Lemas de la entrada a los Campos: Arbeit Macht Frei y Jedem das Seine.

Cargando..

Cuando los prisioneros eran deportados a los campos de concentración, eran recibidos al llegar a ellos por un lema inscrito en la puerta.

En la gran mayoría de los campos, figuraba como lema la conocida frase: “Arbeit macht Frei”.

Esta expresión, cuya traducción es: “El trabajo hace libre”, tenía una carga emocional previa al nazismo. Arbeit Macht Frei era el título de una novela del autor nacionalista alemán Lorenz Diefenbach (1.806 – 1.883), publicada en Viena en 1.873, lo que provocó que esta expresión fuera muy famosa entre los círculos alemanes nacionalistas.

En 1.928, fue adoptada como eslogan por el gobierno de Weimar, ensalzando los efectos de su programa de obras públicas para combatir el desempleo.

Cuando el partido Nacionalsocialista (NSDAP) alemán llegó al poder en 1.933, mantuvo el eslogan.

Cuando los Campos de concentración se dedicaban principalmente a la reeducación de comunistas (a quienes los nazis calificaban de vagos), se proclamaba que rehabituar a los internos al trabajo era una labor de reinserción social y de ahí la inscripción.

Aunque era una práctica común en Alemania poner inscripciones de este tipo en las entradas a propiedades institucionales y grandes propiedades, el historiador Harold Marcuse atribuye la utilización como eslogan de los campos de concentración a Theodor Eicke, primer comandante de las SS en el campo de Dachau.

El primer campo de Concentración que se abrió fue el de Dachau, en el que, además de tener en la puerta la inscripción Arbeit macht frei, había unas enormes letras en el tejado del edificio principal que decían: Hay un camino hacia la libertad. Sus hitos son la obediencia, la honestidad, la limpieza, la sobriedad, el trabajo duro, la disciplina, la sinceridad y el amor a la Patria.

Esta frase, no parece tener intención de ironía o de promesa falsa de que los que trabajasen hasta el agotamiento serían liberados, sino más bien es una especie de declaración mística de que el sacrificio en forma de trabajo sin fin, en sí mismo lleva a una especie de libertad espiritual.

En la puerta del campo de exterminio de Auschwitz podemos ver invertida la letra B de la palabra "Arbeit" (trabajo). Antiguos presos en dicho campo aseguran que fue un símbolo de protesta del preso Jan Liwacz, que como cerrajero artístico tuvo que llevar a cabo varios trabajos para la SS.


En el campo de concentración de Buchenwald, el lema que se puede ver en la puerta es: “Jedem das Seine”, la traducción alemana de la frase en latín “suum cuique”, cuya traducción es “A cada uno lo suyo”.

La frase latina (uni cuique suum tríbuere) se remonta a un antiguo principio griego de la justicia que se traduce como "a cada uno lo suyo", pero con el sentido idiomático de "a cada uno lo que se merece" o "a cada uno según sus méritos". Platón llegó a la conclusión de que "justicia es cuando cada uno piensa en sus asuntos, y se abstiene de inmiscuirse en los asuntos de los demás".

Todo el mundo debía hacer, de acuerdo a sus habilidades y capacidades lo posible para servir al país y la sociedad en su conjunto, y todos debían recibir "lo suyo" (por ejemplo, los derechos) y no podían ser privados de "lo suyo" (por ejemplo, la propiedad).

La frase la hizo famosa Cicerón: "Justitia suum cuique distribuit." (La justicia da a cada uno lo que se merece).

En 1.701 cuando se crea la Orden del Águila Negra en Prusia, estos adoptan como lema: suum cuique, recuperando como divisa la de los orígenes y principios clásicos de justicia. Era un símbolo del liberalismo y la tolerancia religiosa del Reino de Prusia, que significaba que "cada uno podía hacer lo que quisiera", pero todos los ciudadanos debían unirse en su apoyo a Prusia.

En 1.937, los nazis construyen el campo de concentración de Buchenwald, en cuya puerta aun podemos ver la inscripción: "Jedes das Seine" como una especie de apelación a un determinado tipo de visión de justicia.

Faltan datos ciertos idóneos para explicar la elección de este lema para éste (y sólo éste) campo, en aquel momento.

Fuentes: Wikipedia, Revista Hispania Nova.

"Las puertas del cielo y el infierno son adyacentes e idénticas."  - Nikos Kazantzakis

votar

25 Comentarios: (+añadir comentario?)

meg dijo...

Pues a pesar de lo que dices al final, esta entrada está bastante bien documentada, Nikkita

Y resulta muy interesante, porque yo no había caído nunca en la razón de los lemas sobre las entradas de los campos. Solo me irritaba el cinismo de advertir que el trabajo hace libres a los hombres... en un lugar de privación total de la libertad.

Saludos y mis puntos que llevo a 5liks a hora mismo

Madame Minuet dijo...

Madame, resulta increíble cómo un mismo lema puede ser adaptado por cada uno para representar las cosas mas diferentes y contradictorias. Cada cual arrima el agua a su molino. Pero se interpreten como se interpreten, ver algunas de ellas en los campos nazis resulta, cuando menos, una ironia.

Feliz dia, madame

Bisous

Nikkita dijo...

Gracias meg, todo tiene siempre su por qué....
Un beso

Nikkita dijo...

Madame, todo se basa en la interpretación que cada uno haga de las cosas. En este caso, si resulta irónico.
Feliz dia, madame.
Besos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

pues yo creo que estos lemas tenían un mucho de mala leche...

Nikkita dijo...

Puede ser Jose Luis, pero los campos originalmente no se crearon con las funciones que acabaron teniendo... quién sabe.

oscar dijo...

no quiero decir palabrotas pero, valientes hijos de ...

gracias a ti, nikitta, cada dia sabemos un poco mas, aprendemos lo que los libros nos esconden

Helen Maran dijo...

Muy buena la nota y gracias por dar a conocer con este blog todas estas historia que merecen ser contadas y no olvidadas.En honor a los que ya no estan.Feliz fin de semana un saludo desde Israel.

Nikkita dijo...

Gracias Oscar por tus siempre cariñosas palabras.
Buen fin de semana.

Nikkita dijo...

Helen, gracias a tu por pasar por aqui. Buen fin de semana.
Un saludo

Katy dijo...

Hola Nikkita, al final vas a conseguir que supere mi trauma y me aventura por este doloroso camino con más serenidad. Existió, claro que existió y conozco muchos que no hablan pero tampoco son capaces de olvidarse de cómo esto marcó sus vidas para siempre.
Besos.
P.D. Considero el trabajo como un medio nunca como fin.

Nikkita dijo...

Ayyyy Katy, que me desarmas. Si consiguiera que superes el trauma y pudieras verlo con algo más de serenidad, me daría por satisfecha para los restos.....
Efectivamente el trabajo es un medio, no un fín.
Que tengas un estupendo fin de semana.
Muchos besos, amiga.

Elisa dijo...

Hola Nikkita,
Como todo da vueltas, hoy te aviso que te he dejado un regalo en mi blog.
Cariños
Elisa

Felix Casanova Briceño dijo...

Querida Nikkita...

Aunque el significado para "ellos" fuera otro, no dejan de ser irónicos los lemas. Sobre todo "el trabajo os hará libres". Supongo que al principio, cuando eran ajenos a lo que se les avecinaba, más de uno pensó que aquella frase era cierta, y que si se esforzaba, conseguiría la libertad. No hay nada más canalla que lo que hizo esta "gente"...

Muchos besos

Nikkita dijo...

Gracias Elisa. Paso a recogerlo.
Cariños

Nikkita dijo...

Querido Félix,

Efectivamente es irónico. Al comienzo de la guerra, si había quien podía pensar que la frase era cierta, puesto que se les "encerraba" para "reeducarles", pero después, ninguno de los que entraban por aquellas puertas pensaba que fuera un posibilidad...

Muchos besos

Rudy Spillman dijo...

Nikkita, en tu original artículo se muestra que hasta en los pequeños detalles simbólicos se podía observar el horror de aquella triste época.

Nikkita dijo...

Cierto Rudy, hasta en el detalle más pequeño podemos encontrar una historia de horror detrás.
Buen fin de semana!.

odoagro dijo...

La inscripción en la puerta era "Jedem das Seine" o "a cada uno lo suyo", fue elegida deliberadamente, como una forma de recordar a los allí presos, lo que se merecian.

Buen fin de semana, Nikkita y felicidades por tu fabuloso blog.

Un saludo.

Nikkita dijo...

Hola Odoagro! era una visión muy particular de interpretar la justicia, desde luego.
Gracias por la visita, en cuanto pueda me pongo al dia con tu blog :).
Buen fin de semana. Saludos

macgo dijo...

Esto de los lemas no me suena muy lejano desgraciadamente. Los tuve que soportar en el colegio, en la OJE donde me apuntó mi padre (aunque aguanté tres días y me tuvo que sacar de allí), en el cuartel donde hice la mili...Aún así,ni punto de comparación esto.

Nikkita dijo...

Macgo, no tiene punto de comparación pero si te ayuda a "ponerte en su pellejo"...
Buen fin de semana.

Perikiyo dijo...

Paso corriendo y de puntillas, porque si no, me engancho. Sólo quería saludarte y comentarte que, hace un ratito, he escuchado en un informativo de la radio, que han robado el cartel de Auschwitz, en el que rezaba "Arbeit macht frei".
Me he acordado de tí en cuanto lo he escuchado.
Veo que sigues tan activa como siempre.
Un besazo, amiga.

Nikkita dijo...

Hola Perikiyo!!!! muchas gracias por venir a avisarme!!!!. Ya estoy pendiente de la noticia, a ver si lo encuentran.
Espero que vayas genial con tus temas.
Un besazo crack!!

Jose dijo...

En Venezuela los paredones en las calles están marcados con la silueta de los ojos del ártifice del SSXXI / ello cumple con el papel de los escritos señalados en Alemania Nazi

Related Posts with Thumbnails