Auschwitz tambien alojo españoles.

Cargando..

El pasado 27 de enero, se celebró el 65 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, donde murieron asesinados millones de seres humanos, la mayoría judíos y, de ellos, 1.200 españoles. 

En 1.939, una vez terminada la campaña de septiembre, la ciudad de Oswiecim y sus pueblos cercanos fueron incorporados al III Reich. Al mismo tiempo, los nazis cambiaron el nombre polaco de Oswiecim por el alemán de Auschwitz.

El campo se creó el 27 de abril de 1.940, al oeste de Cracovia.
El primer convoy, de 728 prisioneros polacos, llegó el 14 de junio de 1.940, y fueron encerrados en lo que más tarde se llamó Auschwitz I.

En diciembre de 1.940 había más de 8.000 internados. En ese mes, un 10% murieron por un castigo sin comer por una fuga.
En octubre de 1.941, se construyó Auschwitz II (Birkenau), que acabaría siendo el más importante de los dos campos, y a principios de 1.942, según crecía la red de komandos de trabajos forzados, se creó Auschwitz III (Buna-Monowitz).
El 6 de febrero de  1.941 se eligió Dwory, lugar cercano al pueblo de Monowitz, a 7 km. de Auschwitz, para construir una fábrica gigante en la que fueron explotados los presos.

La historia y cronología de Auschwitz es fácilmente accesible por cualquiera en la web, en todos los idiomas, pero antes de seguir leyendo datos sobre este campo, os recomiendo hacer una pausa aquí, para tener un resumen claro  y ameno sobre el campo en esta entrada de Historias de nuestra Historia:

Auschwitz ocupaba cuarenta kilómetros cuadrados de superficie, tenía seiscientas barracas y treinta y nueve campos anexos. Los principales eran: Auschwitz I, conocido también como campo base; Auschwitz II, o campo de exterminio; y los campos de trabajo esclavizado de Auschwitz III y Auschwitz Monowitz, al servicio de empresas como Krupp e IG Farben y otras compañías alemanas.

A Auschwitz II, cada día podían llegar 3 o 4 convoyes con 3.000 o 3.500 personas cada uno, que es donde se encontraban los hornos crematorios, en medio de un bosque de abedules, y donde en cada uno de ellos, desde junio de 1.940 hasta diciembre de 1.944 murieron cuatro millones de personas, la mayoría judíos. Eran unas instalaciones continuamente mejoradas desde el punto de vista técnico por el comandante Rudolf Höss.

El 3 de septiembre de 1.941 se llevan a cabo los primeros gaseamientos con Ziclon B en un barracón con 250 prisioneros soviéticos.
Uno de los primeros cuerpos incinerados fue el de la mujer del oficial SS Gerhard Palitzsch, muerta en otoño de 1.941, víctima del tifus exantemático, que contrajo al utilizar ropa de antiguas deportadas, robada en los almacenes del campo.

A mediados de enero de 1.945, ante el avance de los ejércitos soviéticos, los SS decidieron evacuar el campo. El día 17 se reunían los 67.000 supervivientes de Auschwitz y de sus komandos, y fueron conducidos hacia campos situados en territorio alemán. Este traslado se hizo por carreteras y caminos, con la brutalidad habitual, bajo las más duras temperaturas invernales (en verano, en aquella zona, el clima es caluroso en extremo, y en invierno puede alcanzar los 30 grados bajo cero). Mal vestidos y hambrientos, la inmensa mayoría de los prisioneros fallecerían extenuados, helados, despedazados por los perros o asesinados de un balazo en la nuca.

El último horno del campo fue dinamitado el 26 de enero, un día antes de la entrada de los rusos, que encontraron mujeres y hombres agonizantes en los barracones y en los almacenes, 7.000 kilos de cabellos humanos, 35.000 trajes de hombre y 836.000 de mujer.

Al liberar Auschwitz, el 27 de enero de 1.945, los soldados rusos solo encontraron a unas 5.000 personas, y cientos de ellos murieron en los días que siguieron a la liberación.

20 años más tarde, solo quedaban unos 30.000 supervivientes de los tres campos (Auschwitz, Birkenau I y Birkenau II), menos del 1% de los hombres, mujeres y niños que cruzaron aquella puerta.

Más Información:
En Auschwitz, los SS, aficionados al tiro de pichón, utilizaron niños de corta edad como dianas vivientes. Este "afición", la practicaron también con niños judíos que salían clandestinamente del gueto de Varsovia.

Según cuenta Tadeusz Sobolewicz, los muertos se producían a miles en un día cualquiera en Auschwitz: "Por la mañana, el estado efectivo de prisioneros era de unos 25.000 y por la tarde, debido a los accidentes de trabajo, fallecimientos en la enfermería, fusilamientos y selecciones, podía bajar a 24.000. 
Un día murieron quince personas a mi alrededor mientras trabajábamos. La mayoría de ellos tenían flemones y ulceraciones. El trabajo era horroroso y el hedor no se podía aguantar. Por la tarde, después del trabajo, al levantar un pedazo de pan a la boca sentí que mis manos, a pesar de lavarlas varias veces olían a cadáveres. Comía aunque cada porción de pan parecía empapada de olor de las personas que se habían ido."
En la pared del barracón de Auschwitz, uno de los presos dejó escrito su último mensaje:
Cuando tu cuerpo ya no exista, tu espíritu estará aún más vivo en el recuerdo de quienes se quedan. Haz que pueda servir siempre como ejemplo”.
Los versos se los recitó a Joan Pagés, deportado en el campo de Mauthausen, uno de los prisioneros españoles evacuados por las tropas alemanas cuando Auschwitz fue desmantelado. Aquel hombre, en el que Pagés se vio reflejado en su imagen famélica, le explicó, según le contó a Thomas Buergenthal, que su columna de presos había tardado veintiséis días en cubrir el trayecto entre Auschwitz y Mathausen.
Thomas Buergenthal era uno de los que formaban en la larga fila de prisioneros, y su recuerdo de la marcha de la muerte lo recoge en su libro "Un niño afortunado": “No bien empezamos a marchar volví la vista atrás hacia la inmensa extensión de tierra con sus cientos de barracones, edificios administrativos, torres de guardia y cercas de alambre electrificadas. Más lejos, en la distancia, vi los restos parcialmente destruidos de los crematorios que las SS habían intentado demoler. Me costaba creer que estaba marchándome con vida de ese terrible lugar”. 

Whitney Harris, el psiquiatra que interrogó a Rudolf Hoess, el comandante del campo de exterminio de Auschwitz, reconoce que le pareció una persona normal, sin ningún indicio que indujera a pensar que era uno de los principales responsables del asesinato de millones de judíos. El médico añade que cuando le preguntó por qué participó, dijo que había hecho aquello como hubiera podido talar árboles.

Según los profesores polacos Teresa y Henryk Swiebocki " El campo se ha convertido en el símbolo del Holocausto, homicidio y terror, infracción de los derechos humanos fundamentales, un ejemplo de las posibles consecuencias del racismo, antisemitismo, xenofobia, chauvinismo e intolerancia. El nombre del campo ha llegado a ser un código cultural específico, empleado para referirse a las relaciones interpersonales más negativas, y un sinónimo de la crisis de la civilización y cultura contemporáneas"

Fuentes texto y fotos: www.elperiodicoextremadura.com, www.magazinedigital.com,  www.memoriahistorica.org, www.elperiodicodearagon.com, Los campos de concentración nazis (Rosa Toran), El holocausto de los republicanos españoles (Eduardo Pons Prades), www.ushmm.org,

"Matar a una persona por defender un ideal no es defender un ideal: es matar una persona." - Oscar Wilde

votar

43 Comentarios: (+añadir comentario?)

Oscar dijo...

Ezpeluznante, me pone los pelis de gallina de pensar en los horrores de las guerras, no solo la 2ªguerra mundial.

Saludo Nikkita

macgo dijo...

Tengo muchas ganas de visitar Polonia pero todos los viajes incluyen este campo. Por un lado me parece indignante que se haya convertido en visita turística. Por otro pienso que no está mal que las jóvenes generaciones conozcan lo que allí sucedió. Pero yo no sé si tendría valor para soportarlo.

Nikkita dijo...

Hola Oscar, creo que a casi todo el mundo se le ponen los pelos de punta si piensa en los horrores de las guerras. Lo malo es que no es a TODO el mundo...
Besos

Nikkita dijo...

Miguel, tiene que haber viajes sin la visita al campo. Personalmente creo que deben mantenerse como visitas turísticas. Yo no he estado en Auschwitz pero si en otros, y es algo muy duro, pero te aporta muchas cosas. Hay quien va pensando que es un parque temático, y nada más cruzar la puerta se da cuenta de que es un lugar que tiene muchas historias detrás.
Creo que si lo soportarías, aunque no te resultaría nada agradable, pero yo te recomendaría verlo al menos una vez en tu vida.
Besos.

Elisa dijo...

Hola Nikkita,
Las fotos me congelan. Estos lugares deben ser visitados sí o sí.
Saludos y buen fin de semana
Elisa, Argentina

Nikkita dijo...

Hola Elisa!!, yo también pienso que estos lugares deben ser visitados, pero hay que estar preparado para ello para poder llevarte de allí un aprendizaje, y no solo un "mal cuerpo".
Buen fin de semana!!.
Besos

Katy dijo...

Hola Nikkita Este año mi deseo es ir a Berlin, que he ido posponiendo: No he vuelto a Alaemania desde que salimos de alli. Pero desde luego no pienso visitar ninguno de estos lugares ni campos de concetración ni nada que me recuerde aquello. Nunca más. Cuando vi las letrinas en Pompeya que nada tenia que ver con esto, era de hombres libres, ya se me revolvio hasta alma...
Este es el campo de exterminio más famoso.
Esto fue demencial, es que superó la propia esclavitud y aquello fue otro horror.
"“Cuando tu cuerpo ya no exista, tu espíritu estará aún más vivo en el recuerdo de quienes se quedan. Haz que pueda servir siempre como ejemplo”.
Una frase lapidaria.
Besos

Madame Minuet dijo...

Que barbaridad, 3 o 4 convoyes con 3.000 o 3.500 personas cada uno! Me parece dramatico que justo cuando ya llegaban los sovieticos y la liberacion hubiera podido estar tan cerca, aquella pobre gente tuviera que morir despedazada por los perros. Que horrible muerte.
Y lo de utilizar niños como dianas no puede llenar mas de repulsion. Menudos psicopatas.

Madame, me han retrasado todo un par de semanas, asi que de momento podre volver a estar por aqui como antes, o eso espero.

Feliz fin de semana

Bisous

Nikkita dijo...

Querida Katy, en tu caso es lo más normal, no pisar jamas ninguno de estos lugares, pero para generaciones posteriores o incluso de tu generación que solo han conocido lo que pasó a través de escritos y fotos, es un viaje que todo el mundo debería hacer, para ver con sus propios ojos lo que allí pasó. Qué campo se visite es lo de menos. Quedan muchos que se mantienen como memoriales, aunque el más famoso es Auschwitz.
Lo de Alemania, que decirte... vas de turismo, como puedes dejar de ir?, es un país que merece la pena.
Muchos besos, guapa!!

Nikkita dijo...

Madame, como me alegra veros por aquí, como siempre :).
Todo lo que sucedió en los campos fue repulsivo, pero los detalles de Auschwitz son para quedarse sin palabras y sin calificativos. Creo que psicópatas se queda corto.
Feliz fin de semana, madame.
Besos

josefina dijo...

Desde luego Nikkita, se hace casi imposible pensar que fueran normales los individuos que fueron capaces de hacer tales fechorías a personas.
Yo ahora que con los años tengo la suerte y el tiempo para obserbar a mis semejantes creo descubrir miradas nada tranquilizadoras.
Besos

Nikkita dijo...

Josefina, para Thomas Buergenthal eran personas normales en situaciones anormales. Eso lo he leido de más gente, también. Yo no sé hasta que punto una persona normal puede actuar así en una situación por muy anormal que ésta sea.
En los ojos de la gente la mayoría de las veces ves más que en todo su conjunto.
Besos.

Anónimo dijo...

Yo estoy triste ver esto, yo soy aleman y mi avuelo me conto muchas historias de la guerra.

Hicemos muchas brutalidad...yo espero que no ocurra mas cosas asi.


Eberhard

Robert A. Larrainzar dijo...

Como siempre, un gran artículo acerca de otro punto negro en la historia de la humanidad. Podemos decir que aquellas bestias, no eran seres humanos, al acometer semejantes barbaries en contra de sus semejantes. Pero el ser humano, si se junta en un grupo y es comandado por monstruos, el conjunto también termina siéndolo.
Un fuerte abrazo, compi. Y el besote de rigor.

Nikkita dijo...

Eberhard gracias por la visita.

Nikkita dijo...

Robert, buena observación, al final, la masa acaba actuando como "borregos"... pero aún así es poco concebible que pueda llegar hasta esos extremos.
Un besote con un abrazo enormes.

meg dijo...

Un testimonio más, Nikkita, de supervivientes gracias a su fuerza interior y a su aguante físico. Este heroísmo no es recordado hoy día como se debería.

Besazos y feliz finde.

Nikkita dijo...

Hola meg, mas que fuerza interior y aguante fisico es la necesidad que tienen de hacer saber al mundo lo que pasaron.
Besos. Feliz domingo.

Cayetano dijo...

Espeluznante.
No creo que en la historia de la humanidad haya habido mayor depravación que la que se dio en este campo de exterminio.
Y volvemos a un tema ya sabido: los muertos españoles pesaron menos en la balanza de atrocidades de esta guerra que los de americanos, franceses o judíos. Muertos de segunda.
Un saludo.

Nikkita dijo...

Hola Cayetano, como siempre, llevas razón, aunque en este caso, es cierto que 1.200 frente a los millones pasan casi desapercibidos, de hecho, en muchos libros, hablan de las nacionalidades que murieron en Auschwitz, pero a los españoles ni los nombran...
Un saludo

Anónimo dijo...

El comamdante de Auschwitz fue Rudolf Hoess. No confundir con Rudolf Hess, figura clave del régimen nazi.

Por lo demás, horrible lo que ocurrió. Quiero pensar que de algún modo cada uno tendrá lo que se merece.

Anónimo dijo...

Oye, pero hasta cuando vamos a estar con el tema del holocausto??

Y como es que el 100% de las noticias sobre el holocausto llegan a ser portada en meneame? Todo un misterio!

la gata dijo...

Hola Nikkita
Se me hiela la sangre al leer que utilizaban a los niños como dianas vivientes...
Al igual que cuando he leido la respuesta de ese tal Hess, que hizo aquello como hubiera podido talar árboles...
Me cuesta creer que alguien pueda pensar realmente así.
Besos

Nikkita dijo...

Anonimo1, gracias por el aviso, hay un error en el párrafo porque a quien entrevistó Whitney Harris efectivamente fue a Rudolf Höss (Hoess).
Gracias!.

Nikkita dijo...

Anonimo2, el tema de menéame debes preguntárselo a quien vote allí, a mi, desde luego no me hacéis ningún favor meneado mis entradas.... y respecto a tu pregunta, te responderé que por mi parte, por un lado, hasta que todos los que son como tu conozcan las historias de los españoles que sufrieron aquella parte de la historia, y por otro, en este blog, hasta que a mi me parezca conveniente. Si no te interesa el tema, con no volver lo solucionas.
Saludos

Nikkita dijo...

Hola gata, así es, aunque nos resulte increíble, existieron (y existen) mentes así....
El tema de los niños, para mi es de los más duros....
Muchos besos.

joanfer dijo...

Increíble. Cada detalle, cada historia, no deja de ponérseme los pelos de punta. No tengo palabras...

Nikkita dijo...

Hola Joanfer!! la verdad es que todo lo que rodea este campo es para quedarse sin palabras...
Gracias por la visita :).
Bona nit!

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

tus relatos no dejan de sobrecogerme....

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

Un nombre que quedará para memoria del terror y la barbarie del género humano. Debe permanecer en pie para que nunca se olvide lo miserables que podemos llegar a ser. Excelente post como siempre. Muchas gracias por todo. Eres la mejor.

Muchos besos.

ANRAFERA dijo...

Estupenda entrada. Tan interesante como todas las que expones. Gracias. Saludos.

Nikkita dijo...

Hola Jose Luis, la verdad es que no son relatos muy agradables, pero es la realidad de lo que pasó....
Saludos

Nikkita dijo...

Hola Felix, llevas razón, yo también creo que estos lugares han de quedar en pie para no olvidar, además de que forman parte de la historia.
Gracias?, gracias a ti... ya sabes donde estoy ;).
Muchos besos.

Nikkita dijo...

Hola Ramon, gracias a ti por pasar. No son menos interesantes tus lecciones :).
Saludos

La mujer D dijo...

Sólo una cosa. Encantada de conocerte :)

AFRICA EM POESIA dijo...

NIKKITA

És berdad... o nosso lugar é sempre o melhor e quando há amor muito melhor
para ti ...un besito


LAREIRA


Lareira acesa...
Lareira quente...
Vermelha muito vermelha...
Cheia de cores...
Que aquecem...
E me deixam encostar...
O meu rosto ao teu...
E dizer-te baixinho...
Fica aqui...
E deixa-me ficar...
Sempre assim!...

LILI LARANJO

Nikkita dijo...

La mujer D, igualmente. Te encontré de casualidad :)).

Nikkita dijo...

Lili, gracias, como siempre :). Es el mejor lugar :-)
Besitos

meg dijo...

La frase de Oscar Wilde no puede ser más expresiva e impactante.

Buena entrada Nikkita. Ya te lo he dicho abajo. Besos.

Orianna dijo...

Terrible, sobrecogedora e increible historia que nos cuentas querida Nikkita. Me pongo a pensar en los sobrevivientes y pienso que capacidad de perdón deben haber tenido estas personas para poder seguir la vida ¿no?
Son muchas las atrocidades.
Pd: Nikkita, ¿Qué utilidad le daban los alemanes al cabello de los judíos? Me intriga eso.
Besos Nikkita desde Lima.

Nikkita dijo...

Hola meg, me alegro que te guste, ha sido sugerida.
Besos

Nikkita dijo...

Hola Orianna,
todo lo vendían. En el caso del pelo, lo enviaban a empresas que lo reutilizaban, como el caso de una empresa alemana de componentes de coches, que saltó a los medios el año pasado, porque lo trataba para hacer textiles para los coches....
Besos

Nikkita dijo...

Copio texto de una nota de la oficina central de los SS:

Oficina central de las SS

para la Economía y la Administración.

Grupo de servicios D.

Campos de concentración.

Oranienburg, 6 de agosto de 1942.

El jefe de la oficina central de las SS para la Economía y la Administración, el SS-Gruppenführer Polh, ha ordenado la recuperación de los cabellos humanos de todos los campos de concentración. Los cabellos humanos se transformarán en fieltro industrial, después de ser enrollados en carretes. Desenredados y cortados, los cabellos de mujer pueden usarse para la fabricación de zapatillas para los equipajes de los submarinos, y para la de medias de fieltro para la Reichsbahn.

Se ordena, por tanto, conservar, previa desinfección, los cabellos cortados de las reclusas. Los cabellos de los reclusos solo pueden ser utilizados cuando su longitud supere los 20 mm.

Por esa causa el SS-Gruppenführer Polh está de acuerdo con que, a título experimental, los cabellos de los reclusos no se corten hasta que hayan alcanzado, tras el corte, una longitud de 20 mm. Con la finalidad de evitar las posibilidades de evasión con un pelo mas largo, los detenidos deberán ser marcados, cuando el comandante lo estime necesario, mediante una huella en el cabello, señalada en su pelo mediante una máquina estrecha.

Se tiene la intención de utilizar los cabellos reunidos en todos los campos de concentración en una empresa instalada en uno de los campos. Seguirán instrucciones más detalladas sobre el envío de los cabellos recogidos.

La cantidad de cabello reunida mensualmente (yendo por separado los de hombre y los de mujer) se me deberá comunicar antes del 5 de septiembre de 1942.

Firmado: Glücks

SS- Brigadeführer y General-mayor de las Waffen-SS.

Related Posts with Thumbnails