Amado Granell Mesado, el valenciano que alcanzo Paris en su liberacion.

Cargando..

Amado Granell Mesado, fue el valenciano que abrió el desfile en los campos Elíseos el 26 de agosto de 1.944. El primero en alcanzar la capital francesa.

Nació en Burriana (Valencia) el 5 de noviembre de 1.898. En 1.921 se alistó en La Legión para ir a luchar al frente durante la Guerra de Marruecos, siendo licenciado en 1.922, y trabajando como dependiente de una tienda de lámparas en Valencia, hasta que conoció a su mujer, Aurora, y juntos abrieron una tienda de motos y bicicletas, hasta el estallido de la Guerra Civil.

Al comienzo de la Guerra Civil se alista en el bando republicano, siendo en 1.937 jefe del Regimiento Motorizado de Ametralladoras, en 1.938 jefe de la 49 Brigada Mixta, y al finalizar la guerra estando al mando de la 49 División del Ejército Republicano.

Tras la finalización de la Guerra Civil, el 29 de marzo de 1.939 embarca en Alicante en el mercante Stanbrook, llevándose con él su fusil ametrallador, en dirección a Orán, refugiándose en los Campos de las colonias francesas en el norte de África.

A finales de 1.942 se produce la invasión aliada de África del Norte, y Granell, en vanguardia, y los blindados conducidos por los españoles acompañan a las fuerzas estadounidenses desembarcadas cuando entran en Orán. Después, en Argel, se alista en los Corps Francs d'Afrique de la Francia Libre, embrión de la Columna Leclerc y del III Batallón de Marcha del Chad, integrada más tarde en la Segunda División Blindada.

En 1.943, en Marruecos, la columna del general Leclerc se transformó en la 2ª División blindada. La integraron dieciséis mil soldados, de los que unos tres mil eran españoles. En el seno de esta división un contingente de españoles formaron la llamada 9ª Compañía del tercer Batallón del Regimiento de Marcha del Chad, a cuyo frente estaba el capitán Dronne, a quien Leclerc asignó el mando porque además de hablar español era capaz de imponer su autoridad a unos hombres que, como él mismo señaló en su diario de marcha, “inspiraban temor a cualquiera y nadie quería tomar su mando”. Era una unidad de infantería motorizada con 148 hombres y 22 vehículos, tanques Sherman y semi-orugas. Los vehículos fueron bautizados con nombres como Brunete, Belchite, Madrid, Santander, Guernica, Guadalajara, Ebro,... También había españoles, aunque en menor proporción, en otras unidades del Tercer Batallón. Pero la más conocida era la Nueve. Todos llevaban banderas republicanas. El vehículo de Granell, recibió el nombre de “Los Cosacos”.

En abril de 1.944 la división se traslada a Inglaterra para participar en el Desembarco de Normandía. El Regimiento de Marcha del Chad navega en el buque inglés Franconía. La noche del 31 de julio al 1 de agosto de 1.944 pisa territorio francés en Utah Beach. El éxito del desembarco les permitió avanzar hacia el interior de Francia.

Mientras tanto, París luchaba por su libertad. Las acciones de la Resistencia se intensificaron durante el verano del 44. En agosto la Resistencia convoca a la ciudad a la insurrección, y se levantan las primeras barricadas. La ciudad se sublevó contra el invasor, y se vivía una situación de guerrilla urbana en la que grupos de resistentes atacaban destacamentos de tropas alemanas, muchos de ellos en retirada. A Finales de agosto, Choltitz, comandante en jefe designado por Hitler, recibe la orden de destruir París antes de abandonarla, pero la acción decidida de la Resistencia lo impidió (El papel desempeñado por los republicanos españoles aquí fue decisivo).

El alto mando aliado dirigido por Eisenhower, consciente de que la Resistencia dispone de municiones sólo para unos días, ordena el 24 de agosto que las tropas de la 2ª División Blindada partan hacia París. El general Leclerc lanza una avanzadilla, eligiendo para ello a la 9ª compañía, en la que se encontraba Granell, brazo derecho del capitán Dronne, que parte esa misma tarde con rumbo a París. En su avance sobre París la compañía se divide en dos, una comandada por Dronne y otra por Granell, y son los hombres de Granell los primeros en llegar a París.

Al caer la tarde los hombres de Granell se encontraban en las proximidades de París, y desde la puerta de Italia él mismo comunicó a sus superiores: “20.45 horas llegamos a París. Enviad refuerzos”. Se dirigieron hacia el Hotel de Ville, no sin dificultades por la exaltación de la multitud (Granell escribió: “Tuvimos que librarnos del afecto peligroso que el pueblo de París nos exteriorizaba”) y una vez en el ayuntamiento, transmitió el parte a sus superiores y se entrevistó con los dirigentes de la Resistencia. Esa misma noche Granell y sus hombres fueron entrevistados por Radio France. A la mañana siguiente el diario Libération abrió con la noticia de la liberación de París y con la foto de Granell, Rol-Tanguy y Bidault en el ayuntamiento de París, el titular: ¡ILS SONT ARRIVES¡. La noticia recorría Francia: París por fin liberada.

El 26 cuando el general De Gaulle entra en París, la sección que abría el desfile de la victoria por los Champs Elysées era la Nueve del teniente Granell. Los vehículos de los españoles ondeaban la bandera republicana y así lo hizo constar The New York Times el mismo día 26.

Amado Granell continúa luchando con su unidad durante toda la campaña francesa hasta traspasar la frontera alemana. Su ilusión era "lavarse las manos en el Rhin y después, a Madrid". El 5 de mayo de 1.945 la Nueve participa en la toma del Nido del Aguila, en Berchtesgaden.

El General Leclerc impuso al Teniente Amado Granell la medalla de la Legión de Honor con estas palabras: "Si es verdad que Napoleón creó la Legión de Honor para premiar a los bravos, nadie se la merece como usted". Más adelante, De Gaulle le ofreció el empleo de comandante si adoptaba la nacionalidad francesa, a lo que contestó: “Yo a España la quiero como a una madre y a Francia como a una novia”.

Terminada la II Guerra Mundial, Amado Granell trabajó como gerente de una agencia de noticias francesa (Ferbus), y comenzó a desarrollar contactos con diversas fuerzas políticas españolas en el exilio, incluidas las monárquicas, tratando de devolver a España su democracia, pues su trabajo le permitía realizar frecuentes viajes al Reino Unido, Suiza y Portugal. Tuvo un papel destacado como intermediario entre los monárquicos como José María Gil Robles y miembros del gobierno de la república, en una operación auspiciada por Inglaterra, EE.UU y Francia para favorecer la llegada de Don Juan de Borbón a la Jefatura del Estado. En aquella época Granell tuvo contactos con Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto, entre otros exiliados.

Siguió esta labor durante algún tiempo hasta que, en 1.948, Franco y el heredero dinástico a la corona española, se reunieron en el Azor y pactaron el restablecimiento futuro de la monarquía en la persona del Príncipe Juan Carlos. Aquello hundió moralmente a Granell. Don Juan y EEUU garantizaban, de esta manera, la continuidad de la dictadura franquista en España, por lo que el sueño de Granell se desvanecía.

En 1.950, Granell abrió un restaurante en París, al que puso por nombre “Los Amigos”, que se convirtió en un lugar emblemático de reunión de los republicanos españoles, durante su corta vida, poco más de un año.

A mediados de los años cincuenta regresa a España. Reside en Santander, Barcelona y Madrid, instalándose finalmente, en 1.969 con un pequeño negocio de electrodomésticos (Radio Colon) en Alicante, donde llevó una vida anónima con su última mujer, Lina (Marcelina Gaubeca).

El 12 de mayo de 1.972, dirigiéndose a Valencia, a negociar en el consulado francés el cobro de su pensión como oficial del ejército galo, falleció en un accidente de tráfico en las inmediaciones de Sueca, donde fue enterrado.

Fuentes: Aulamilitar.com, Espagne au Coeur, Nodo50.
"La libertad no tiene su valor en sí misma: hay que apreciarla por las cosas que con ella se consiguen."  - Ramiro de Maeztu

votar

40 Comentarios: (+añadir comentario?)

bLuEs dijo...

Es curiosa la forma en que una persona puede verse metida en sucesos que deciden el rumbo de la historia y luego terminar casi viviendo en el anonimato. Salvando las distancias y las comparaciones recuerda a algunos deportistas que después de la ocasión y la época de fama quedan semiolvidados.

Saludos

La Dame Masquée dijo...

Madame, que momento emocionante tuvo que ser el de la entrada en Paris.
Para recordar toda la vida como un tesoro. Algo asi no a todos les es dado vivir, aunque costó a cambio muchas penalidades. Por lo menos él vivió para ver un final feliz, y murio despues de una vida plena.

Madame, que bueno que haya vuelto usted! Espero que la este tratando bien el nuevo año.

Bisous

Katy dijo...

Hola Nikkita, bienvenida de regreso a tu trabajo de investigadora-redactora.
Leyendo todo lo que hizo Amado Granell Mesado a lo largo de su vida, me da la sensación que yo no he hecho nada en absoluto. Y lo que son las cosas del destino, expueso su vida a tantos peligros y cuando menos se lo espera encuentra la muerte de la manera más absurda. Encima sin conseguir tan siquirea su merecida pensión.
Uff que triste.
Un beso

Nikkita dijo...

Hola bLuEs,
No le quedó más remedio que vivir en el anonimato. La situación política en la que vivió no le daba más opciones.
Saludos

Nikkita dijo...

Madame, es cierto.... otro momento al que podriamos ir con la máquina del tiempo, jijiji.
Gracias por vuestro recibimiento, de momento no me quejo del nuevo año, gracias.
Besos

Nikkita dijo...

Querida Katy, gracias por tu bienvenida. Si es triste el final, no es el primero que tras salir vivo de muchas situaciones tremendas de aquella época murieron de la forma más absurda.
Un beso.

meg dijo...

Nikkita, la satisfaccion y la emoción de entrar los primeros en París sólo pudieron experimtentarla ellos. ¡Qué lástima que nadie la reflejó en ningún sitio!.

Y ¡qué lástima su muerte!. Porque no merecía desaparecer así, después de esa vida salteada de riesgos...

Estoy segura de que algún día encontrarás a alguno de estos supervivientes que podrá contarte en vivo y endirecto sus experiencias.

Nikkita dijo...

Hola meg, bueno reflejarse si se reflejó. En periódicos extranjeros salieron, y se hicieron muchas fotografías, pero aquí, se silenció y tardó muchos años en salir a la luz.
Un beso

Katy dijo...

Nikkita amiga no había visto el enlace a mi blog en el tuyo. Que sorpresa me acabo de llevar ahora que venido a ver tus comentarios publicados.
Gracias. Ha quedado superchulo. Es que tu eres una artista en esto del ordenador. Nada más había que ver esa maravillosa presentación que hiciste.
Más besos

Nikkita dijo...

Katy, Me alegro que te guste ;).
Mas besos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

El ferrolano se la metió doblá a Don Juan en el Azor...

Nikkita dijo...

Jajaja, más bien se la metió al cubo, Jose Luis.
Saludos

MJTH dijo...

Lucho contra la muerte en situaciones adversas y fue a morir en un acidente de trafico, son curiosidades que nos ofrece la vida. La historia de este señor es extremadamente importante, por tu escrito se puede apreciar la valentia y el honor del que era poseedor....Muchas veces pienso que si volvieramos a tener una guerra civil en España, !!!Por dios que no ocurra!!!! dudo mucho que hubiera hombres de la talla de este señor y de otros como el..

Un abrazo

la gata dijo...

Nikkita, ya de regreso, que bien...
No conocía la historia de este tocayo mío.
La de vueltas que dio por el mundo y lo intensa que es su historia, al igual que lo debió de ser su vida.
Un abrazo

Nikkita dijo...

MJTH, yo tambien espero que no ocurra!!!, pero nunca se sabe, prefiero creer que si existe gente como ellos.
Un abrazo

Nikkita dijo...

Hola gata!!, yo tambien me alegro de verte por aqui :). Poco a poco me iré poniendo al día con todos...
La verdad es que si tuvo una vida bastante intensa.
Un abrazo

Chesana dijo...

En ocasiones la vida es pura ironía... lo digo por lo que comentais sobre su absurda muerte.

Cuánta gente se jugó la vida por salvar a otros, y han permanecido en el conocimiento de muy pocos. El agradecimiento, cuando hay miedo, se convierte en olvido siempre.

Un fuerte abrazo y me alegro de tu vuelta "al trabajo".

macgo dijo...

Me alegra volver a leerte. Una historia emicionante para empezar el año. Sobre todo porque valora el papel de los REPUBLICANOS ESPAÑOLES como hombres con dignidad, valores, compromiso, valentía. Perdón, pero ¡VIVA LA REPÚBLICA!

Nikkita dijo...

Hola Ches, afortunadamente, no quedo en el olvido para siempre. Todas estas historias han ido y van saliendo a la luz poco a poco. Más vale tarde que nunca aunque a algunos ya no les sirva.
Un abrazo enorme.

Nikkita dijo...

macgo, ya estamos de vuelta. Suponia que esta historia para retomar te gustaria :). De perdón nada, eres libre de decir lo que quieras.
Besos

Cayetano dijo...

Fueron muchos los españoles, como el caso que nos traes aquí, que se sacrificaron por la libertad y contra la tiranía nazi en la Francia ocupada. Luego, en las películas, parece que los únicos libertadores fueron los americanos. Para los españoles hubo escaso reconocimiento internacional.
Un saludo.

Nikkita dijo...

Así es Cayetano, y "escaso" en muchas ocasiones es incluso generoso... Lo que es seguro es que en la liberación de París, los españoles tuvieron un papel mucho más relevante de lo que se cree, por falta de información.
Un saludo

Oscar dijo...

Como he echado de menos tus entradas...

Un hombre bravo que no tubo suerte al final de su vida.

Me atrevería a decir que sale en un juego de guerra de consola. lo verificare. en uno donde al final se libera Paris, creo que es Call Of Duty

Nikkita dijo...

Hola Oscar. Gracias!!. Conozco el juego, pero no los personajes, no sé si sale, ya me lo confirmarás :).
Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Querida Nikkita...

Apasionante la vida de este hombre que luchó al lado de los mejores. Me encantó su frase renunciando al puesto de Comandante "yo a Francia la quiero como una novia, a España, como mi mujer". Fue todo un personaje, sin duda. El tributo que le das se lo merece con creces.

Muchos besos.

Nikkita dijo...

Querido Félix, esa frase dice mucho de cómo era. Siempre fiel a sus ideas y lleno de esperanza. Se ganó a pulso luchar junto a los mejores.
Muchos besos

Katy dijo...

Querida amiga tienes unos mimos en mi blog para ti. Puedes recogerlo si te apetece en mi blog de Ciudadana del mundo: http://katy-ciudadanadelmundo.blogspot.com/2010/01/mis-primeras-caricias-del-ano.html
Va con mi cariño y admiración, pero con total libertad como siempre de postearlo. :)
Un abrazo y Felices Reyes

Nikkita dijo...

Querida Katy, con el mismo cariño y admiración voy a por él.
Felices Reyes. Muchos besos

Gil de Luna dijo...

Antes de nada muchas gracias por tus ánimos y comentarios, ya ha pasado el apuron y aunque sigo teniendo encargos, cosa genial, ya es sin prisas. Ahora a empezar a preparar la exposición que tengo en Abril.
Me ha gustado volver a leerte, echaba de menos tus historias, espero que tengas un buen año y que nos sigas regalando humanidad en tu blog.
Tu amiga y fiel seguidora:
Marga

Un besazo!

Nikkita dijo...

Hola Marga!!, me alegro que el achuchón haya pasado... ahora a por muchos más encargos y esa exposición!!!.
Espero tengas un gran año!. Gracias por pasar por aqui, es un placer tenerte.
Un besazo

ANRAFERA dijo...

Buen relato. Como todas las historias que nos pones. Gracias. Saludos.

Nikkita dijo...

Gracias Anrafera. Feliz noche.
Saludos

Elisa dijo...

Hola Nikkita,
Contenta de volver a tu blog, después de las fiestas y de preparar algunos cambios de apariencia en mi blog.
Todo un tema el de la II Guerra en París. Lo que uno percibe cuando viaja a esa ciudad es que por todas partes hay secuelas de este tema. La sensación que se siente es que no les alcanza con lamentarlo.
Es algo que se nota.
Saludos
Elisa

Nikkita dijo...

Hola Elisa, me alegro de tu vuelta!. Si se notan las secuelas, aunque como en todas partes, seguún avanzan las generaciones, cada vez se notan menos.
Un saludo

Clara dijo...

Nikkita,te has incorporado con fuerza...;Hoy vuelvo a la civilización,casi puedo ver a Amado Granell,desfilando por los campos Eliseos,aclamado y luchando toda su vida por una causa. Gracias,por este regalo de Reyes.
Un abrazo grande...

Nikkita dijo...

Hola Clara, me alegro que estes de vuelta. Gracias a ti por la visita!!!, la verdad es que el desfile debió ser digno de vivirlo.
Un abrazo enorme.

Robert A. Larrainzar dijo...

Gran biografía de un gran hombre. Lo triste es la forma en que se nos fue de este mundo. Esperemos que tenga de algún modo su merecida recompensa allí donde esté su alma ahora.
Un fuerte abrazo, Nikkita.
Está claro que te seguiré leyendo con ganas.:)

Nikkita dijo...

Esperemos que si Robert. Lo importante es la riqueza de su vida.
La lectura es mutua :), aunque yo voy un poco más retrasada en entradas....
Besos

Aída dijo...

Mmmmm.... sólo quería puntualizar que Burriana es un pueblo de la provincia de Castellón, no de Valencia, aunque pertenezca a la comunidad Valenciana ^^

Nikkita dijo...

gracias Aída, puntualizado queda.

Related Posts with Thumbnails