visión, y a todas las que llevaban gafas las dieron por inútiles. Insigne aberración, una más, de los métodos fascistas. Yo, que no las llevaba, hacía mi trabajo a bulto; primero porque lo hacía forzada y, segundo, porque, como se suele decir, no veía tres en un burro.
Mi trabajo consistía en controlar la rosca donde iba el fulminante en las fundas para obuses de la DCA. Yo vigilaba cuando alguna oficiala pasaba por allí. Resultado: un día vino un jefazo a controlar lo que yo "controlaba" y resultó una verdadera catástrofe. El carro que ya tenía casi lleno de fundas.... éstas eran todas defectuosas [...]."

Solidaridad:

Lise London:
"A finales de verano un bebé nace en el campo, una niña rubia y rosadita cuya madre ha llegado en la última remesa de judías y ha conseguido ocultar su embarazo hasta el último momento. En la enfermería no hay cunas, y se instala al bebé en una caja de margarina. Las francesas están emocionadas y apadrinan también a esta recién nacida. Con los pocos medios de que disponemos, deshaciendo unas camisas, le hacemos pañales, trajecitos y patucos: ¡qué bebé tan guapo!. Buscamos mil excusas para subir a la enfermería y poder verla."

Carta a José Borras:
"[...] Yo te llamo estimado y amigo porque lo demostraste cuando yo tenía necesidad de ello, de la misma manera que lo hiciste con tantos otros. Yo tenía las piernas hinchadas por la hidropisia y cuando me diste las pastillas me dijiste que durmiese con las piernas hacia arriba para facilitar la evacuación del agua. Después de esto, se creó a mi alrededor una cadena de solidaridad que nos permitió junto a muchos otros salir vivos de aquel infierno."

Pierre Saint-Macaray (hablando de los españoles):
El 26 de agosto de 1.940, José Marfil Escalona fue el primero de entre ellos (los republicanos) en sucumbir. Al final de la jornada se reunieron e hicieron un minuto de silencio. Gesto de humanidad, testimonio de respeto, acción colectiva: con ello sorprendía a los SS pero también animaban sus iras. Un paso sin mañana, pero la línea había quedao trazada: luchar.
Entonces, lucharon. No pudieron evitar la cantera (el infierno del infierno), ni las galerías subterráneas de Gusen, pero se esforzaron en aprender el alemán, haciendo valer sus competencias para convertirse en albañil antes que en peón, barbero antes que peón, fotógrafo o sastre antes que bestia de carga tirando de las vagonetas, conquistaron algunos lugares y, de acuerdo con las otras nacionalidades, jugaron el terrible juego del mal menor salvando así una minoría. Aguantaron firmes hasta la llegada, en 1943-1944, de otros combatientes de la libertad, antiguos brigadistas internacionales, antifascistas, resistentes antinazis y patriotas de toda Europa. Participaron en la creación y en la consolidación del contrapoder clandestino, dirigido contra las SS y sus agentes. En el mismo centro del dispositivo internacional, salvaguardaron todo cuanto era posible, a poco que fuese.

Llegados socialistas, comunistas, trotsquistas, anarquistas o apolíticos, hicieron causa común y, en 1944, los supervivientes tenían todos el mismo perfil. Endurecido en sus cuerpos, discretos hasta el misterio, vigilantes hasta la obsesión, obstinados hasta la tozudez, avaros de palabras, pero prontos a la acción, tenían lugares clave, en la Schreibstube y en la misma Politische Abteilung. Implacables, habían eliminado a los traidores y a los espías. Consiguiendo ir más allá de las rencillas del pasado y de las amarguras de un abandono tan largo, habían acogido y ayudado a los que, después que ellos, habían llevado el mismo combate. Estuvieron, en mayo de 1945, en la primera fila del grupo militar internacional, embrionario pero resuelto, que mantuvo a las SS a distancia y recibió, de igual a igual, a las fuerzas aliadas.".

Fuente: Los campos de concentración nazis; Rosa Torán (Ed. Península).
"Cada guerra es una destrucción del espíritu humano." - Henry Miller

votar

37 Comentarios: (+añadir comentario?)

Katy dijo...

Hola Nikkita, más barbaridades y testimonios, lo que me da en pensar que los españoles a pesar de la dureza y sufrimiento al menos salieron con vida la mayoría y han podido contar lo que han visto y vivido. Por otra parte creo que la crueldad y el sadismo no tiene ideas políticas ni fronteras. Es el bestialismo y la brutalidad en estado puro.
Esta gente torturadura, cruel, gozaba con el sufriento humano infringiendo tanto dolor.
Lo más grave es que esta sinrazón ocurrío en pleno Siglo XX,

Cayetano dijo...

Resulta gratamente reconfortante saber que hubo gente que, a pesar de todas las penalidades que soportaron, todavía tenían un pedacito de corazón para compartir con los más infelices.
Lo de la inyección de un sospechoso líquido amarillo en la vulva era otro de los muchos experimentos que hacían con los presos, considerados como cobayas humanas.
Saludos.

La Dame Masquée dijo...

Que lastima esa niña, pobrecita, en qué lugar fue a venir al mundo. Que triste que fuera eso lo que viera apenas abrir los ojos.

Y me ha horrorizado el relato de Alfonsina. Se sabe qué liquido les inyectaban, madame, y para qué era el experimento? De todos modos, sea lo que fuera esta claro que dejó unas secuelas para toda la vida, y muy graves.

Feliz dia, madame

Bisous

Elisa dijo...

Hola Nikkita,
Detesto eso de los "ejercicios militares" y la sola idea de esas mujeres pariendo en cautiverio.
Saludos
Elisa, Argentina

Nikkita dijo...

Hola Katy, cierto que lo peor es que haya ocurrido en el siglo XX. De los españoles, no salió con vida la mayoría, salieron con vida unos 2.500 aprox, de más de 10.000...
Besos.

Nikkita dijo...

Cayetano, en todas circunstancias creo que siempre hay alguien que tiene más corazón que los demás...
El líquido, era uno mas de los experimentos ginecológicos que hacían. Efectivamente eran cobayas humanas.
Saludos.

Nikkita dijo...

Madame, al menos la niña pudo nacer...
Los experimentos con mujeres eran principalmente ginecológicos, y sobre todo, se experimentaba con los presos sobre esterilización. No sé qué le inyectaron a Alfonsina, pero se especula que ese tipo de inyecciones contenían iodina y nitrato de plata, que tenían efectos secundarios como sangramiento vaginal, dolor abdominal severo y cancer cervical...
Feliz dia, madame.
Besos.

Nikkita dijo...

Hola Elisa, en aquel momento, si conseguían parir sin que los alemanes se dieran cuanta eran privilegiadas. si se daban cuenta, ya era otro tema...
Saludos.

macgo dijo...

Se me viene a la cabeza que los mismos que juzgaron y condenaron las atrocidades de los nazis las cometieron años después en Vietnam, Corea, Afganistán, Irak (Abu Graid)... aparte de otras cosideraciones como el asilo que ofrecieron a muchos de ellos a cambio de sus conocimientos técnicos y científicos, etc... Deleznable

Nikkita dijo...

Miguel, llevas toda la razón, y deleznable incluso se queda corto.... ya lo dije hace unos días en otra entrada, para mi, no se salva ninguno, ni vencedores ni vencidos. Todos aportaron su parcela de horror.
Besos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

unas historias muy humanas en una condiciones muy inhumanas.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Querida amiga, cada vez que paso por estas páginas mi corazón se encoge, al mismo tiempo me apasiona y sigo aprendiendo, empapándome de tanto dolor, pensando siempre ¿porqué? ¿porqué las mentes son tan "retorcidas" que solamente disfrutan con el dolor? Te das cuenta amiga mía cuando me pregunto ¿Donde está Dios? Tú crees que Él puede desear todo eso?
Si te pasas por mi blog tienes un pequeño regalo ¡cógelo! Es poco pero te lo mereces.
Besos

Nikkita dijo...

Así es Jose Luis, unos ejemplos más de la sinrazón.
Saludos

Nikkita dijo...

Higorca, no te puedo responder a esas preguntas, y mis reflexiones personales, casi que en este caso prefiero guardarmelas para mi.
Pase por tu blog, y de pequeño nada... es bien grande, como tu.
Besos.

Robert A. Larrainzar dijo...

Hola, Nikkita. Vos no me conoceis. Soy Bogus Bogus, el cocinero del amo del castillo infernal de los mil demonios y que además nunca nos incrementa el salario...
Bueno, me envía para comunicaros que a vuestras disposición hay tres premios que debereis recoger entrando en su tétrico blog.
Me marcho antes de que se le ocurra a vos echarme en cara el haberme cargado al perezoso.

Nikkita dijo...

Bogus Bogus, lamento decirte que no eres para nada bienvenido, el maltrato animal está penado en esta, mi casa, y pagarás por ello. Y a tu amo ahora voy yo al tétrico blog a decirle que es un cobarde por enviarte a ti, a la vez que me traigo los premios a la santa paciencia.

Bcn_oscar1 dijo...

Normalmente siempre comento el articulo, y sobre los sentimientos que los hechos provocan en mi. Hoy quiero destacar la gran labor que haces, de divulgación histórica a través de tu blog, una puerta al mundo...

Mi hermana y sus amigas se han servido de tu blog para entender mejor la guerra, y cada vez que tengo al ocasión, lo tengo en la boca... Y te aseguro que el titulo, por si solo ya impresiona, Holocausto en español, podría ser muy ambiguo, la gente me mira raro y después de una ligera explicación, mas deberías visitarlo... sonríen y suspiran. No podías haber elegido mejor titulo!

Nikkita dijo...

Ay Osquitar, sé que hablas, y muy bien, del blog, y no tengo palabras suficientes para agradecértelo.
Nunca me imaginé que con este blog me cruzaria con gente tan magnífica como tu. Solo por vosotros ha merecido la pena :).
Besos.

meg dijo...

Nikkita ¿cómo que ha merecido la pena?. Y la seguirá mereciendo, ¿no?.

En cada entrada que cuelgas cuelgas también el sufrimiento, el arrojo y la valentía de aquellos prisioneros deshumanizados y aplastados. Vale la pena recordarlos constantemente. Y en cuanto a esa niña, espero que se liberara el campo en poco tiempo, para que nunca recuerde el infierno en que nació. Besos.

ANRAFERA dijo...

...siempre hay corazones, que pese a sus sufrimientos, ofrecen lo que tienen a los demás. Estupenda entrada la que no expones...como siempre¡.Cordiales saludos
P.D: pasaté por mi blog, tienes un regalo.

Nikkita dijo...

Hola meg, jajaja, si de momento si ;), es una forma de hablar.
La verdad es que no sé si la niña sobrevivió o no.
Besos.

Nikkita dijo...

Ramon, afortunadamente para todos, siempre hay alguien así.

Ya pasé por tu blog, gracias!!
Cordiales saludos.

unwakeable dijo...

Cuanta atrocidad impune!!
Te felicito por el blog.
Un saludo

J.C. dijo...

Es triste tanta crueldad pero grato saber que con tantas atrocidades habian corazones dando un pedacito de si :) saludos Nikkita un abrazo!

Marga dijo...

Testimonios desgarradores, en los que se demuestra la grandeza del ser humano ya que ante situaciones tan horribles y extremas mucha gente dio lo poco que tenía, su esperanza, sus ganas de sobrevivir y de ayudar a hacerlo al resto. No me imagino viviendo algo asi, ni si podria soportarlo. Todos ellos son heroes ante la barbarie de los monstruos a los que me niego reconocer como humanos y tampoco como animales (que no serían capaces de comportarse asi).
Un besazo amiga!!
Marga.

Nikkita dijo...

Unwakeable, gracias por la visita y por tus palabras.
Un saludo

Nikkita dijo...

J.C. efectivamente siempre hay alguien con corazón, sea la situación que sea :).
Un abrazo.

Nikkita dijo...

Marga, ciertamente, no son animales, porque no tienen nobleza, y es muy difícil reconocer que sean humanos, porque entonces cualquiera de nosotros podria llevar ese monstruo dentro.
Un besazo gordo, gordo :)

Basurero Usurero dijo...

Eso me recuerda a la solidaridad del padre De las Casas cuando sus compatriotas destrozaban cráneos de indígenas. Suerte.

AFRICA EM POESIA dijo...

NIKKITA




50.000 Visitas
obrigada ,,,
deixo um beijinho



ACONCHEGO




Poesia...
Tantas vezes...
Tão pequenina...
E que tanto...
Encerra...

...

Hoje...

...

Sem nada escrever...
Apenas a pensar...
Sinto que...
Apenas a poesia...
É o meu aconchego...

LILI LARANJO

AFRICA EM POESIA dijo...

Mi amiga


50.000 visitas
Gracias por estar conmigo
Deja un beso



Aconchego




Poesía ...
Así que muchas veces ...
Tan pequeña ...
Y tanto ...
Cierra ...

...

Hoy ...

...

No hay nada que escribir ...
Pensando ...
Siento que ...
Sólo la poesía ...
Es mi consuelo ...

LILI LARANJO

Nikkita dijo...

Basurero Usurero, gracias por la visita y tu aportación.
Suerte a ti tambien.

Nikkita dijo...

Lili, obrigada, por la visita, por tu poema, y por la traducción :).
Buen fin de semana.

Rudy Spillman dijo...

Nikkita, el alternativo relato de estas historias estimula el amor, la empatía y confianza en el ser humano. Me emocionó en especial la del nacimiento de la criatura.
Parece que no hubiera forma de evitar que convivan el bien y el mal, como parte de la idiosincrasia humana.
Tus historias, amén de informar, siempre entristecen, alegran y guardan un especial lugar a la reflexión.
Besos, querida amiga.

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

Excelente artículo de testimonios, como no podía ser de otra manera. No deja de sorprender esa valentía, ese espiritú, ese trabajar en las canteras sin energías para ello, correr, tumbarse..., y pese a todo aguantaban con coraje. Curiosamente, anécotas como la de Constanza le salvó de problemas, pero claro, es que la pobre no veia nada. Las fotos son magníficas, dentro de lo que es la barbarie del genocidio.

Muchos besos

Nikkita dijo...

Rudy, querido, es difícil que estas historias dejen a nadie indiferente, y todas aquellas que tienen niños por medio, son especialmente emotivas.
Muchas gracias por tus palabras.
Besos.

Nikkita dijo...

Felix, era resistir o morir... el coraje salia de donde no había, si hacia falta...
Gracias!.
Muchos besos.

Related Posts with Thumbnails