Campos Cosmopolitas de refugiados en Francia e intelectuales alemanes.

Cargando..

En Francia, además de los refugiados judíos, alemanes, austriacos y centroeuropeos, había también refugiados del antifascismo europeo.
Los emigrados políticos eran de varias tendencias, aunque la mayoría estaban inscritos en el Partido Comunista francés, que había organizado los grupos de lengua, además de contar con una amplia experiencia con los emigrados económicos, a través de la MOI (Mano de Obra Inmigrada).

La llegada al poder del nazismo y los acontecimientos internacionales de 1.934 fueron un catalizador del movimiento antifascista, que sin duda había contribuido al triunfo del Frente Popular de León Blum en 1.936 y que se radicalizó a raíz del golpe de estado contra la España Republicana.

La creación de las Brigadas Internacionales fue recibida con euforia, y en ellas se alistaron unos 5.000 alemanes y austriacos antinazis. La derrota republicana dejó sin protección legal a los combatientes de las Brigadas Internacionales que no habían podido regresar a sus países, y todos ellos compartieron el destino de los republicanos.

Una vez Francia declara la guerra a Alemania se produce un doble fenómeno: el alistamiento de muchos emigrados políticos al ejército francés y el confinamiento de los comunistas extranjeros y de muchos refugiados apátridas (catalogados de elementos peligrosos para la defensa nacional o la seguridad pública) en los campos de concentración del sur, vaciados de la mayor parte de españoles y ahora germanizados, con más de 17.000 alemanes internados a finales de septiembre de 1.939, entre los cuales se contaban intelectuales como Golo Mann, Walter Benjamin, Lion Feuchtwnger y Marx Ernst, que realizó su dibujo "Los Apátridas" en el campo de Les Milles (Aix-en-Provence) el mismo año.

Los primeros exiliados alemanes, instalados en Francia desde años atrás, contemplaban con impotencia y consternación el panorama político europeo, sumidos en el desconcierto de ser tildados como enemigos desde la declaración de guerra de Francia a Alemania. Su esperanza de que las libertades francesas nunca se verían contaminadas por la salutación fascista fue vana. Era un amplio espectro de gente, a la búsqueda de visados y papeles, a la espera de permisos para pasar a Marruecos o a España y a merced de la benevolencia de algún funcionario, que veía hundirse sus esperanzas en la romántica idea de la Francia defensora de los derechos humanos.

La angustia por su situación explica que muchos llevasen siempre una dosis venenosa letal, con la que se suicidaron, entre otros Walter Benjamín y Walter Hasenclever.

A partir de 1.941, los campos se convirtieron en instrumentos de la política represiva de Vichy, y la construcción de sus edificaciones mostraban su voluntad duradera. En ese mismo año se erigieron los de Drancy y el de Noé.

El de Noé junto al de Rècèbou, era considerado el menos duro, debido a que en él había mayor orden y limpieza, menos guardianes y una disciplina menos rígida.

El Ministerio de Interior, en febrero de 1.941, quiso convertir el de Noé en un hospital para alojar enfermos, ancianos y personas débiles y muy graves, e instaló un recinto para los tuberculosos. En diciembre de ese mismo año, fue cerrado por falta de medios y resultados.

La clasificación de las enfermedades crónicas de los internados en la enfermería de Noé, a mayo de 1.941 era:

Entre los intelectuales internados en los campos, estaba Walter Hasenclever, que fue un escritor alemán nacido en Aquisgrán en 1.890, que estuvo en contacto con el movimiento expresionista alemán. Tras saborear en Berlín el éxito de sus primeras obras teatrales, viaja por Europa hasta instalarse en París. En los años  inmediatos a la subida de Hitler al poder trabajó en Berlín en cine y radio, pero anticipándose a los cambios, sacó del país su biblioteca, salvándola de la quema, después de ser declarado por los nazis escritor proscrito. Una vez en el exilio, también le catalogaron como peligroso y le retiraron la nacionalidad alemana, pero esto no impidió que el hecho de ser alemán le valiera su internamiento en Fort-Carré, y una vez consumada la ocupación de Francia por los nazis, en el campo de Les Milles, donde se suicidó el 21 de junio de 1.940 ante la inminencia de su traslado y el de sus compañeros, intelectuales, a los campos de exterminio.
 
Entre la liberación de Hasenclever de Fort Carré y su nuevo y definitivo internamiento en el campo de Les Milles, escribe "Olvidados", donde describe, en el estilo expresionista que caracterizó a los de su generación, el microcosmos de un mundo cerrado, cargado de malos presagios, donde los personajes, despojados de todo contacto con la realidad, descubren la generosidad y la miseria del hombre enfrentado a la incertidumbre de su destino. 
 
Fragmento de Olvidados:
"Durante la noche las tropas alemanas invadieron Polonia. Por la mañana el Führer de todos los alemanes anunció el hecho consumado a los representantes de diferentes países reunidos con carácter de urgencia. Comenzaba el derramamiento de sangre.
No es necesario reproducir las crónicas de la historia. El individuo, en su impotencia, sólo puede escribir sobre su propia reacción. Percibe la conmoción cósmica en su pequeño entorno [...].
Veo cómo los padres e hijos de mi vecindario acuden corriendo al cuartel. Salen de sus campos de claveles, sus huertos, sus garajes. La vieja campesina se oculta en el establo. No quiere que la vean llorar. El señor Marius, mi casero, se incorpora a la armada. Hace decenios que estas gentes viven en sus tierras. Con su trabajo arduo han conseguido hacerlas fértiles. Me han enseñado a criar conejos y a cultivar patatas. Formo parte de su gran familia [...].
Comienzo a sentir una vergüenza atroz. Aun cuando los criminales me hayan retirado la nacionalidad, al fin y al cabo nací en Alemania. No podemos olvidarlo [...].
Sentados en el jardín quizás por última vez, en ese primer día de guerra, en aquel entorno apacible rompo a llorar. Sin consuelo. Sin esperanza.
Nosotros, los desterrados. Nosotros, los apátridas. Nosotros, los proscritos."
"Los Campos de Concentración Nazis. Palabras contra el Olvido", Rosa Toran - Ed. Península.
Fuente y más información sobre "Olvidados": Ediciones Barataria.

votar

27 Comentarios: (+añadir comentario?)

Katy dijo...

Asi se escribió parte de la historía. Mis padres también fueron apatridas...
Besos Nikkita, no coments today.

Nikkita dijo...

Entendido Katy. Kein problem.
Besos grandes :)

Bcn_oscar1 dijo...

Los olvidados... que mal titulo no?

Un besote

Nikkita dijo...

Oscar, en medio de ninguna parte, no queridos por nadie..... titulo muy descriptivo.
Besotes

Madame Minuet dijo...

Que maravilloso fragmento ha elegido usted. Expresa mucho dolor, y es inocultable que fue escrito por quien así lo experimentó.

Me llama la atencion el porcentaje tan elevado de personas afectadas de tuberculosis, muy superior a otras enfermedades tan comunes. Aun seguía siendo el mayor azote de todas ellas. Parece mentira que nos hayamos librado al fin. Ojala pronto podamos decir lo mismo del cancer y de tantas otras como nos preocupan hoy.

Buenas noches, madame

Bisous

Nikkita dijo...

Madame, efectivamente transmite perfectamente todos sus sentimientos en sus escritos.
La tuberculosis, teniendo en cuenta las condiciones de vida que tenía allí, no era tan rara, pero si, menos mal que nos hemos librado. El resto, me parece que aun tardaremos un tiempo.

buenas noches, madame.
Besos.

meg dijo...

Nikkita, resulta doloroso leer los sentimientos de un apátrida tan bien descritos como en este fragmento. A veces las palabras superan a cualquier imagen. Buenas noches y un beso.

Nikkita dijo...

Hola meg, la verdad es que leyéndole puedes llegar a sentir (en parte) su dolor y desesperación.
buenas noches. Besos.

macgo dijo...

Tu entrada me ha recordado el libro Vichy 1940,de Fernando Schwart en el que se refleja muy bien como era el ambiente que se respiraba en Vichy.
Aquí o estoy de acuerdo con Óscar. El título es bueno.

Cayetano dijo...

La historia que olvida a los perdedores...
Me ha llamado la atención el cuadro que insertas sobre las enfermedades crónicas de los internados en la enfermería de Noé. El alto índice de tuberculosis y enfermedades bronquiales entre los españoles, afectando prácticamente sólo a los hombres, y la tensión alta entre las mujeres alemanas, veinte veces más elevada que entre las españolas. Curioso. No sé si tendrá alguna explicación conocida.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Estas personas, como a los republicanos españoles, se encontraron con ser nacionales de un país en guerra con Francia y a la vez perseguidos en su tierra a la que no podían volver... un papelón sin duda...

Nikkita dijo...

Macgo, a mi el título también me parece adecuado. Ese libro no le conocía, le buscaré porque me vendrá bien para una info que me pasó Oscar el otro dia.
Besos.

Nikkita dijo...

Cayetano, la verdad es que no se si hay alguna explicación, imagino que sí, pero te la tendría que buscar porque no la sé. Apuntado queda :).
Un saludo

Nikkita dijo...

Jose Luis, así es, un papelón, en sus países renegaban de ellos, y fuera de sus países también por su orígen... El sentimiento de pertenencia totalmente anulado.
Saludos

ANRAFERA dijo...

Que buenas entradas y...que triste conocer estas historias, si bien es primordial conocerlas para evitar que ocurra. Nikkita mis felicitaciones por tu buen trabajo. Tu blog es cultura. Que tengas un buen día. Cordial saludo

Nikkita dijo...

Gracias Ramón. Un placer tenerte siempre por aqui.
Buen puente. Saludos cordiales.

Perikiyo dijo...

Cuando me entero del suicidio de alguien, suelo pensar que se debe a un trastorno. A una locura.

El fragmento de "Los olvidados" me h parecido desgarrador.

Creo que este hombre se suicidó por vergüenza.

¡Qué bueno sigue siendo este blog!

Aún mejor que antes.

Un beso, Nikkita.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Hay quien piensa que suicidarse es de cobardes, por el contrario yo opino que se tiene que ser muy valiente para hacerlo, después de leer estas historias duras de unas vidas, no quiero opinar, porque no se que es peor llegar a ese final o terminar con esas atroces muerte. Ese final de entrada es espeluznante, y esos hombres o mujeres que después de la huida que tuvieron que hacer de su tierra por sus ideas y llegar a otro país donde piensas que puedes tener u obtener la libertad y te topas con un nuevo sufrir. Terrible querida amiga

socalze-rabalero dijo...

Pasa por mi Blog que hay sospresa.

Saludicos

Nikkita dijo...

Hola Perikiyo!!!!, no sabes cuánto me alegro de verte otra vez sin pasar de puntillas :), te echaba de menos :)).

El motivo del suicidio, según la información que he leído fue un poco por "orgullo" de conservar la poca dignidad que les quedaba, sabiendo cuál era su destino y final inmediatos, un campo de exterminio.

Bienvenido de nuevo!!, pedazo de comunicador. Un beso.

Nikkita dijo...

Hola Higorca querida, ciertamente son situaciones que a ninguno nos gustaría vivir, y tomar esa decisión y llevarla a cabo, no creo que sea nada fácil. Yo también soy de las que opina que hay que ser muy valiente para hacerlo.
Besos grandes, y muchas gracias por todo!!

Nikkita dijo...

Socalze, ahora paso por alli a ver qué deparas :)

Elisa dijo...

Hola Nikkita,
El otro día estaba pensando en vos y en tu trabajo. Ví dos películas. Una de ellas era "Good man" (o sea "Un hombre bueno"...) y la otra no recuerdo el título original. En español sería "Matemática emocional"
La segunda trata sobre las consecuencias en sobrevivientes de un campo de paso en Francia.
Cariños
Elisa, Argentina

Nikkita dijo...

Hola Elisa, gracias :)).
La primera si la he visto y me gustó mucho, la 2ª no sé cuál es, la buscaré.
Besos.

Jubilada en Acción! dijo...

Que duro... no he podido evitar soltar una lágrima, y preguntarme con infinita incapacidad para responderme ¿como es que esto sucedió? Nikkita, que extraordinaria labor de investigación realizas, entiendo bien que tus seguidores quieran mostrarte su admiración a través de tantos premios.

Saludos.

Nikkita dijo...

Hola Diana, gracias por tus palabras. Creo que a día de hoy todos nos hacemos la misma pregunta que tu.
Saludos.

jubiladaenaccion dijo...

Nikkita, releo la nota y no dejo de experimentar un horror indescriptible, coráje, ira, dolor y hasta vergüenza al concebir que el ser humano pueda ser tan increiblemente cruel. No se si sea una solución pero quizás la respuesta pueda estar en educar para el amor.

Hasta pronto.

Related Posts with Thumbnails