Mensajes Diplomaticos interceptados por los Servicios Secretos

Cargando..

Angel Sanz Briz envió a Madrid decenas de mensajes, muy reveladores, clasificados como de “máximo secreto”, informando de detalles de la persecución que sufrían los judíos, mensajes que fueron interceptados por los servicios secretos británicos.

Cuatro días antes de tener que huir de Budapest escribió:
" Mensaje N.º 138522. 
A la vista del hecho de que se siguen perpetrando horribles atrocidades contra los judíos, el nuncio ha mantenido esta mañana una reunión de representantes de países neutrales.
Hemos acordado unánimemente efectuar una petición colectiva al gobierno húngaro con la petición de que cesen las persecuciones...".

Dos días antes de su salida, escribió a Madrid:
" Máximo secreto. N.º 138738. 
Esta mañana he conseguido obtener la liberación de 71 judíos que se encontraban en un campo de concentración cerca de Budapest. Muchos de ellos no habían comido en tres días y algunos... (el mensaje está sin terminar)".

Sebastián Romero Radigales, cónsul general de España en Atenas entre 1.944 y 1.945, salvó alrededor de medio millar de sefardíes de Salónica, incluyendo 366 presos en el campo de Bergen Belsen y otros 150 que logró hacer llegar a Palestina vía Atenas. El gobierno de Franco, presionado desde el exterior, aceptó que algunos sefardíes presos en el campo nazi vinieran a España, enviándoles después a África donde acabó perdiéndoles la pista, provocando incómodas preguntas del Reino Unido al que respondió con vaguedad.

A primeros de febrero de 1.944 el III Reich informó al gobierno español que procedía a la entrega de un contingente de judíos de Salónica presos en Bergen Belsen que llegarían hasta la frontera franco española en dos trenes sucesivos. Con motivo del segundo tren de liberados el gobierno alemán comunicó a la embajada española en Berlín:
" Secreto.  
El Ministerio de Asuntos Exteriores tiene el honor de informar a la embajada española de que el segundo transporte de judíos españoles ha salido del campo Bergen-Belsen el 7.2. por la noche. Según el horario previsto, llegará al puesto fronterizo Cerbère, una parada antes de Portbou, el 11.2. a las 16.21 horas. 
Berlín, 9 de febrero 1944".

El primer grupo de 182 personas entró en España el 10 de febrero de 1.944 y el segundo, de 183, lo hizo el 13 de febrero. Por razones inexplicadas las autoridades españolas olvidaron el segundo tren durante 48 horas en la estación francesa de Cerbère, hasta el punto en que los alemanes preguntaron a Berlín qué hacían con los judíos y faltó muy poco para que los enviaran de regreso a Bergen Belsen.

Finalmente, los sefardíes llegaron a Barcelona mientras en el extranjero se hablaba mal del régimen de Franco. En respuesta, el ministerio de Asuntos Exteriores español dio consignas a sus embajadas para atajar las críticas. Unas instrucciones que fueron interceptadas por el servicio secreto británico como sucedió con la transmitida desde Madrid a Brasil y Chile. El mensaje, de 24 de febrero de 1.944 del ministro Gómez Jordana decía textualmente:
" Máximo secreto. 
Consideración española hacia los refugiados. (…) De: Jordana, Madrid para embajador español, Río y Santiago. (…) Con el fin de que pueda contestar a la campaña antiespañola que nos atribuye una política racial, que el 10 y el 13 de febrero se permitió la entrada por la frontera de Portbou a 365 judíos de Salónica procedentes del campo de concentración alemán de Bergen Belsen, del que les permitieron salir únicamente gracias a nuestra activas gestiones, que continúan en referencia a otro grupo de sefardíes. Cuando llegaron a España, dieron emotivas muestras de gratitud a nuestro Gobierno por la ayuda que habían recibido".
Pero olvidó decir que serían rápidamente transferidos a Marruecos (aunque algunos lograrían llegar al Mandato británico de Palestina).

Hacia el final de la guerra, los británicos, presionados por las asociaciones hebreas, se interesaron por la suerte de los judíos españoles deportados desde Grecia. Incluso Clementine Hozier, esposa de sir Winston Churchill, se implicó en el asunto, razón por la que los diplomáticos de Gran Bretaña redoblaron sus esfuerzos.
A las incómodas preguntas del gobierno inglés, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Félix Lequerica, respondió de un modo que los británicos consideraron insatisfactorio.
El 8 de febrero de 1.945 la embajada del Reino Unido en España cursó a Londres el siguiente correo:
"Judíos españoles deportados de Salónica. 
Hemos vuelto a discutir esta cuestión con el Ministro de Asuntos Exteriores y, tras algún retraso, hemos recibido semi-oficialmente un memorando, del que le enviamos una copia traducida, que contiene cierta información que, si bien no es enteramente satisfactoria, pensamos que en cualquier caso debería de tenerla por lo que valga. (…) tenemos que volver a ver al Ministro para hablar sobre la cuestión de los deportados judíos y reiteraremos la cuestión de los deportados de Salónica, aunque no somos optimistas en que vayamos a obtener alguna otra información. 
Atentamente suyo. Canciller".

Adjunta a esta comunicación se encontraba la traducción al inglés de la extraña explicación semi-oficial del gobierno español. Decía:
"Excepto en casos aislados, los judíos españoles que residían en Grecia fueron transferidos por las Autoridades Alemanas de Ocupación al campo de concentración de Bergen Belsen (Alemania). A la vista de las negociaciones realizadas por el Gobierno Español con dichas autoridades, la mayoría de los judíos españoles internados en el campo de concentración anterior fueron liberados y desde allí transferidos a África con la esperanza de que pudieran regresar a aquellos territorios en los que vivían originalmente. Hasta el momento, las nuevas negociaciones que se están realizando darán como resultado la liberación de un número muy pequeño que todavía permanece en Bergen Belsen y su transferencia a Suiza.

Un grupo muy pequeño que fue arrestado en Atenas debido a que habían permanecido en la ciudad tras la expulsión de los judíos, ha sido liberado al ser reclamados por la Legación Española. La información recibida de la Legación indica que todos están perfectamente de salud. Otro pequeño grupo que estaba oculto para evitar el destierro ha sido informado por el ministro español de que pueden circular libremente sin el menor peligro, y poco a poco se están presentando en el consulado. Gracias también a los pasos dados por el consulado, las autoridades alemanas se han abstenido, como habían decidido hacer al principio, de formar una expedición con los judíos españoles restantes en Atenas y enviarlos también a Bergen Belsen. En consecuencia, se les ha permitido que sigan y disfruten de libertad.

Como los liberados y algunos de los judíos que estaban ocultos no tienen alojamiento, lo que resulta extremadamente difícil de encontrar en las presentes circunstancias, se ha obtenido el permiso de las autoridades alemanas para la cesión a nuestro consulado de una villa donde algunas familias ya se han instalado, aliviando por tanto su lamentable estado. No es posible dar el número exacto de judíos sefardíes que han permanecido en Atenas tras la expulsión, pero entre aquellos que estaban casados con Arios y aquellos que estaban ocultos, el número debe rondar alrededor de 80".

El martes 16 de marzo de 1.943, Julio Palencia, Ministro de la Embajada de España en Sofia (Bulgaria) de 1.940 a 1.943, se enteró de la inminencia de las deportaciones de los sefardíes por Bogdan Filov, el primer ministro búlgaro, que le anunció que la medida procedía de los alemanes. Al día siguiente, Palencia telegrafió a Madrid anunciando la amenaza nazi:
" Máximo secreto. 
Asunto: Judíos españoles en Bulgaria. N.º: 115514. De: Ministro español, Sofía. Para: Ministro de Asuntos Exteriores, Madrid. 17 de marzo de 1943. 
A la vista de la deportación inminente a Polonia de todos los judíos que viven en Bulgaria, ayer tuve una entrevista con el presidente del Consejo de Ministros, que me dijo que la deportación comenzaría a finales de abril y me hizo entender que era una medida impuesta por Alemania. Informo a su excelencia para el caso de que considere oportuno indicar al Gobierno alemán y al ministro búlgaro en Madrid que España no puede permitir que sus súbditos sean deportados a Polonia por razones de una ley racial no existente en (ilegible), añadiendo que los búlgaros viven en paz en España y, por tanto, los españoles tienen el derecho de hacer lo mismo en Bulgaria. Envío un despacho sobre este tema en la siguiente saca".

El Gobierno español hizo oídos sordos y Palencia insistió:
"Máximo secreto. 15 de mayo de 1943. 
A la vista de la seriedad y urgencia de la posición referente a la aplicación de la ley antijudía de la que he informado a su excelencia en diversas ocasiones, considero que sería de gran ayuda si me concediera autoridad urgente para repatriar a todos los ciudadanos judíos de nacionalidad española que viven en Bulgaria y en territorios recientemente anexados, al propio coste de las personas afectadas. Serían unas 300".

Palencia siguió sin respuesta, y acudió a la máxima autoridad alemana, anunciando por su cuenta y riesgo que España estaba de acuerdo en la repatriación de "todos los judíos españoles que hay en Bulgaria", según consta en un telegrama cifrado que Adolf Heinz Beckerle, el representante alemán en Bulgaria, envió a Berlín el 28 de mayo:
"Palencia se declara disgustado por la expulsión de los judíos de Sofía y pidió intervenir a favor de sus amigos judíos búlgaros, lo cual he rechazado, por supuesto".

Cuando el sefardí León Arié fue ejecutado en Bulgaria, Palencia adoptó a sus hijos y suministró un salvoconducto a la viuda de Arié, lo que le supuso un enfrentamiento total con alemanes y españoles. La airada reprimenda que recibió del ministro Gómez Jordana el 30 de junio de 1.943 fue:
"Máximo secreto. 
El ministro búlgaro me acaba de hacer una comunicación oficial en nombre de su Gobierno en referencia a la adopción por su excelencia de los hijos del sefardí Rafael Arié, condenado a muerte por el tribunal búlgaro y ejecutado el pasado abril, mencionando especialmente su solicitud de un pasaporte diplomático para estos huérfanos. El Gobierno búlgaro considera que su conducta ha sido “expresiva e incorrecta” a la vista de la especial situación referente al orden público en Bulgaria y a la participación judía en los recientes incidentes políticos. Por favor, informe sobre este asunto, al que las autoridades búlgaras conceden tanta importancia como para llevarles a preguntarse si su presencia en su puesto puede seguir siendo deseable".

La respuesta de Palencia fue:
"Referente a su N.º24 (la anterior). 
Tras seguir los consejos de dos renombrados abogados en Sofía, uno de ellos un ex ministro de Justicia, he adoptado a dos niños de 17 y 19 años, hijos del sefardí Arié, condenado a muerte y cuya sentencia ha sido considerada en general injusta y debida enteramente a su origen judío. Por tanto, es inadmisible decir que la adopción por mi parte de dos menores que pertenecen a una raza que el Gobierno búlgaro desea hacer desaparecer del país es una acción incorrecta que requiera una queja. Yo no he pedido un pasaporte diplomático para (ilegible) sino sólo una tarjeta de identidad (...)".

Mientras se producía este cruce de mensajes, los alemanes daban instrucciones para interceptar a la familia Arié. Julio Palencia se dio cuenta de que su vida corría peligro y optó por enviar un nuevo telegrama a Madrid, argumentando que era un deber humanitario y de buen cristiano salvar la vida de inocentes, al tiempo que pedía que le sacaran rápidamente de Bulgaria.
La respuesta de Gómez Jordana el 26 de julio fue:
"Secreto. Descifrar personalmente (...) 
Dejando a un lado el aspecto humanitario y de caridad cristiana al que hace referencia, considero que debería haber prevalecido su posición como representante acreditado en Bulgaria y debería haberse abstenido de cualquier acción que el Gobierno búlgaro hubiera podido temer como de oposición. A la vista de la necesidad patente de su traslado, siento informarle de que el puesto que menciona está cubierto y que sólo puede ser nombrado para (ilegible) Salvador o Genoa (sic), siendo estas posibilidades condicionales y con las reservas debidas por la revisión de las combinaciones que se están llevando a cabo".
Pese a ser perseguido, logró llegar a Madrid con los Arié.

Fuente: La Vanguardia.
"Cuando sepas una cosa sostén que la sabes; cuando no la sepas, confiesa que no la sabes. En eso está la característica del conocimiento." - Confucio

votar

38 Comentarios: (+añadir comentario?)

Katy dijo...

Esta claro Nikkita que todo el mundo se escaqueaba y se lavaba las manos como podía, quizás por ignarancia, tal vez por miedo o cobardía. No tengo la llave para juzgar ni para condenar, solo se que al esto podría haberse evitado y no se que sinrazón les guió a esta locura colectiva. Pero creo que nadie lo sabe. Solo queda el sufrimiento de familias enteras exterminadas y algún que otro superviviente para recordar este terror.
Muy buena documentacióm como siempre.
Un beso y feliz semana

Bcn_oscar1 dijo...

Que vergüenza...
Si es que se junta el hambre con las ganas de comer mas el paletismo y luego pasa lo que pasa... Menos mal que es agua pasada

Capuchino de Silos dijo...

¡Los horrores del hombre!
Para que aprendamos.
Una documentación muy buena.
Muchas gracias.
Un saludo

MJTH dijo...

Siempre hay alguien que tiene la bondad y la valentia de tomar decisiones, aun exponiendo su vida, digna de ser recordada y alabada por todos.
Ese señor palencia fue un gran señor...
abrazos Nikkita

La Dame Masquée dijo...

Que barbaridad, la mayoria de las veces tenian que ser actos heroicos en solitario, porque nadie tendia una mano. Tenia que ser desesperante verse hasta sin patria por no pertenecer a la raza correcta.
Menos mal que hubo algunos señores Palencia.

Buenas noches, madame

Bisous

Nikkita dijo...

Hola Katy, muchas gracias. A estas alturas, mucho me temo que las respuestas a esas preguntas ya no se van a saber.....
Feliz semana. Un beso

Chesana dijo...

En ocasiones terminas de leer algo y no sabes muy bien qué decir, porque son muchas las cosas que se te ocurren. El desprecio por la vida en aquel tiempo era tan feroz, que realmente a nadie le importaba lo que pudiera estar pasándoles a esas pobres gentes.

Nikkita dijo...

Oscar, es agua pasada, pero mejor saberlo... Es un vergüenza, efectivamente, porque nadie hizo nada...
Besos

Nikkita dijo...

Capuchino de Silos, así es, deberia servirnos de lección para el presente y el futuro.
Muchas gracias!.
Un saludo

Nikkita dijo...

Hola Mj, Palencia fué otro más de los muchos que intentaron hacer lo que estaba en su mano, y se jugó la vida porque fué perseguido, pero afortunadamente le salió bien.
Abrazos

Nikkita dijo...

Madame, afortunadamente si existieron unos cuantos Palencia, pero es lamentable que todo se tuviera que hacer de forma individual, y jugándose la vida.
Buenas noches, madame.
Besos

Nikkita dijo...

Hola Ches!!, se mezclaba el desprecio por la vida con los intereses políticos que estaban muy por encima de las personas.... y ya tienes el resultado.
Muchos besos.

meg dijo...

Una acción "expresiva e incorrecta" adoptar a unos niños huérfanos cuyos padres han sido asesinados. Increíble.

Y Palencia debería recibir un homenaje y un recuerdo como el de _Sanz Briz y otros "Schindler" españoles.

Muy buena entrada, Nikkita. Enhorabuena. Y besos.

Cayetano dijo...

Muy buena entrada y muy bien documentada, como es costumbre en ti.
Hoy nos traes una lección: de vez en cuando aparece alguien que hace cosas por los demás, aunque le pueda costar el puesto.
Bergen Belsen creo que fue el campo donde confinaron y asesinaron a la mayor parte de la familia de Ana Frank.
Un saludo.

ANRAFERA dijo...

Gracias por exponer estos retazos de historia...a ver si aprendemos...para no repetirla. La frase que has escogido de "Confucio", es estupenda. Un cordial saludo. Feliz semana

Nikkita dijo...

Hola Meg, la carta de Gomez Jordana es para que cada uno saque sus propias conclusiones.....
Besos

Nikkita dijo...

Gracias Cayetano.
A Bergen Belsen transfirieron a Ana Frank y a su hermana, y allí murió Ana Frank, pero no asesinada sino de una enfermedad.
A la madre la mataron en Auschwitz.
Un saludo.

Nikkita dijo...

Gracias Ramón, efectivamente deberiamos aprender para no repetirla...
Feliz semana. Un saludo.

La mujer D dijo...

Yo es que Nikkita...te admiro. Sí, no sé, ya sabes (un poco) como soy.Gracias por compartir toda esta información, GRACIAS :)

Nikkita dijo...

Mujer D... Gracias a ti!!!, no cambies....
Besos

Clara dijo...

Cómo pueden suceder estas cosas?. Un gobierno demencial,queriendo dar una imagen. La correspondencia, pone los pelos de punta, el devolver a Marruecos a personas sacadas del horror, una jugarreta. Y Palencia, un Sr con mayusculas. ¿Cómo lo haces ,amiga?.

Besos y mucho cariño.

Nikkita dijo...

Hola Clara, la correspondencia en este caso, deja claro que todo el mundo estaba al tanto de lo que estaba sucediendo...
Muchos besos y mucho cariño :)

macgo dijo...

Jamás olvidaré en una terraza de Atenas a un sefardí ya muy mayor que se acercó a nosotros porque nos escuchó hablar en castellano. Nos contó su vida, sus sufrimientos, como había logrado sobreponerse a ellos y había logrado una cómoda posición en la vida que le había permitido dar estudios a sus hijos que se encontraban dispersos por el mundo. Nos invitó a café y estuvimos un largo rato charlando. Pero lo que más me impresionó fue su amor a España a pesar de no haber pisado nunca la que para él era su tierra. Pienso en él a menudo y no puedo evitar una lágrima en su recuerdo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Hay que reconocer que muchos diplomáticos españoles se lo curraron y se la jugaron tanto con los alemanes como con la pasividad "oficial" del gobierno español.

Nikkita dijo...

Miguel, me has puesto la carne de gallina.... no te digo más...
Gracias!

Nikkita dijo...

Jose Luis, casi todos los diplomáticos que intentaron hacer algo en contra de lo que estaba pasando se la jugaron con los dos bandos... pasivo.. no sé si fue el español...
Saludos

AFRICA EM POESIA dijo...

Passei para um beijinho e...

PALAVRA


O amor...
Palavra pequena...
Palavra simples...
Mas palavra...

......

Palavra...
Que é...
Forte...
Palavra...
Que é...
Imprescindível...

......

Que todos querem...
Pois quem não sabe...
...Amar...
Não sabe também...
...Viver!...

LILI LARANJO

MIGUEL NONAY dijo...

Una entrada impresionante, aprendo muchísimo con tus entradas, guapa.

Menos mal que ya es pasado.

Besitos.


A Salto De Mata

Miguel Ángel dijo...

Me ha encantado el comentario de Lili Laranjo. ¡Con lo que yo amo su ciudad y su país!

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

Excelentemente documentado y con testimonios que dificilmente se pueden encontrar. El sr Palencia era otro más de los muchos que luchaban en solitario incluso a riesgo de su vida por los demás. Y efectivamente, murió en ese campo, en el que entró en octubre del 44 y falleción en enero del 45. Faltaba poco para el fin de la guerra, hasta en eso tuvo mala suerte. Enhorabuena.

Muchos besos.

Nikkita dijo...

Gracias Lili!!.
Muchos besos para ti.

Nikkita dijo...

Gracias Miguel, aún sigo con los dientes largos de tu última entrada :).
Es pasado, pero más nos vale no olvidarlo...
Besitos

Nikkita dijo...

Miguel Angel, te recomiendo que pases por su blog Africa em Poesia, ahí tienes muchos más poemas de Lili.
Besos

Nikkita dijo...

Felix, ahora según se van desclasificando documentos de los servicios secretos va siendo más fácil el acceso a la información.
Veo que te sabes bien las fechas de la historia de Ana Frank, que efectivamente murió muy poco antes de la liberación del campo :).
Muchos besos

Marga dijo...

Que tal amiga!!! Sigo disfrutando con la lectura para ponerme al día.
Revelador el intercambio de misivas, como se lavaban algunos las manos y que valor individual demostraban otros.
Ya tengo cuenta google, el servicio técnico que tengo en casa ha sido rapido jeje.
Besos.
Marga.

Nikkita dijo...

Hola guapa, ya veo que tienes un pedazo de servicio técnico :))).
Casi todos se acabaron lavando las manos, pero afortunadamente habia gente que a pesar de todo, hizo lo que pudo.
Muchos besos, Marga.

Miguel Angel dijo...

La Historia es posible a personas anónimas o poco conocidas, es importante el conocimiento de la historia con minúscula y que sirvan sobre todo para sacarla del olvido.

Nikkita dijo...

Hola Miguel Angel, claro que sí, las historias forman la Historia, y en este caso además, es importante no olvidarla.
Besos

Related Posts with Thumbnails