Irena Sendler: La madre de los niños del Holocausto.

Cargando..

Esta entrada la publiqué en septiembre del año pasado, pero tras recibir de algunos de vosotros un email que circula por internet como desacuerdo a que nunca se le haya otorgado a esta mujer el Premio Nobel de la Paz, la publico de nuevo, y añado al final la viñeta que acompaña ese email.


 Irena Sendler nació en Polonia el 15 de febrero de 1.910, en un pueblo llamado Otwock a 23 kilómetros al sudeste de Varsovia.

Su padre, Stanislaw Krzyzanowski, un medico que tenía mayoritariamente pacientes judíos pobres, fue una gran influencia para ella. Murió cuando Irena tenia 7 años. De él siempre recordaría dos reglas que siguió a rajatabla a lo largo de toda su vida. La primera: que a la gente se la divide entre buenos y malos sólo por sus actos, no por sus posesiones materiales; y la segunda: a ayudar siempre a quien lo necesitase.

Irena trabajaba como enfermera en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia que operaba los comedores comunitarios de la ciudad, cuando Alemania invadió el país en 1.939. Ya allí, ejercía su labor altruista intentando salvaguardar a todos aquellos que podía. Entregaban ropas y dinero a las familias judías, inscribiéndolas con nombres católicos falsos para evitar las sospechas de los soldados alemanes.

En 1.942, se crea el Gueto de Varsovia, encerrando en él a unos 400.000 judíos, y las deportaciones empezaron a ser mucho más frecuentes, trasladándoles sobre todo al campo de concentración de Treblinka.

Irena, horrorizada por las condiciones en que se vivía allí (morían unas 5.000 personas mensualmente por hambre y enfermedades), se unió al Consejo para la Ayuda de Judíos, Zegota. Consiguió para ella, y su compañera Irena Schultz, identificaciones de la oficina sanitaria, una de cuyas tareas era la lucha contra las enfermedades contagiosas, para entrar al gueto de forma legal. Después, conseguiría más pases para más compañeros. Debido al temor de los alemanes a que se desatara una epidemia, permitían que el Gueto fuera controlado por los polacos.

Irena iba allí diariamente, para llevar comida, medicinas y ropa, y establecer contactos. Cuando caminaba por las calles del gueto, llevaba un brazalete con la estrella de David, como signo de solidaridad y para no llamar la atención.
Una vez allí, comprendió que el verdadero objetivo del gueto era la eliminación de todos los judíos, y pensó que era urgente sacar a todos los niños posibles, o, al menos, a los mas pequeños, para que tuvieran la oportunidad de sobrevivir, por lo que se puso en contacto con familias a las que ofreció llevar a sus hijos fuera del gueto. Aunque no les podía dar garantías de éxito. Lo único seguro era que los niños morirían si permanecían en él.

Comenzó a evacuarlos de todas las formas imaginables: dentro de ataúdes, en cajas de herramientas, bolsas de patatas, entre restos de basura, en ambulancias como enfermos de males muy contagiosos, o a través de una iglesia con dos accesos, uno al gueto y otro secreto al exterior, donde los niños entraban como judíos y salían al otro lado bendecidos como nuevos católicos.

Muchas madres y abuelas eran reticentes a entregar a sus niños, algo absolutamente comprensible pero que resultó fatal para ellos ya que, algunas veces, cuando Irena o sus chicas volvían a visitar a las familias para intentar hacerles cambiar de opinión, se encontraban con que todos habían sido llevados al tren que los conduciría a los campos de la muerte. “Fuimos testigo de escenas infernales cuando el padre estaba de acuerdo pero no la madre”.

Durante toda su vida, Irena ha estado recordando a aquellos angustiados padres preguntándole si sus hijos vivirían, y a aquellos asustados niños llorando en las despedidas.

Logró reclutar al menos una persona de cada uno de los diez centros del Departamento de Bienestar Social, y con su ayuda, elaboró cientos de documentos falsos, con firmas falsificadas dándoles identidades temporarias a los niños judíos.

La labor no era fácil. El rescate de un niño requería la ayuda de al menos diez personas. Los niños eran los primeros transportados a unidades de servicio humanitario y luego a un lugar seguro. Después les ubicaba en casas, orfanatos y conventos, enviando la mayoría a lugares religiosos ya que, los religiosos siempre tenían las puertas abiertas para los niños del Gueto.

A lo largo de un año y medio, hasta la evacuación del gueto en el verano de 1.942, consiguió rescatar a más de 2.500 niños.

Para Irena no bastaba solo con salvar a los pequeños. Quería que algún día, pudieran recuperar su pasado, sus familias, y su verdadera identidad. Apuntaba en papel los verdaderos nombres, las nuevas identidades y las ubicaciones de los niños. Metía esos papeles en botes de conservas, y los enterraba debajo de una manzano en el jardín de su vecino, frente a los barracones alemanes, para asegurarse de que llegarían a las manos indicadas si ella moría. Allí guardó, sin que nadie lo descubriera, los datos de 2.500 niños.

En 1.943, los nazis supieron de sus actividades, y el 20 de octubre fue detenida por la Gestapo, y encarcelada en la prisión de Pawlak, donde fue brutalmente torturada. Pero a Irena, a pesar de las torturas, y de que le rompieron los pies y las piernas, nunca le pudieron quebrar su voluntad, y mantuvo en secreto los nombres y direcciones de las familias que albergaban a los niños, y nunca traicionó a sus colaboradores.
Fue condenada a muerte, y ella no dijo ni una palabra.
Lo que la mantenía allí con vida, era una estampa de Jesús Misericordioso con la leyenda: “Jesús, en vos confío”, que encontró en un colchón de paja. La llevó consigo hasta el año 1.979, que se la regaló al papa Juan Pablo II.

La sentencia de muerte nunca se llevo a cabo, ya que los miembros de Zegota habían logrado detener la ejecución sobornando a los alemanes, y cuando iba camino de la ejecución, un soldado alemán se la llevó para un "interrogatorio adicional". Al salir, le gritó en polaco: "¡Corra!", y la dejó escapar. Su nombre apareció al día siguiente en las listas de ejecutados.

A partir de ese momento, siguió trabajando en la clandestinidad, con una identidad falsa.

Al finalizar la guerra, Irena desenterró los frascos y utilizó las notas para encontrar a los 2.500 niños que colocó con familias adoptivas. Los reunió con sus parientes diseminados por toda Europa, pero la mayoría había perdido a sus familias en los campos de concentración nazis.
Le entregó las notas al doctor Adolfo Berman, el primer presidente del Comité de salvamento de los judíos sobrevivientes. Al principio, aquellos niños que no tenían una familia adoptiva fueron cuidados en diferentes orfanatos y poco a poco fueron enviados con otros familiares o se quedaron con familias polacas.

A partir de este momento, ella, que ya tenía dos hijos, volvió a ser trabajadora social y a su vida tranquila, sólo truncada por las pintadas, en la puerta de su apartamento, en las que le acusaban con necedad de ser «amiga de los judíos» o la llamaban la «madre de judíos». Se encargó de la supervisión de orfanatos y asilos en Varsovia, y ayudó a crear casas para ancianos, orfanatos y un servicio de emergencia para niños.

Los niños sólo conocían a Irena por su nombre clave "Jolanta". Pero años más tarde, cuando su foto salió en un periódico tras ser premiada por sus acciones humanitarias durante la guerra, un hombre, un pintor, la llamó por teléfono y le dijo: "Recuerdo su cara, usted es quien me sacó del Gueto." Y así comenzó a recibir muchas llamadas como esa, y reconocimientos.

Irena Sendler estuvo años encadenada a una silla de ruedas, por las lesiones que arrastró tras las torturas sufridas por la Gestapo. Tenia en su habitación cientos de fotos con algunos de aquellos niños sobrevivientes o con hijos de ellos. Y jamás se consideró una heroína. Decía que el lamento que la seguiría hasta el día de su muerte era: "Podía haber hecho más".

En 1.965 la organización Yad Vashem de Jerusalén le otorgó el título de Justa entre las naciones y se la nombró ciudadana honoraria de Israel. En noviembre de 2.003 el presidente de la República, Aleksander Kwasniewski, le otorgó la más alta distinción civil de Polonia: la Orden del Águila Blanca. Por último, y no menos importante, en 2.007 el senado de Polonia presentó la candidatura de Irena Sendler al Premio Nobel de la Paz que finalmente fue concedido al norteamericano Al Gore.


Pese a todo, su historia no fue conocida en su país, tapada por los 40 años de régimen comunista, hasta que en 1.999, un grupo de estudiantes de Kansas la descubrieron, gracias a su profesor de historia, y se quedaron estupefactos cuando, tras buscar el emplazamiento de la tumba de Irena, descubrieron que no existía porque ella aún vivía. Estaban frente a una auténtica heroína prácticamente desconocida, así que impresionados por esta mujer, llevaron a cabo una campaña para que todo el mundo pudiera ser consciente de lo que había logrado, y decidieron escribir una obra de teatro sobre ella. Se escenificó en iglesias y salones sociales asombrando y emocionando a todos los que tuvieron la oportunidad de verla. Uno de estos asistentes fue un profesor judío quien, impactado, ayudó a los escolares a cumplir su deseo: ir a verla a Varsovia y agradecerle lo que había hecho por la Humanidad. Les dio un cheque de 7.000 dólares y les hizo una petición: «Contadme todo con pelos y señales a vuestra vuelta».

Como era de esperar, también llamó la atención de Hollywood, que realizó una película para la televisión, basada en su vida, llamada: The Courageous Heart of Irena Sendler (Rating IMDB: 8.1).


Para mí, Irena es todo un Premio Nobel de la Paz, aunque no se lo hayan dado oficialmente, y un ejemplo a tener siempre presente. Ha sido una fortuna que saliera del anonimato, para no perdernos la biografía de esta gran mujer: "La razón por la cual rescaté a los niños tiene su origen en mi hogar, en mi infancia. Fui educada en la creencia de que una persona necesitada debe ser ayudada de corazón, sin mirar su religión o su nacionalidad." (Irena Sendler)

Murió en Varsovia el 12 de mayo de 2.008, a los 98 años de edad.

Os dejo el trailer de The Courageous Heart of Irena Sendler - Behind the scenes.




Viñeta:

Traducción de la viñeta:
Niña:Tengo que decirle, señor... Lleva en su brazo un tatuaje mortalmente aburrido. Es sólo un montón de números
 Señor: Bueno, tendría tu edad cuando me lo hicieron. Lo mantengo como un recordatorio
Niña: Oh! ... Un recuerdo de días más felices
Señor: No, de un tiempo en el que el mundo se volvió loco
"Imagínate a ti misma en un país en el que tus compatriotas siguen la voz de un político extremista al que no le gusta tu religión.
Imagínate que te quitan todo, que a toda tu familia la envían a un campo de concentración para trabajar como esclavos, y ser asesinados sistemáticamente. En este sitio te quitan hasta tu nombre para ser sustituido por un número tatuado en tu brazo.
Se llamó El Holocausto, cuando millones de personas perecieron sólo por sus creencias..."
Niña: Entonces lo lleva para acordarse el peligro de las políticas extremistas
Señor: No, cariño. Para recordártelo a ti.

“No se plantan semillas de comida. Se plantan semillas de bondades. Traten de hacer un círculo de bondades, éstas los rodearán y los harán crecer más y más”. (Irena Sendler)
"El anonimato es la expresión más genuina del altruismo." (Eric Gibson)

votar

46 Comentarios: (+añadir comentario?)

Nikkita dijo...

Saray dijo...

Me encantaría ver esta peli; tiene muy buena pinta. La verdad es que me parece muy bonito que hayas dedicado un blog a este tema. Yo estudié Yiddish y Hebreo en Escocia (un curso super básico) y los alumnos judíos en la clase contaban unas historias de sus antepasados que se te helaba la sangre :(
Cuanta maldad hubo en esa época...

Nikkita dijo...

Hola Saray, bienvenida. La verdad es que son historias escalofriantes, pero a la vez, puedes encontrar historias muy emotivas como esta.
Muchas gracias por tus palabras.
Un saludo

Nikkita dijo...

macgo dijo...

La estuve viendo hace un par de semanas por medios "equinos" que no se pueden revelar en público ( y si no que la estrenen ya) y me encantó. La historia la conocía y también su descubrimiento por parte de los alumnos americanos.
Sin duda has logrado desengrasar como decías sin traicionarte a ti misma.
En cuanto al Nóbel de la Paz, ya sabemos lo que ocurre. Pero el verdadero premio fue su propia heroicidad, el agradecimiento de sus niños y el recuerdo y la inspiración que dejó en nuestros corazones.
En cuanto a la viñeta, ya sabes lo que pienso sobre ella. No necesitop decir nada más.

Nikkita dijo...

Nikkita dijo...

Hola Miguel, dejemos esos medios a un lado, no vayas a tener que preparar la cartera tu tambien :).
Llevas razón, y estoy muy de acuerdo con Eric Gibson en que el anonimato es la expresión más genuina del altruismo, pero no deja de ser una lástima que gente como ella no se lleve el premio.

Gracias!!! por todo.
Besos.

Nikkita dijo...

Bcn_oscar1 dijo...

wow,no conocia esta entrada, pero es impresionate.

La ultima viñeta es lo que se debería hacer, que nadie olvide, para no repetir

Nikkita dijo...

Oscar, la última viñeta efectivamente es los que se debería hacer, y ante la duda... pídele la opinión a Miguel ;).
Besos

meg dijo...

Uaaauuu Nikkita. Ya sabía datos de Irene Sandler. Incluso que fue propuesta al Nobel de la Paz precisamente el mismo año en que se murió y se lo concedieron a Al Gore, ya ves.

Muy interesante el trailer de la película. Y sus frases. Magnífica entrada. Besos y un feliz fin de semana.

Senovilla dijo...

Aún recuerdo los lagrimones cuando hice el post.

Un abrazo y buen trabajo en el blog como siempre.

Nikkita dijo...

Hola meg, así es fue el año de AL Gore...
Feliz fin de semana. Besos

Nikkita dijo...

Senovilla, yo tambien me emocioné la primera vez que leí su historia, no es para menos.
Gracias!!.
Abrazos

Katy dijo...

Hola Nikkita, conocia la vida de esta super-mujer porque cualquier calificativo le viene pequeño. Una entrega así es cuanto menos heróica. estaba nominada al Nobel, pero creo que los títulos se lo otorgaron los cientos de niños que salvó de morir de manera tan cruel.
"La razón por la cual rescaté a los niños tiene su origen en mi hogar, en mi infancia. Fui educada en la creencia de que una persona necesitada debe ser ayudada de corazón, sin mirar su religión o su nacionalidad." (Irena Sendler)
Comparto en el alma este pensamiento.
Besos y buen finde. Como siempre te superas a ti misma :)

Nikkita dijo...

Hola Katy, sé que la conocías, fuiste la primera :))).
Coincido contigo en la frase, que más que frase es un lema.
Buen finde!, muchos besos.

Madame Minuet dijo...

Me ha hecho llorar de emocion con este texto. No creo que haya una vida mas hermosa que la de esta mujer. Y que indignante resulta que no le hayan dado el Nobel, doblemente indignante si miramos quiénes lo tienen.
Creo que el mundo sigue volviendose loco muchas veces.

Feliz fin de semana, madame

Bisous

Cayetano dijo...

Vaya ejemplo a seguir. ¡Qué importa lo del Nobel! A muchos se lo han dado sin merecerlo, como a Kissinger, el que estaba al tanto de los planes de la Cía para acabar con Salvador Allende en Chile. Es un premio que está en entredicho. Lo importante es el legado de esta mujer, de esta valiente. Un personaje a imitar.
Un saludo.

Nikkita dijo...

Madame, es una de las historias más emocionantes que conozco, y creo que si, que el mundo a veces está loco.
Feliz fin de semana.
Besos

la gata dijo...

Querida Nikkita
Conocía esta historia, pero en términos muy generales. Me he emocionado mucho leyéndola de tu mano.
A veces, la vida no acaba siendo del todo justa y no acaba otorgando el reconocimiento que se merecen a personas de tan grande calidad humana. Y es triste que así suceda.
Pero desde mi corazón le otorgo toda mi admiración por sus valores, tenacidad, fuerza y humildad. Ojalá el mundo estuviera más lleno de almas tan buenas.
Un abrazo

Nikkita dijo...

Hola Cayetano, el premio en sí cierto que es lo de menos, porque cada vez tiene menos prestigio, pero el hecho es el que es un poco indignante.
Desde luego es todo un ejemplo de altruismo, integridad y valentía a seguir.
Un saludo

Nikkita dijo...

Hola gata, en este caso, reconocimientos si ha recibido, por la Yad Vashem y por su país, y en cierto modo, en el momento que su vida ha interesado como para hacer una película, también se puede tomar como un reconocimiento.
Si debería haber más gente en el mundo con esa calidez humana.
Gracias!!. Un abrazo.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Querida amiga, nadie como tú para enternecer, para hacer que nuestra alma bulla de dolor y al mismo tiempo de amor. Siempre en medio de tanto y tanto horror, hay alguien que se entrega a los demás, ese alguien que sin importar nada pasa por encima de quien haga falta con ese coraje y valor que solamente los grandes y humildes lo tienen, gracias por tu nueva entrada, ahora esta completa, era algo que faltaba en ese rodar de casa en casa.
Un beso muy fuerte

Rudy Spillman dijo...

Irena Sendler, un ejemplo que deberíamos divulgar en cada instante imitando su proceder frente a la vida, en cada situación, en nuestra relación con los demás.
Excelente homenaje le brindas, mi querida Nikkita, a esta heroína de nuestra raza, recientemente desaparecida.
Cariños.

Nikkita dijo...

Higorca, gracias por tus palabras!, has descrito a la perfección a Irena.
Un beso muy fuerte, y gracias por venir :)

Nikkita dijo...

Querido Rudy, así es, gracias. Si historias como esta se divulgaran más a menudo, estoy segura que muchos recapacitarían. Fue toda una heroína.
Cariños

Elisa dijo...

Hola Nikkita,
Coincido en que este tipo de personas son las verdaderas merecedoras de Nobel de la Paz.
Cariños y buen fin de semana
Elisa, Argentina

Nikkita dijo...

Hola Elisa, lo son, al menos del premio teórico, porque el práctico, efectivamente cada vez está más desvirtuado.
Buen fin de semana.
Cariños.

josefina dijo...

Que historia mas bonita e interesante, me ha gustado mucho. Que valiente, fue una verdadera heroína.
Un beso

Nikkita dijo...

Hola Josefina, me alegro que te haya gustado. Es muy emotiva.
Un beso

Orianna dijo...

Nikkita, me ha dejado muy emocionada esta entrada, como dice Katy, te superas a ti misma.
Honestamente no conocía de esta gran mujer, me conmueve su vida, pero también un punto y aparte son los grandes padres que tuvo que le inculcaron ese amor y entrega tan desinteresada hacia sus semejantes,
Un beso amiga.

Nikkita dijo...

Hola querida Orianna, gracias :), es cierto que influyó mucho la educación que le dieron, y siempre tuvo a su padre como referencia.
Un beso enorme.

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

Un gran mujer, con una entrega a los demás encomiable. Este tipo de personas te reconcilian con la raza humana. Desconocía el dato de que se hubiera hecho una película sobre su vida, pero bien merecida la tiene. Una heroína, todo alma y corazón. Excelente post.

Muchos besos.

Nikkita dijo...

Hola Félix, es un personaje ejemplar sin ninguna duda. Me quedo con tu frase: Este tipo de personas te reconcilian con la raza humana.
Muchos besos

macgo dijo...

Tienes un premio en mi blog

Capuchino de Silos dijo...

Maravilloso post. Tengo la emoción en mi cuerpo.
Gracias a Dios hay gente muy buena en el mundo.
Muchas gracias por compartirlo.
Un abrazo

Nikkita dijo...

macgo, pasé a por él.... gracias!!! :)

Nikkita dijo...

Capuchino de Silos, bienvenida. Gracias por pasarte y por tu comentario. Efectivamente, hay gente muy buena por el mundo.
Un abrazo.

EVA MAGALLANES dijo...

Ay, Nikkita, cada vez que leo tus posts me suceden dos "cosas":
1.- Me aterra la maldad y la inconsciencia que se alberga en el alma humana. Y más me aterra que dicha maldad no se acabe si no que permanezca y crezca disfrazada de innumerables formas.
2.- Me revive el alma al comprobar que siempre habrá al menos una persona que neutralice esa presencia maligna con su propio actuar.
Que bello como ella resguarda la identidad (el ser) de esos niños y niñas, albergándola en un árbol. ¡gran metáfora de la vida!
No conocía a Irena, ojalá pueda ver esa película. El Nobel, en lo personal me da lo mismo, para ganarlo hay que tener apoyo político, económico, diplomático, etc.; como casi todo hoy en día, es un tinglado de poderes.
gracias por la relevante información que nos trasmites!

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

¿que le dieron el nobel a Al Gore en vez de a ella?... indignante

Nikkita dijo...

Hola Eva!, si te paras a pensarlo, no hace falta leer las entradas para ver que en el mundo hay de todo... gente con mucha maldad en su interior, y tambien gente con mucha bondad. Creo que es algo de siempre, y que no cambiará.
Espero puedas ver la pelicula :)
Gracias por tu aporte.
Besos

Nikkita dijo...

Hola Jose Luis, si, en el 2.008.
Besos

ANRAFERA dijo...

Desconocía esta maravillosa historia, de una gran mujer. Gracias por exponerla, así como los vídeos. Tampoco tenía conocimiento de la película. Nuevamente gracias. Saludos.

Nikkita dijo...

Gracias a ti Ramon. Es una historia que merece la pena ser conocida.
Saludos

Jorge dijo...

Hola amiga!!! despues de días que no me he podido arrimar apenas al ordenador, viaje y trabajo me he puesto al día.
Es increible que esta mujer no tenga el nobel de la paz cuando se lo han dado a... bueno a quien les ha dado la gana.
La viñeta genial, nos demuestra lo necesario de que nos recuerden para no caer en lo mismo, por desgracia parece que vamos por un camino que no augura nada bueno.
Por cierto, has cambiado la forma de identificarse y como no tengo cuenta google ni nada parecido uso la de mi marido.
Que tengas muy buena semana.
Un besazo!!
Marga.

Nikkita dijo...

Hola Marga, me alegra tenerte de nuevo :)). Cierto que el camino que llevamos no parece ir a nada bueno... pero no perdamos la esperanza.
Lo cambié por un aluvión de "anónimos", ¿no te deja con tu usuario de wordpress?, debería dejarte.
Feliz semana. Un besazo.

Jorge dijo...

Hola Nikkita!! He comentado lo de wordpress pero me ha dicho que no es una direccion de wordpress, esta el programa instalado en el servidor de la web, no hay nombre de usuario. Mirare que me abra una cuenta de google con mis datos.
Un besazo!!
Marga.

Nikkita dijo...

Hola Marga, ok, si tienes problema para hacerlo dimelo.
Un besazo.

Jubilada en Acción! dijo...

Hola Nikkita:

Acabo de recibir el email comentado y de inmediato pense... el mejor lugar para verificar, ampliar y confrontar la información es en "Holocausto en Español" y no me equivoque. Gracias amiga por esta facinante entrega.

Diana Reyes

Nikkita dijo...

Hola Diana!!, es un email que circula permanentemente, aunque nadie lo ha actualizado, y aún hay quien piensa que está viva.
Gracias por acudir aquí :)).
Un beso!.

Related Posts with Thumbnails