Pinceladas de Sueños Rotos: Terezin

Cargando..

El pasado 20 de marzo, Sandra Cerro, grafóloga de quién ya vimos uno de sus trabajos aquí, dio una conferencia en Segovia: "PINCELADAS DE SUEÑOS ROTOS. SEMBLANZA GRAFOLÓGICA DE LOS DIBUJOS DE LOS NIÑOS DE TEREZIN", inaugurando el III ciclo de actividades de la Judería de Segovia.

En el gueto de Terezin, vivieron más de 15.000 niños, víctimas de un futuro desconcertante marcado por el ir y venir de trenes cuyo destino, desconocido para todos ellos, era el campo de exterminio de Auschwitz. Disfrazada de “ciudad modelo”, Terezin era utilizada para los fines propagandísticos nazis proporcionando la imagen engañosa de gueto organizado, donde los judíos vivían bien, atendidos y ... felices, y bajo el disfraz, los niños crecían expectantes, dando rienda suelta a su creatividad en los numerosos talleres de dibujo y escritura que los mayores organizaban. Así, esos niños dejaron plasmados sus sueños, sus inquietudes, sus deseos y sus esperanzas en numerosos dibujos, trabajos plásticos, relatos y poemas.

Para poder captar todo el fondo de este trabajo, vamos a ver cómo era el campo de Terezin, las inquietudes que se respiraban allí, y para finalizar, el análisis grafológico de algunos de esos dibujos para descubrir el reflejo de la personalidad de los niños que los dibujaron.

Terezín es un pueblo situado a 61 kilómetros al noroeste de Praga conocido por su campo de concentración, el campo de concentración de Theresienstadt.

Terezín fue creado a finales del siglo XVIII como una fortaleza. Está dividido en dos partes, la fortaleza grande y la pequeña, que a pesar de lo modernas que eran para su época, poco a poco se quedaron obsoletas y fueron perdiendo su función militar, pero tras la ocupación alemana de Checoslovaquia, los nazis reconocen las “ventajas” de la fortaleza pequeña, y en junio de 1.940 abren una prisión en ella.

Alrededor del 90% de los internos fueron checos y eslovacos, y el resto incluía ciudadanos de la Unión Soviética, polacos, yugoslavos, franceses, italianos, Ingleses, prisioneros de guerra y de otras nacionalidades.

La fortaleza grande fue un gueto judío donde vivieron más de 150.000 judíos y, la pequeña, fue un campo de concentración-tránsito, por el que pasaron unos 32.000 hombres y mujeres, antes de ser transferidos a los otros campos de concentración, o a los de exterminio, y donde desde 1.943 también se llevaron a cabo ejecuciones.

Como en el resto de Campos, los presos eran obligados a trabajar como esclavos. El Komando interno mantenía la prisión, cultivaba los campos de los alrededores y construía varias estructuras, pero la mayoría de los presos trabajó fuera de la fortaleza, en varias empresas de la zona.

En los territorios ocupados de Bohemia y Moravia, los ciudadanos de origen judío, fueron deportados a la ciudad de Terezín (a la fortaleza principal) desde noviembre de 1.941, donde los nazis organizaron un gueto para ellos, gueto establecido con el propósito de concentrar allí a la mayoría de los judíos del Protectorado de Bohemia y Moravia, así como a ciertas categorías de judíos de Alemania y Europa occidental: personas pudientes, famosas o destacadas en alguna especialidad y ancianos. Éstos iban a estar recluidos allí, hasta su transporte a los campos de exterminio más al este para su liquidación final. Se trataba de encubrir el exterminio del judaísmo europeo presentando a Theresienstadt como un gueto modelo, y al mismo tiempo ir deportando paulatinamente a sus reclusos hacia campos de exterminio.
Los dirigentes judíos checos habían apoyado la idea de un “asentamiento judío modelo”, con la idea de que ello evitaría las deportaciones. Sin embargo, cuando llegaron los primeros judíos en noviembre de 1.941, resultó evidente que las condiciones en Theresienstadt eran similares a las de cualquier campo de concentración y que en este no se salvarían de la deportación. Efectivamente, sólo dos meses después 2.000 judíos fueron enviados a Riga.

Inicialmente, las barracas en la ciudad se utilizaron para dar cabida a los prisioneros judíos, y una vez que todos los residentes locales habían sido trasladados, a mediados de 1.942, todos los edificios civiles fueron demandados para este fin.

El hacinamiento masivo, también condujo a la utilización de los áticos, sótanos, y de las casamatas de los baluartes. Terezín se convirtió en el mayor campo de concentración en tierras checas, con miles de transportes que llegaban llevando Judíos desde el Protectorado de Bohemia y Moravia, Alemania, Austria, Holanda y Dinamarca, y después de Eslovaquia y Hungría.

El lugar era dirigido por las SS y custodiado por policías checos (la gran mayoría de los cuales simpatizaban con los presos, e intentaron ayudarles y que se mantuvieran en contacto con el mundo exterior). Los asuntos internos eran dirigidos por el Ältestenrat (Consejo de Ancianos), cuyo primer presidente fue Jacob Edelstein. El consejo tenía la responsabilidad de confeccionar las listas de los que serían deportados. Por otra parte, también ayudaba significativamente a los reclusos: distribuía trabajo, alojamiento y alimentos; supervisaba la salud y los servicios públicos, las actividades culturales y el orden, y brindaba cuidados a los ancianos y a los niños. También apoyaba secretamente la educación, y gracias a la presencia de gran número de académicos, artistas y escritores, se realizaban numerosas actividades culturales.

Por la noche, en los momentos de descanso, los presos podían evadirse de la humillación y el terror al que estaban sometidos. Dentro de sus celdas, se organizaron en secreto eventos políticos y culturales. Se llevaban a cabo charlas y presentaciones, de la mano de artistas y profesionales, y en algunas celdas, se organizaban cantos y oficios religiosos. Los presos tomaron las artes como un medio para hacer frente a la depresión y sus temores por un futuro desconocido.

Incluso en condiciones inhumanas, estas personas eran capaces de expresar su creatividad. Numerosos poemas y dibujos simples de un valor documental excepcional se originaron en este campo.

Dentro del campo había toda clase de prohibiciones y ordenanzas de aplicación, y sólo se permitió la vida cultural en un determinado período, ya que podría servir como telón de fondo para disfrazar la verdad del destino que se había decidido para los Judíos.

Se trató de asegurar que los niños, incluso presos, no perdieran su educación, y no perdieran su perspectiva. A pesar de la prohibición nazi, se enseñó en secreto, dedicándose con un gran auto-sacrificio a educar a los niños, incluso detrás de los muros del gueto, preparándoles para un futuro en libertad.

Muchos artistas judíos, robaban papel y otros materiales para realizar los escritos que registraban la vida diaria en Terezín, y materiales para que los niños pudieran crear sus obras de arte. A los que descubrieron, los enviaron a la fortaleza pequeña.

Hacia finales de 1.943 el mundo exterior comenzó a tener mayor conciencia sobre lo que estaba ocurriendo en los campos nazis. Para contrarrestar esa información, los alemanes decidieron permitir una visita a Theresienstadt de una comisión investigadora de la Cruz Roja Internacional. Para ello primero hacía falta preparar el gueto: los alemanes aliviaron el hacinamiento deportando prisioneros a Auschwitz; construyeron un café, negocios, un banco, jardines de infancia y una escuela, todos ellos ficticios; plantaron flores y filmaron una película de propaganda que presentaba la vida en Theresienstadt como idílica y confortable. Hitler consiguió que el mundo dijera que “ había construido una ciudad para los Judíos” para protegerlos de la guerra, y este ardid funcionó durante mucho tiempo, en gran detrimento de los cerca de doscientos mil hombres, mujeres y niños que pasaron por sus puertas como una estación de paso a la probable muerte en el este.

Se vistieron algunos presos y se les dijo que permanecieran en lugares estratégicos de la ruta y fueron advertidos de antemano de cómo comportarse y qué decir. Los escaparates a lo largo del camino, cuidadosamente guardado, estaban llenos de mercancías para ese día. Una joven madre recuerda haber mirado la ventana de la panadería y de repente ver los estantes llenos de productos que los presos no habían visto nunca durante su estancia en Terezín. Incluso la ventana de la tienda de dulces desbordaba caramelos, y le creó una ilusión fantástica que jamás olvidaría. Cuando el representante de la Cruz Roja se presentó ante esta joven madre, ella recuerda que le preguntó cómo era vivir en Terezín durante esos días. Su respuesta imploró para que “mirara alrededor”: Asegúrese de mirar a su alrededor, le dijo, abriendo mucho los ojos, de forma exagerada.

La comisión llegó el 23 de julio de 1.944. La visita fue un éxito – las SS lograron engañar completamente a la comisión. La Cruz Roja informó de que mientras la guerra había hecho difíciles las condiciones de vida, la vida en Terezín era aceptable, dadas las circunstancias, y concluyó que los Judíos estaban siendo bien tratados.

Igual que los transportes llegaban al gueto, poco a poco, otros empezaron a salir, hacía lo desconocido (desde octubre de 1.942 casi todos fueron a Auschwitz). En total, 63 transportes salieron de Terezin hacia el este, con más de 87.000 personas.
Durante los últimos seis meses del gueto arribaron muchos judíos procedentes de Eslovaquia, Hungría, el Protectorado de Bohemia y Moravia, Alemania, Austria, Holanda y Dinamarca. Cerca del fin de la guerra, la Cruz Roja transfirió a algunos de ellos a países neutrales. En abril de 1.945 los alemanes llevaron a Theresienstadt a miles de prisioneros que habían sido evacuados de campos de concentración. Esto produjo el estallido de nuevas epidemias. El 3 de mayo los nazis entregaron Theresienstadt a la Cruz Roja; el gueto fue liberado el 8 de mayo por tropas soviéticas.

En total, 140.000 judíos fueron llevados a Theresienstadt (muchos, ancianos y familias); 33.000 murieron allí, 88.000 fueron deportados a campos de exterminio, y 19.000 sobrevivieron en el gueto o en los grupos transferidos a Suecia o Suiza. De los que fueron deportados, sólo 3.000 sobrevivieron.

El destino de los niños de Terezín fue igual de trágico, de los 7.590 prisioneros más jóvenes deportados, apenas 142 sobrevivieron hasta la liberación. Sólo los niños que se quedaron durante todo el período en Terezín tuvieron realmente la oportunidad de ser liberados. El día de la liberación, Terezín tenía 1.600 niños de 15 años o menos. Sus vidas se reflejan en los versos, diarios, revistas y dibujos hechos clandestinamente, lo único que queda de la mayoría de ellos.

Un total de seis mil dibujos fueron ocultados y después recuperados para mostrar al mundo aquellas historias.

Eva Arben (Archivo de testimonios de Yad Vashem):
“De allí salí luego en tren hacia Terezin, pero el tren no llegó exactamente hasta el gueto. Llegó hasta unos cuatro kilómetros antes del gueto. Cada uno tenía que tomar su maleta y caminar con ella con la nieve hasta las rodillas. Había niños pequeños, había niños que lloraban, había niños de mi edad, que de pronto dejaron de ser niños. Sucedió en un instante, la infancia se terminó. ¿Quién podía ayudarte?”

Plano de Terezín: en el plano se puede apreciar la estructura de ciudad fortificada "normal" de Terezín, con la plaza, la iglesia, parques, oficina de correos, casas y edificios públicos. Marcado en rojo está una de las casas donde los niños realizaron sus dibujos:

votar

45 Comentarios: (+añadir comentario?)

Cayetano dijo...

Claro, así se explica que muchos pro-nazis digan que todo era un montaje y que no hubo ningun genocidio. Pretendían presentar un espejismo de la cruda realidad: una vida idílica la de los niños en este campo. Seguramente estaban allí de vacaciones, como el que va a una granja- escuela. Desde luego, tontos no eran del todo los de las SS.
Saludos.

La Dame Masquée dijo...

Madame, en medio de la desgracia supone un consuelo ir a parar a un lugar en el que se apoyaba la educacion y se organizaban actividades culturales a pesar de las dificultades de encontrar el material en el que plasmar la creatividad y del riego que entrañaba robar un simple papel. Los momentos de descanso de los presos debian de resultar entonces mas preciados que el oro.
Pero el dato estadistico que nos ofrece usted es demoledor: 142 niños de casi 7.600 es demasiado espantoso, imposible de asumir, con el añadido de lo antinatural que supone siempre que los muertos sean niños que deberian tener toda una vida por delante y ni siquiera la infancia pudieron tener.

Feliz tarde, madame

Bisous

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

No puedo por más que decirte que de nuevo es excepcional el artículo que nos regalas hoy. La documentación con que lo has tratado, habitual en tí, y la cantidad de datos que nos has aportado. Desconocía la fortaleza, el destino de esos niños, ni siquera su existencia. Otra muestra de escarnio para la raza humana...

Muchos besos

Pablo D. dijo...

Es interesante ver como, aún en condiciones pésimas, el arte no entiende de rejas, ni de alambres de espino.

Toda una artimaña la del amigo Hitler al cambiarle la cara al gueto para burlar a la Cruz Roja. ¡ Qué doloroso tuvo que ser para las gentes de allí ver toda esa comida y no poder tocarla!

Un saludo!

Nikkita dijo...

Cayetano, desde luego si ves la película es lo que parece.... casi una "ciudad balneario", y se lo tragó hasta la Cruz Roja durante mucho tiempo.
Saludos.

Nikkita dijo...

Madame, no se si lo llamaría consuelo. Si es verdad que, quizá por la estructura del lugar, los adultos hicieron lo posible por mantener la educación de los niños, e intentaron que no vieran como era lo que sucedía en realidad, pero los adultos vivían como en cualquier campo. Los que no murieron allí, lo hicieron al ser deportados a otros lugares.
Feliz tarde.
Besos.

Nikkita dijo...

Hola Felíx, gracias por tus palabras y por pasarte.
Si es otra muestra de escarnio, y los dibujos que se rescataron lo muestran.
Muchos besos.

Nikkita dijo...

Hola Pablo, la verdad es que si es interesante. Terezín fue un lugar del que salió mucho arte, pero no el único. Supongo que era su vía de escape de su realidad.
De la comida, te diré que sabiendo la alimentación que tenían, me impactó mucho una foto de unos niños "disfrazados" para la visita de la Cruz Roja, posando con Rebanadas enormes de pan con mantequilla en la boca. Imagínate a ellos...
Un saludo

ANRAFERA dijo...

Simplemente excepcional¡ Gracias por tu buen hacer y por tantísima información que nos expones de esta época de la historia, tan desgarradora...142 niños supervivientes...tremendo¡ Cordiales saludos.

meg dijo...

Estupendo trabajo, Nikkita. Me dejas con el suspense de ver esos dibujos que supongo publicarás después.

Es un consuelo que el arte y la cultura, vuelen por encima de la censura, del horror, de la falta de libertad y del sufrimiento.

Y estremecedora la frase escrita sobre la foto del tren. Mantiene la candidez de la infancia.

Un beso, Nikkita y buenas noches.

Katy dijo...

Hola Nikkita, antes de bajar a yoga leí tu post, y pensaba no escribir nada. Todo está escrito. Ni el mejor internado, ni la casita de chocolate es un lugar idílico si te han privado de tu libertad y te llevan a la fuerza. Que cosas pensarían estos niños... Nnadie les podía explicar porqué estaban alli, ni ellos y el resto de los deportados.
Mientras más lo pienso menos entiendo este el genocidio ocurrido en pleno siglo XX. Cómo fue posible.
Que de un un dia a otro te encierren te quiten los bienes, te arranquen de tus raices, te separen de tu familia, te priven de libertad, te esclavicen como mano de obra gratuita y encima te gaseen. Es como una pesadilla y desearía una y mil veces que nada de esto hubiera ocurrido. Es una vergüenza, una mancha que ninguna persona que se considera humana puede dejar de llevarla.
Cómo pueden decir que no ocurrió. Aunque hubiera muerto uno solo en estas condiciones ya habría sido imperdonable. No se trata de número de personas muertas.
¿Como se le pudo ocurrir a alguién algo así?
Un beso

Nikkita dijo...

Ramón, son cifras coherentes con el resto de campos, pero al nombrar a los niños, nos llegan más.
Gracias como siempre por pasarte :).
Saludos cordiales.

Nikkita dijo...

Meg, si veremos algunos de los dibujos en la siguientes entradas, y el análisis grafológico de Sandra para entenderlos mejor.
El tema de los trenes y los niños es algo que sale mucho en los dibujos.
Buenas noches. Un beso

Bcn_oscar1 dijo...

No creo que exista nada en el mundocapaz de poder parar la creatividad del arte... la puede influir, como hemos visto,pero al arte nada lo puede detener

Nikkita dijo...

Katy, ¿qué te respondo?, efectivamente está todo dicho, y no creo que nadie entienda cómo pudo pasar esto. El tema del negacionismo.... bueno, solo te diré que cada uno barre para su casa, sin acordarse de quienes lo sufrieron, y eso no tiene disculpa ninguna, efectivamente da igual si fue 1 o 1 millón....
Un beso.

Nikkita dijo...

Muy buena frase Oscar, llevas razón, lo puede influir pero no detener. Me ha encantado.
Besos.

Perikiyo dijo...

No sé por qué, pero siempre he sido especialmente sensible a esta gran desgracia de la humanidad, que fué el holocausto. Tantos inocentes masacrados, tantas vidas sesgadas, me producen un dolor que no sé describir bien. Es una mezcla de impotencia, dolor y rabia.
Pero la aberración se acentúa aún más cuando se trata seres que no han tenido tiempo, ni siquiera, de albergar un sólo mal pensamiento. Cuando se trata de niños.

Miro la fotografía de esos niños y, cuando pienso en que algunos de ellos tiene la edad de mis hijos, me dan escalofríos.

Mejor no sigo. Lo que me viene ahora a la mente no se puede expresar con palabras apropiadas para escribirlas aquí.

Besos, Nikkita.

Nikkita dijo...

Perikiyo, aún estando habituada a leer y ver sobre el holocausto, algo a lo que soy extremadamente sensible es a lo que atañe a los niños, así que lo que has pensado, seguro que lo he entendido, pero si lo escribieras aquí, tampoco pasaría nada :), dudo que alguien no estuviera de acuerdo.

Muchos besos.

Yo misma dijo...

Hola, la verdad es que hace mucho que te leo, creo que desde recuerdo, desde mi más tierna infancia el holocausto es algo que me ha interado, tal barbaridad no entraba en mi cabeza de niña, claro, que ahora adulta ya tampoco me entra... Creo que la primera vez que supe de él, fue por el Diario de Anna Frank, que no sé muy bien como cayo en mis manos cuando tenía 8 años, y me impresiono tanto que desde entonces no he dejado de leer todo lo que he encontrado sobre esos años. Gracias por este blog, que es increible, por la pespectiva española, por esos miles de compatriotas que fueron asesinados y olvidados... por traerlos a nuestra memoria. Lei el post sobre el fuerte de San Cristobal, yo soy de Pamplona, ni sé la de veces que he jugado de cria entre sus paredes, claro que yo tarde años en enterarme que habia pasado allí, la fuga, los presos...
Un saludo, y gracias por pasarte por mi blog, y por todos estos post, tan interesantes.

Amparo dijo...

mi niñaa perdona por estar tan tan perdida, muchisimas gracias por tu regalito me lo quedo encantada de la vida y lo publicare en mi blog en cuanto me quite la perreria esta que tengo encima, debe ser la primavera, amos digo yo, por lo que veo sigues trabajando muchisimo e igual de maravillosamente que siempre, como te envidio enserio.

un besazo enormeeee

Nikkita dijo...

Hola Yo Misma!!, me alegro que te hayas animado a pararte a comentar :)), se que te pasas siempre por aquí de puntillas, por eso me paré a dejarte el comentario.
Gracias a ti por venir siempre. Te seguiré visitando :).
Un saludo.

Nikkita dijo...

Amparo, cariño mio.... no tienes nada que envidiar... que ya te has hecho a la vida en la granja y salir da pereza ;).
Un besazo gordo.

Yo misma dijo...

Hola otra vez Nikkita, me has pillado, la verdad es que me pego laaargos ratos leyendote, ya te digo, que es un tema que me interesa desde pequeña, creo que mis padres llegaron a preocuparse, cuando bien enana sólo pedia libros sobre está tematica... Si no he comentado todavía es porque soy bastante timida, sobre todo al ver un blog tan bien escrito, sobre algo que me interesa tanto, ya me gustaría saber tanto sobre el tema.

Nikkita dijo...

Hola Yo misma, no hay problema, haz lo que te haga sentir más cómoda. Si te apetece comentar, por mi parte encantada, ya lo ves, y si no, pues también, no creo que el blog esté mejor escrito que el tuyo :), pero estás "en tu casa".
Un beso.

la gata dijo...

Qué pena que la cruz roja no se diera cuenta, que no supieran mirar bien a su alrededor tal y como les indicó la mujer...
La maldad no tiene límites, y crear una ciudad fíciticia debió de resultarles hasta como un juego.
Muchos besos

rosscanaria dijo...

A mí me enferma hablar de los SS y sus estrategias, mientras más me informo más crueles me parecen, debio ser horrible en grado máximo, yo no sé que hubiese hecho en su lugar,
Un besote Nikkita,

Nikkita dijo...

Hola Gata, a la Cruz Roja se la dieron bien dada, desde luego, y no creo ni que se pararan a pensar que les hablaban con segundas intenciones.
Muchos besos.

Nikkita dijo...

Hola Ross, el nivel de horror y crueldad, a estas alturas, no nos lo podremos ni imaginar, aunque creamos que sí.
Un besote.

AFRICA EM POESIA dijo...

NIKKITA

Saudades de ti,
e de te ler
Un besito mui forte

Sonieta ladeloslibros dijo...

Hola Nikita excelente articulo como siempre . Aprecio tu trabajo y te doy las gracias por toda esa gente muerta en el olvido hasta hoy.... Creo que la ilusión de la imaginación salvo a unos cuantos que se expresase por arte o por otra cosa . La fantasía e imaginación es lo que te guarda en pie....si el físico sigue claro
Un beso

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Alguna vez se tendría que investigar si la ceguera de la Cruz Roja durante la Guerra fue real o auto inducida...

Nikkita dijo...

Lili, tambien te debo visitas :)), en cuanto pueda me pongo al día.
Buen fin de semana. Un beso grande

Nikkita dijo...

Sonieta, Gracias!!! te las doy yo a ti por tu constante feedback.
Aunque el físico no te siga, creo que la mente es importante para mantenerte en pie.
Un beso.

Nikkita dijo...

Jose Luis, yo también lo creo, no se hasta que punto fue real esa "ignorancia" proclamada....
Buen fin de semana.

Marga dijo...

Hola amiga! Me escapo un segundo para disfrutar de tu blog y agradecerte el premio que me has otorgado.
Es comprensible en aquel momento que la cruz roja se tragara el engaño, imagino que la confusión y la falta de información contribuyeron a ello. Además de que sería dificil imaginar para cualquier mente racional lo que estaba pasando en realidad.
Lo que me parece intolerable es que aún hoy en dia con todo lo que sabemos haya quien lo niegue y trata de minimizarlo.
Suerte de tus artículos para recordar que quien no lo quiere ver es porque esta ciego y no sólo de la vista.
Un besazo!
Marga.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

De una forma o de otra la cuestión exterminio puro ¿Qué pensarían? Yo me pregunto muchas veces si ellos tenían madres, hijos, hermanos, siempre decimos y repetimos en todas las épocas, tiempos o lugares ¡¡LA INCULTURA!! Yo no creo que sea eso, creo mucho más en el odio humano. Como siempre querida amiga, historia que debo repasar muy bien y grabarla en la memoria, aunque a veces me da miedo. Gracias por acordarte de mi, lo he recogido y prendido con mucho orgullo.
Un montón de besos.

Nikkita dijo...

Hola Marga, no hay nada que agradecer :).
No se si el tema de la Cruz Roja es tan sencillo. en otros lugares si sabían lo que pasaba, y no veo tan claro que en unos vieran un trato bueno para los judíos y en otros supieran que se les exterminaba. Imagino que esto nunca lo sabremos.
Un besazo.

Nikkita dijo...

Higorca, ¿cómo no acordarme?, imposible :).
Qué pensarían no lo sé, en unos supongo que habría odio, en otros incultura, y en otros el convencimiento de que hacían lo que debían. En cualquier caso, yo no me veo capaz de hacer nada de lo que ellos hicieron, así que algo deben tener en común entre ellos....
Un montón de besos.

Rudy Spillman dijo...

Una historia muy interesante por el sadismo aplicado con la exitosa intención de engañar a la opinión pública sin escatimar en los medios y el ardid utilizados. Se asemeja mucho a lo que sucede en varios frentes socio-políticos de nuestra actualidad. Claro, salvando las distancias.
Gracias, Nikkita, por esta documentación testimonial.

Nikkita dijo...

Pues si Rudy, llevas toda la razón, se muestra o se disfraza lo que interesa con tal de manipular la opinión, y se ha hecho desde siempre, los nazis no fueron una excepción.
Gracias por pasarte Rudy.
Muchos besos.

macgo dijo...

Ya es terrible cuando hablamos de adultos, pero si hablamos de niños...

Nikkita dijo...

Si, Miguel, al menos para mi, el tema de los niños es algo con lo que no puedo...
Besos.

ÓNIX dijo...

Que triste que de tantos niños solo sobrevivieran unos pocos...

Acabaron con sus sueños, con su infancia, les tocó crecer de golpe y "vivir" bajo esas condiciones amargas...

Muy cruel pero necesario este artículo...

La labor que realizas es magnífica...

Besos...

Nikkita dijo...

Muchas gracias Onix, para mi es de lo más tremendo que he visto, efectivamente, eran solo niños, y nada más cruzar esa puerta tuvieron que crecer de golpe.
Besos.

Francisco Cobo dijo...

Buenas, he estado hace una semana en Terezín, incluso vi la proyección de la pelicula - engaño que se mostró al mundo o mejor dicho, lo que queda de ella porque parte se arruinó, es impresionante el lugar. Nada que añadir, tan solo comentar que el director y los que salian en la pelicula fueron obligados a realizarla con la promesa de deportarlos a estados unidos pero al término de ésta, los asesinaron junto a cualquiera que supiera del engaño. Saludos.

Related Posts with Thumbnails