Las Navidades que intentaron imponer los Nazis.

Cargando..

Durante la Alemania de Hitler, el partido nazi hizo todo lo posible por cambiar la Navidad: eliminar la figura de Jesús, rehacer los villancicos, adornos con formas de los símbolos nazis para el árbol de navidad, moldes de repostería con forma de esvástica, o papel de regalo adornado con símbolos nazis…

Muchos de los cambios introducidos fueron para eliminar la influencia judía. La figura del niño Jesús tenía que ser borrada por haber nacido judío.

Hay quien sostiene que Hitler era cristiano por haber sido bautizado, y que su antisemitismo tenia raíces en sus ideas cristianas, basándose en un pasaje de Mein Kampf en el que escribió: “Cuando me defiendo a mí mismo de los judíos, estoy prestando un servicio al señor”, pero según Dinesh D’Souza, lo que hacía era disfrazarse de cristiano para ganar adeptos utilizando la retórica, ya que, en Mein Kampf, Hitler afirma que sus declaraciones debían entenderse como pura estrategia de propaganda diseñada para seducir a las masas.

Era “rabiosamente antirreligioso”, y esto queda patente en la evolución del régimen nazi. Los nazis dejaron de celebrar la navidad, y las juventudes hitlerianas rezaban una oración para agradecer al Führer, en vez de a Dios, los beneficios recibidos.

Trataron de sustituir el cristianismo, al que consideraban una “secta del judaísmo”, por una “religión germánica”.

Por otro lado, Heinrich Himler, líder de las SS, recogería enseñanzas esotéricas para dotar a su organización de las características que habrían de convertirla en la "Orden de hombres nórdicos" por excelencia. Según narran J. R. Elting y G. H. Stein en su libro “Las SS”: “Himmler instituyó ritos cuya finalidad era ligar de forma segura al iniciado a la orden. (...) Los hombres de las SS se casaban y bautizaban a sus hijos en ceremonias destinadas a suplantar los sacramentos cristianos, un enfoque que Himmler aplicó también a las festividades religiosas, reemplazándolas con festivales paganos”. Asimismo, y para las SS, retomó de la GO (Germanenorden, logia ocultista) la costumbre de celebrar las ceremonias importantes durante los solsticios: “Himmler presentó una lista de festividades aprobadas, basada en precedentes paganos y políticos y destinada a apartar a los miembros de las SS de su dependencia de las festividades cristianas. La lista incluía el solsticio de verano (...) El clímax del esquema anual de Himmler era el solsticio de invierno, correspondiente a las festividades de Navidad, acontecimiento en el que los miembros de las SS se reunían y celebraban banquetes a la luz de las velas y alrededor de rugientes fogatas que evocaban los ritos tribales germanos”, explican los historiadores.

Trasformaron la navidad cristiana en una “Navidad alemana”, “Jullefest” o “Fiesta del solsticio de invierno”.

Bajo la supervisión de Alfred Rosenberg y Heinrich Himmler, se reescribieron los villancicos. Por ejemplo, el villancico “For unto us a child is born” (para nosotros ha nacido un niño), se cambió por “Unto us a time has come” (a nosotros ha llegado un nuevo momento), con una letra que alude a los paseos por la nieve en invierno, eliminando todas las referencias religiosas. Lo mismo ocurrió con los villancicos que aludían a la Virgen o las canciones de cuna que invocaban al niño Jesús. El niño Jesús en el pesebre se sustituyó por un “cuento del niñito en la cuna dorada”.


Introdujeron el “Julleuchter” (Candelabro de Yule), un candelabro de arcilla decorado con runas germánicas, que Heinrich Himmler ordenó producir entre 1.935 y 1.945 a los presos de algunos campos de concentración como Dachau o Neuengamme, como regalo de navidad para los SS.

La corona de adviento, que en Alemania simboliza los 4 domingos de adviento, pasó a simbolizar las 4 estaciones. En lugar de la corona de ramas de abeto que sirve de estructura a las 4 velas, se impusieron formas alternativas como la rueda de sol o una peana con forma de cruz gamada.

El árbol de navidad estaba demasiado arraigado en la cultura popular alemana, por lo que en lugar de prohibirlo, los nazis se esforzaron en cambiar su significado. Según un escrito de Friedich Rehm, en 1.937: “El símbolo sin el cual no nos podemos imaginar una fiesta alemana de Navidad es, sin duda, el árbol. El pino o abeto siempre verde, decorado con velas, manzanas o nueces, se ha convertido en la esencia de nuestras costumbres navideñas. Para nosotros resulta tan inimaginable que la fiesta de Navidad tenga un profundo contenido relacionado con una religión surgida en el Oriente como que un abeto alemán pueda tener algo que ver con el pesebre en el portal de Belén”.


Las estrellas, ángeles y bolas del árbol estaban mal vistas, con lo que se comenzaron a producir bolas con cruces gamadas, la rueda de sol semejante a la esvástica, etc…

En lugar de un nacimiento a los pies del árbol, se introdujo un “jardín de navidad”.

Un símbolo particularmente problemático para ellos fue la estrella que decora los árboles de navidad, porque o era una estrella de 6 puntas, símbolo de los judíos, o una de 5 puntas, que representaba la Unión Soviética.

Trataron de convencer a las amas de casa para que hornearan las galletas de navidad con la forma de la rueda de sol.

Intentaron sustituir la figura de San Nicolás por la de Odín, el dios nórdico.

A pesar de todo, los hábitos de la población no fueron tan fáciles de cambiar. Mucha gente continuó con las tradiciones que tenían.

En Colonia (Alemania) se celebra una exposición, en el EL-DE Haus, hasta el 17 de enero, donde se muestra una colección de fotografías, dibujos y elementos navideños del Tercer Reich.

For unto us a child is born:


Unto us a time has come (Es ist für uns eine Zeit angekommen):
 


votar

45 Comentarios: (+añadir comentario?)

La Dame Masquée dijo...

Madame, aun no he leido su texto, es que tengo un problema, a ver si usted puede ayudarme: intento subir una nueva entrada a mi blog y entonces el explorer se traga mi colunma lateral. Con mozilla se ve bien, pero si intento subir algo, lo que sea, el explorer da error en la pagina y no me muestra la colunma lateral.
No se cómo solucionarlo, no tengo ni idea.

Le agradeceria cualquier aportacion.

Muchas gracias, madame

Bisous

La Dame Masquée dijo...

Madame, yo alucino. Lo de apropiarse del arbol ya es pa darle, pero vamos, lo de colgarle cruces gamadas no tiene nombre. Pero que monotematicos eran! Todo lo tenian con lo mismo. Poco mas y llevan tambien la cruz gamada colgada de la nariz.
Y molestarse en cambiar la letra a los villancicos por paseos por la nieve! Que extravagancias, jiji.

Aqui sigo esperando, a ver si despues de un tiempo me deja subir algo el blog.

Feliz tarde, madame

Bisous

josefina dijo...

Si eso pasa con los dictadores que todo lo quieren hacer a su imagen y semejanza y no dudan en llevarse por delante todo lo que no es de su agrado.
Un abrazo

Katy dijo...

Hola Nikkita, afortunadamente estas ideas duraron poco. Lo del Solsticio de Invierno me suena, y es muy actual. En los paises del Este durante los 50 años mas o menos que duró el Comunismo no consiguieron borrar el sentido religioso de estas fiestas. Las costumbres paganas vuelven a estar a la orden día, se ve que todo es cíclico, lo malo es que no nos acordamos que lo intentó Hitler, aunque sus razones fueran antisemitismo, y las de hoy son anticristianismo. "Los mismos perros con difente collar"
Siempre hay un anti algo en la Historia. Los humanos en vez de buscar nexos que nos unan acabamos peleandonos por tonterias que las vestimos de importantes y a pesar de tantos derechos del hombre y leyes y demás no nos acordamos de lo fudamental: El no hacer sufrir a ningún ser humano por sus ideas, ceencias, raza o religión. ¿Tendemos solución?
Yo tengo Esperanza que algún dia llegue en los que nos aceptemos tal cual somos.
Un beso. Muy buen post.

Nikkita dijo...

Madame, la verdad es que no se llevaba por aquella época, pero seguro que si los piercings hubieran estado de moda serian cruces gamadas, rudas de sol, granadas, y figuras por el estilo.
A lo del blog, os paso un mail.
Feliz tarde.
Besos

Nikkita dijo...

Así es Josefina, para eso "mandan", para que todo sea a su "imagen y semejanza".
Un abrazo

Nikkita dijo...

Hola Katy!!, yo particularmente espero que si tengamos solución. En aquel entonces no lo consiguieron del todo, e imagino que ahora tampoco se logrará, pero es cierto que muchos alemanes se han enterado ahora, por ejemplo, de que el villancico que cantan no es el original, si no la reescritura del mismo por los nazis. Todo depende de como se transmitan las tradiciones a las generaciones posteriores.
Un beso enorme.

yonkykong dijo...

La religion es una infeccion pero el patriotismo tambien

la gata dijo...

Me parece difícil imaginar una Navidad como la que intentaron imponer... parece una broma pesada... menos mal que en algunos hogares no se prestaron a ello.
Que tengas una buena semana navideña, mis mejores deseos para ti.
Un abrazo

Nikkita dijo...

Hola gata, creo que seria más extraño si no lo hubieran hecho.
Que pases una feliz semana, con mis mejores deseos para ti.
Un abrazo

macgo dijo...

http://www.elpais.com/articulo/internacional/policia/polaca/halla/placa/robada/Auschwitz/elpepuint/20091221elpepuint_1/Tes

No tiene nada que ver, pero

Cayetano dijo...

Cambiar las tradiciones, las costumbres, falsificar la historia... No se podría esperar otra cosa de un sistema tan xenófobo y totalitario: todo debe quedar controlado por el Estado, nada fuera de él, incluyendo la Navidad: una celebración que arranca de una "cultura inferior".
Entra dentro de la lógica del nazismo.
Un saludo en este inicio de invierno que ya se anuncia meteorológicamente con la nevada que ha caído hoy en Madrid.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

No se pueden eliminar tradiciones centenarias o milenarias de la noche a la mañana... en fin... ojala estos animales se hubieran contentado solo con esto

Oscar dijo...

A mi lo que realmente me llaman la atención, como la locura de un solo hombre, puede influenciar a todo un pueblo, no puedo entenderlo.

Carnets dijo...

Hola Nikkita, me encantan los videos musicales que incluyes en las entradas, no dejes de hacerlo, nos hacen imaginar con mayor facilidad lo que quieren decir los textos. Imaginaba, por ejemplo, un coro de angelicales niños de voces blancas cantando el villancico vestidos con el uniforme de las juventudes hitlerianas y los brazaletes con las cruces gamadas, mientras a unos kilómetros, la nieve y el frío cubrían los campos de concentración y exterminio. Apropiarse de los símbolos y manipularlos es una parte esencial en el ejercicio del poder. Los poderes totalitarios ponen especial empeño en renovarlos y usarlos para domesticar las mentalidades. Por cierto, parece que han recuperado la placa de Auschwitz, aunque no tengo claro si robaron la original -que debe de estar en un museo- o la que preside la entrada al campo.
Besos

Nikkita dijo...

Gracias Miguel!!, estaba claro que no tardarian.
SAludos

Nikkita dijo...

Así es Cayetano, buena reflexión.
Fios y helados saludos, que ademas de la nevada tenemos hielo hasta cansarnos.

Nikkita dijo...

Es una granito mas en la montaña de arena Jose Luis.
Si se hubieran contentado solo con eso, ni le hubiéramos dado importancia.
SAludos

Nikkita dijo...

Oscar, probablemente es más fácil manipular a las masas que a los individuos, y ese hombre tenia una gran capacidad de manipulación.
Besos

Nikkita dijo...

Hola Carnets, me ha encantado tu descripción. El soporte gráfico siempre apoya lo que puedas imaginar al leer el texto, claro que si, y cuando hay material, intento ponerlo.
Creo que la placa que robaron fue la original, y mientras la encontraban pusieron una réplica en la entrada del campo.
Besos

odoagro dijo...

Interesante esta similitud entre cristianismo y nazismo.

Hitler, que no estaba loco precisamente, sabia que hasta que no conquistase el mundo, no podria imponer ser adorado en público, por lo que era más Hitlerista que ateo.

Himmler, el criador de pollos, era una especie de neo-pagano, por ello construyó un altar a Wottan (el dios de la guerra germano) en el castillo de Enrique el Pajarero, del que creía ser una reencarnación.

Goëring era cristiano, que no católico, pero, en realidad le daba todo igual, engordó hasta los 120 kilos, se pintaba las uñas y viajaba con miles de sombreros.

Goebbels era marxista y su mujer judía, así que se dedicó a criar a sus hijos, vivir en la abundancia y pasar de todo.

Luego estaba Hess que creía en la Teosofía, o sea, en la reencarnación, los videntes, los horoscopos, las mediums, etc, hasta que dejo de creer en Hitler.

Más o menos estas eran las "perlas" del régimen nazi.

Así que dejando a un lado lo que intentaban hacer los asesinos nazis.

La Navidad era la fiesta pagana del Solsticio de Invierno, hasta que la Iglesia Católica la transformó en la fiesta del nacimiento de Cristo, algo improbable porque si su signo era Piscis, nunca pudo haber nacido en Diciembre.

Si buscáis en la Wiki información sobre los dioses solares, Horus, Mitra, Buda, etc..os daréis cuenta que todos o casi todos ellos nacieron de una virgen el 25 de Diciembre, tuvieron 12 seguidores y uno de ellos les traicionó, fueron asesinados y resucitaron al tercer día.

Ahora bien el solsticio de invierno no tiene nada que ver con el frío sino con la altura del Sol en el cielo, ya que durante estos últimos días de diciembre el Sol de mediodía deja de descender sobre el horizonte y empieza a subir, alargando los días con lo que ello supone para las tareas agrícolas.

Así que el nazismo intentó hacer lo mismo que hizo el cristianismo durante dos mil años con las religiones que iba eliminando, es decir, aprovechar el fervor popular para impulsar la mitología propia.

Por lo que yo no consideraría al villancico tan nazi, al fin y al cabo, la Navidad ya se celebraba antes del cristianismo, aunque de forma distinta y con otro nombre.

Un saludo.

Manuel Guisande dijo...

Anda, alegra la vida y Feliz Navidad. A ver si te gusta esto más que el turrón, Un abrazo

http://blogs.lavozdegalicia.es/manuelguisande/2009/12/14/contra-la-competencia-desleal-reyes-si-noel-no/

Nikkita dijo...

Yonkikong, te había saltado, pero poco tengo que decirte excepto que interpreto que se te ha olvidado poner que esa es tu opinión, no una afirmación, y como opinión, a secas, me parece tan respetable como cualquier otra.
Gracias por la visita.
Un saludo

Nikkita dijo...

Odoagro, interesantisima tu aportación, y la descripción de las "perlas" nazis, pero tengo que decirte que el villancico se puede considerar "nazi" desde el momento en el que cambian la letra original de la composición para adaptarla a sus propios intereses. Otra cosa hubiera sido si hubieran compuesto sus propias canciones.
Cualquier sistema que intente controlar e imponer de forma radical a la población, a su costa, es igual de malo, pero no es este el sitio idóneo para abrir un debate sobre la religión.
Me alegra verte de nuevo por aqui.
Besos

Nikkita dijo...

Manuel, me has hecho muchisima gracia... en realidad mi vida es bastante alegre, jajaja, pero gracias por el enlace, que está genial, si que me ha gustado más que el turrón, jajaja.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Las Navidades que intentaron imporner los Nazis...¡Que interesante ! ¿pero?... umm me pregunto si las navidades no son una imposición en sí mismas, una imposición judeo-cristiana sobre un culto pagano preexistente, posiblemente de origen indoeuropeo, tal vez mitraico, esto es...iraní o hindú...esto es indoiraní , esto es...ARIO. Me lo pregunto despues de buscar ZEITGEIST en el youtube.

Por otra parte el culto al Tannenbaum (abeto )es normal en Europa y tambien es precristiano , los celtas tenian su dios Tann... y oh ¡ que casualidad la misma raiz semantican para ambas palabras TANN.

No es la última sorpresa pagano viene del latín pagus, el pagus es lo opuesto a la urbe y el paganismo es la religion de los pagos, una religio que adoraba la naturaleza y los astros, con un rudimentario conocimiento empírico sobre ellos y que no casaba bien una religión que aspiraba a organizar la sociedad a través del estado confesional como es la judeocristana.

Buen solsticio para todos.

Nikkita dijo...

Anónimo, gracias por tu comentario y tu valiosa lección semántica. Es indudable que lo que la religión haya querido hacer con las sociedades a lo largo de la historia tiene material para buenos y largos debates, pero dada la temática de mi blog, prefiero centrarme en la manipulación y las curiosidades de la Alemania de Hitler durante su mandato, que es algo bastante más relacionado con las historias que aquí tratamos.
Buen solsticio para ti también.

manu dijo...

hola buenas noches, me ha parecido muy interesante su entrada, pero debo decirle que me ha parecido, con todos mis respetos, un poco exagerado.
los ¨nazis¨no es que quisieran adjudicarse para ellos la navidad, que quizas quisieran darle un aire mas nacional, vale, pero no quisieron eliminarla como tal, y yo he podido conocer a abueletes que vivieron durante aquel periodo, y si en navidad una familia tenia necesidades (incluso antes de la guerra) el estado el facilitaba unos bienes para hacer mas llevaderas las mismas, se repartian arboles de navidad gratuitamente.
de todas formas felicidades por su entrada y feliz navidad

Nikkita dijo...

Buenas noches Manu, gracias por el comentario y la aportación. Con todo mi respeto, difiero de la calificación de "Exagerado". El texto de esta entrada es la información que se proporciona desde, principalmente, el diario alemán Spiegel y el museo de Colonia que acoge la exposición, y con ello, cada uno debe sacar sus propias conclusiones. Lo que nos transmiten es que quisieron erradicar cualquier simbología religiosa y judía, para convertirlas en unas "navidades alemanas", conclusiones a las que han llegado tras una investigación de la información y objetos que han obtenido. No obstante, claro que habría gente que fue ayudada.
Bienvenido al blog. Gracias de nuevo.
Feliz Navidad!!

Vanessa León Escudero dijo...

Impresionante¡ Acabo de descrubir tu blog a través de menémame..y voy a ser una fiel seguidora.

Muchas gracias¡

Nikkita dijo...

Vanessa, gracias a ti por la visita. Bienvenida!
Un saludo

Vanessa León Escudero dijo...

Por cierto, estoy muy de acuerdo con Anónimo.. no soy yo la que vaya a poner el árbol ni el belén aunque respeto a quién quiera hacerlo.

Nikkita dijo...

Pues me parece perfecta tu opción Vanessa, y tan respetable como la contraria.

Felix Casanova Briceño dijo...

Querida Nikkita...

Es que eran .... hasta para esto. Que hermosas navidades deberían pasar, todas llenas de luz y color. Y todo por su antisemitismo radical. Como bien dices en el post, había tradiciones navideñas que les procuraban dolor de cabeza, porque no sabían adpatarlas a sus ideales, como por ejemplo la estrella. A buen seguro, que en muchos hogares, las navidades serían como siempre, con menos comida, pero llenas de amor, algo que a ellos les faltaba. Es otro ejemplo más de la propaganda nazi y de su obsesión por el simbolismo, proveniente de esas comunidades esotérias como la Orden de Tule, que estaban muy arraigadas en ellos.
Como siempre, nos dejas un excelente post. Gracias por ello.

Muchos besos.

Nikkita dijo...

Querido Félix, así es, todo aquello que no pudieran adaptar completamente les daba buenos quebraderos de cabeza. Cierto lo que apuntas sobre la Orden de Tule, la verdad es que hay mucho más material para apoyar la entrada pero ya sabes... el tiempo. Efectivamente consta que no pudieron erradicarlo en toda la población. Hubo mucha gente que tuviera mas o menos que comer, mantuvo en su casa las tradiciones que tenían.
Gracias por tu fidelidad, y por tus comentarios, siempre interesantes para mi.
Muchos besos.

ANRAFERA dijo...

Estupendo artículo. Gracias por exponer todas estas historias. Me gustan mucho...y esta vez hasta con dos estupendos videos. Saludos.

Gil de Luna dijo...

Hola amiga!, no me gustan mucho estas fechas, pero me gustarian menos si se hubiera impuesto el modelo nazi. Hoy día el unico que pueden modificar las tradiciones es... EL Corte Ingles!
Aprovecho esta visita para desearte una feliz navidad y que el 2010 sea un buen año parra ti.
Besos!!!

Nikkita dijo...

Ramón, me alegro que te gusten. Gracias a ti por tus visitas y tus comentarios.
Un saludo

Nikkita dijo...

Marga, me parece que ya están modificadas, las navidades y la primavera empiezan cuando lo decide El Corte Ingles.
Que pases una Feliz Navidad, y tengas un 2.010 fantástico y llenito de encargos ;).
Besos!!

celebrador dijo...

Los símbolos tienen una innegable importancia emocional, y ellos lo sabían. Por otra parte, la suplantación de fiestas antiguas por nuevas fiestas que borren las anteriores (en los mismos momentos del año), fue, como sabes bien, estrictamente practicada por la misma religión cristiana cuando empezaba sus andares

Nikkita dijo...

Así es celebrador, la importancia emocional de los símbolos es el primer lazo que intentaban cortar.
Un saludo

meg dijo...

¡¡Vaya post, Nikkita!!. Es interesante la historia de los intentos nazis de imponer unas tradiciones inventadas, con tal de suprimir las seculares. Sabían muy bien que un pueblo que sabe guardar sus propias tradiciones y cultos no está dominado del todo. Y cogieron miedo a un pueblo que aún hacía lo que venía haciendo desde siempre, sin aceptar imposiciones.

Pero me han sorprendido las costumbres que querían imponer. Lo de la cruz gamada en las galletas y en lo alto del árbol es de lo más surrealista...

Muy buena entrada, Mikkita. Enhorabuena.

Nikkita dijo...

Hola meg. Bueno, la verdad es que a mi mas que subrealista me parece poco original, porque los simbolos al final eran "sota, caballo y rey".
Muchos besos

Nerea dijo...

Vaya cosas se les ocurrian, no estaban bien de la cabeza como demuestra la informacion que nos aporta el coemntarista anonimo. Hasta la Navidad intentaron cambiar.

Si es cierto como mencionais muchos que, en su inicio, la Navidad era en realidad la Fiesta del Solsticio de Invierno. Se celebraba el momento en que los dias comenzaban a ser lentamente ma slargos, por eso la Iglesia lo hizo coincidir con el nacimiento de Cristo, que se suponia era quien traeria una nueva luz al mundo. Los ritos paganos antiguos como la celebracion de los Solsticios ya se han perdido, pero es muy interesante conocerlos. Llenar la Navidad, que sea como sea es una fecha para celebrar con la familia, de siniestros sibolos Nazis me parece lo peor.

¡Saludos y felices fiestas a todos!

Nikkita dijo...

Gracias Nerea por la aportación. Es cierto que es interesante conocerlos. En aquel momento, lo normal era que lo llenaran todo de símbolos nazis, si no no habría sido coherente en realidad.
Felices Fiestas.
Besos

Related Posts with Thumbnails