Fuga del campo de concentracion, 2. La caza de conejos.

Cargando..

La hazaña más espectacular y valiente realizada en Mauthausen fue la fuga de los prisioneros rusos del barracón 20, unos meses antes de la liberación del campo, amparándose en la noche invernal. Ocurrió la noche del 2 al 3 de febrero de 1.945.

Un grupo de presos soviéticos, formado por oficiales y eminentes técnicos, considerado como muy peligroso, había sido encerrado en el barracón 20, que estaba rodeado por otra muralla, además de la del campo, con hilos de alta tensión. Estos prisioneros eran ejecutados a un ritmo vertiginoso en el calabozo interior del campo, y eran sometidos a torturas espantosas, los SS pasaban noches enteras en el barracón exterminándolos. Conscientes de que iban a morir decidieron escapar.

Una noche, todos los prisioneros del campo fueron despertados por el sonido de las ametralladoras, y de madrugada, todos tuvieron que formar delante de los barracones en posición de firmes, durante muchas horas. Un grupo de unos 500 prisioneros había protagonizado una fuga.

Los soviéticos prepararon minuciosamente la evasión durante meses, a medianoche, cortaron la luz eléctrica y provocaron un cortocircuito, dejando el campo a oscuras, a los jefes de barracón los eliminaron sin contratiempos, maniatándolos, amontonando mesas, sillas y toda clase de enseres consiguieron la altura suficiente para superar el muro de granito que les separaba de la posible libertad, y mientras algunos se sacrificaban lanzando los zuecos contra los guardas o cegándoles con extintores anti-incendios, otros lanzaban colchonetas de paja sobre las alambradas eléctricas y, tras hacer una montaña de nieve junto al muro, ayudándose unos a otros lo escalaban. Las ametralladoras disparaban en todas direcciones y mataron unos cuantos allí mismo, pero otros lograron evadirse (unos 419) para dirigirse a Hungría. Estaban débiles, desnudos y descalzos. Muchos no tardaron en ser cogidos por los SS y los perros.

A la mañana siguiente, se organizó “la caza del conejo”, que duró los 4 días siguientes.

La población civil los denunciaba en cuanto los veía. Los fugitivos fueron perseguidos con tal salvajismo, que la bestialidad en la que Austria había caído ya no era un secreto en el pueblo de Mauthausen.

Durante esos 4 días algunos de los fugados fueron llegando al campo, la mayoría muertos, el resto fueron asesinados donde eran capturados junto a quienes les hubieran protegido o dado cobijo. Solo un grupo de entre 12 y 20 logró escapar y alcanzar las líneas soviéticas más cercanas.

Según un parte de la Gestapo, a las pocas horas de la fuga, de los 419 huidos, 300 habían sido capturados, 57 de ellos vivos.

A los que llegaron con vida de regreso al campo, los ejecutaron, y a aquellos que se habían quedado en el barracón los asesinaron.

En las fugas, a los prisioneros, normalmente los pillaban como conejos en mitad del bosque, y a los que devolvían vivos al campo les montaban el patíbulo para ahorcarles delante del resto de presos. En el patíbulo había una frase en alemán que decía “El pájaro ha vuelto a su nido”, y la banda de música, formada por bomberos austriacos, tocaba el Danubio Azul.

Termino con un vídeo de El Danubio Azul, interpretada por la Filarmónica de Viena, y dirigida por Herbert Von Karajan:

"Huir por vileza es vergüenza, evitar un peligro es prudencia" - Anónimo

votar

28 Comentarios: (+añadir comentario?)

Carnets dijo...

La relación de los nazis con la música, con la muerte y con la música...sin comentarios. Ver este vídeo después de leer semejante historia le deja a uno tan perplejo que no sabe qué pensar.No deja de ser un consuelo ver que también somos capaces de generar y disfrutar con tanta belleza. Felicidades otra vez.

Nikkita dijo...

Hola carnets, si había mucha relación, ya he comentado en otras ocasiones que para los nazis la música era importante, y la imponían incluso en los campos de concentración. Gracias a ella, también se salvaron algunos.
El vídeo, es para disfrutarlo.
Besos.

Elisa dijo...

Hola Nikkita,
Otro relato increíble. Y coincido que el contraste entre la historia de esta fuga prácticamente frustrada y el video es muy fuerte.
Cariños desde Argentina y buen domingo
Elisa

Nikkita dijo...

Gracias Elisa.
Buen domingo. Cariños

meg dijo...

Una pena que el esfuerzo de la fuga acabase mal para todos o casi todos. ¡Afortunados esos 50 que lograron salvarse!.

Pero es cierto, lo que dices de la música.Los nazis eran refinados en eso. Y amaban sobre todo a Wagner por el aquel de ser alemán puro. (De ahí la frase --pongamos un poco de humor en medio de esta barbarie-- de Woody Allen: "Cuando oigo a Wagner ¡me entran unas ganas de invadir Polonia!"...)

El relajamiento de la música después de leer tan frustrada aventura, viene bien, Nikkita. Enhorabuena.

Madame Minuet dijo...

Bien esta que señale usted que la poblacion civil los denunciaba apenas los veia. Es que a veces parecen querer dar la impresion de que la poblacion no sabia nada de lo que estaba ocurriendo, y eso no es verdad. Alli nadie era inocente, y el que lo era terminaba tambien en el campo de concentracion.

Feliz domingo, madame

Bisous

Nikkita dijo...

Hola meg, aunque fiera frustrado, al menos lo intentaron, no tenían muchas mas opciones.
Un beso

Nikkita dijo...

Madame, así es. Al principio no se sabía mucho, por la imagen que los nazis transmitían, pero a esas alturas, si había muchos civiles que si no sabían todo, si la mayor parte de lo que pasaba.
Feliz domingo, madame.
Besos

Katy dijo...

Hola Nikkita, no puedo asimilar tanta crueldad. Tosas estas cosas las oí de primera mano siendo niña y aún las llevo en el subsconsciente como una loza. De ahí que solo puedo ver películas de humor, light.
Es terror puro. Aunque se que no deben ser olvidadas estas barbaries.
Un beso y feliz puente

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Realmente brutal, y el que los SS vieran que habían perdido ya la guerra los haría más brutales, ya se sabe que los animales se vuelven más peligrosos cuando están heridos y estos animales lo eran y mucho

Nikkita dijo...

Katy, se lo que te supone.... así que solo te digo: Gracias por pasar!!!
Un beso enorme.

Nikkita dijo...

Pues si, José Luis, según iban viendo que perdían la guerra se ensañaban más, especialmente con los presos soviéticos. Efectivamente, eran animales.
Besos

Oscar dijo...

Impresionante, intento imaginar el sufrimiento mental de esas pobres personas, sabiendo que se se quedan van a morir, si se van pueden morir y los capturan van a morir... horrible

Felix Casanova Briceño dijo...

Querida Nikkita...

Genial tu forma de narrarlo, pese a lo triste que fue. Otro capítulo más que añadir a la infamia cometida, cazados como animales, porque asi es como los trataron. Doy gracias a Dios por los 12 o 20 que consiguieron huir, pero a buen seguro que llegaron a su destino con lágrimas en los ojos tras haber dejado atrás el horror y la barbarie de sus compañeros asesinados...

Muchos besos

Nikkita dijo...

Si, Oscar, así fué, pero no desesperaron, lo intentaron todo.

Nikkita dijo...

Querido Félix, los mismos alemanes lo llamaban "la caza del conejo", aunque para animales, ya estaban ellos.
Muchos besos

Madame Minuet dijo...

Madame, vengo a invitarla a pasar por mi blog para recoger algo que tengo reservado para usted.

Buenas noches, madame

Bisous

Clara dijo...

Cruel, espeluznante,horrible,etc. Faltarían adjetivos. Pero, esos hombres,lucharon contra los alemanes,el frío... Demostraron que juntos podían y las reacciones con tal saña son propias de la condicion de animales...

Felicidades.

Un abrazo grande

Chesana dijo...

Es complicado imaginar siquiera en nuestro tiempo lo que debió ser aquéllo, la desesperación de no entender ningún por qué, la impotencia de no poder parar tanta barbarie.

Y una cosa que en mi juventud, cuando leía sobre la Segunda Guerra Mundial, me sacaba -literalmente- de quicio, era el ver cómo, mientras todo eso y más pasaba, los líderes mundiales... venga reunirse... venga reunirse... como ahora.

Abrazo fuerte. ¿Repito lo de "muy buen blog"?.

Nikkita dijo...

Muchas Gracias Madame, pasaré por allí.
Feliz noche.
Besos

Nikkita dijo...

Cierto Clara, desde el principio se comportaron como animales, pero cuando empezaron a perder la guerra, las reacciones de los alemanes dejaron de tener nombre.
Un abrazo enorme

Nikkita dijo...

Si Ches, desde la silla de un despacho es desde donde mejor se "capea el temporal"...
Gracias por pasarte :)
Un abrazo fuerte.

DE INTERES dijo...

Hola Nikkita, tienes un premio esperando esperando por tí en mi Blog, por favor pasa por el, FELICITACIONES!!! Un abrazo

macgo dijo...

Después de unos días fuera, vaya un baño de realidad

Nikkita dijo...

De interes, gracias guapa, en un rato me paso :).
Un abrazo

Nikkita dijo...

macgo.... a ver que te digo a eso....
Besos!

ANRAFERA dijo...

Estupendo relato. Saludos.

Nikkita dijo...

Gracias Ramon. Te los estás leyendo todos seguiditos.
Besos

Related Posts with Thumbnails