Una parábola y Una Canción

Cargando..

PARÁBOLA DEL PRISIONERO DEL CAMPO DE CONCENTRACIÓN (Imagen de Foto Bazar)


En un campo de concentración vivía un prisionero que, pese a estar sentenciado a muerte, estaba alegre. Un día apareció en la explanada tocando su guitarra, y una gran multitud se arremolinó en torno a él para escuchar porque, bajo el hechizo de la música, los que le oían se veían, como él, libres de miedo. Cuando las autoridades de la prisión lo vieron, le prohibieron volver a tocar. Pero al día siguiente allí estaba de nuevo, cantando y tocando su guitarra, rodeado de una multitud. Los guardianes le cortaron los dedos, pero él, una vez más, se puso a cantar su música con las manos cortadas. Esta vez la gente aplaudía entusiasmada. Los guardianes volvieron a llevárselo a rastras y destrozaron su guitarra.

Sin embargo, al otro día, de nuevo estaba cantando con toda su alma. ¡Y qué forma tan pura y tan inspirada de cantar! Toda la gente se puso a corearle y, mientras duró el cántico, sus corazones se hicieron tan puros como el suyo, y sus espíritus igualmente invencibles. Los guardianes estaban tan enojados que le arrancaron la lengua. Sobre el campo de concentración cayó un espeso silencio, algo indefinible; por fin, para asombro de todos, al día siguiente estaba allí de nuevo el cantor lleno de alegría, balanceándose y danzando a los sones de una silenciosa música que sólo él podía oír. Y al poco tiempo todo el mundo estaba alzando sus manos y danzando en torno a su sangrante y destrozada figura, mientras los guardianes se habían quedado inmovilizados y no salían de su estupor.


UNA CANCIÓN:

The Andrews Sisters fue un grupo formado por las hermanas LaVerne Sophie Andrews, Maxene Angelyn Andrews, y Patricia Marie Andrews, también conocida como Patty.
Comenzaron su carrera como imitadoras de un grupo de éxito: The Boswell Sisters. Tras cantar con varios grupos de baile y hacer vaudeville con Larry Rich, conocido también como Dick Rich, Ted Mack y Leon Belasco, atrajeron por primera vez la atención internacional con sus grabaciones y emisiones por radio en 1.937, sobre todo por su hit "Bei Mir Bist Du Schön" (para mí, tú eres precioso), que era originalmente una melodía Yiddish, cuya letra tradujo al inglés Sammy Cahn y que las chicas armonizaron perfectamente.
Vendieron un millón de copias, con lo que se convirtieron en el primer grupo de voces femeninas en ganar un Disco de Oro.

Durante la Segunda Guerra Mundial, animaron a las fuerzas aliadas visitando al Ejército, la Marina, los Marines y las bases de los Guardacostas, zonas en guerra, hospitales y fábricas de munición. Grabaron una serie de "Victory Discs" (Discos de la Victoria) para que fuesen distribuidos únicamente entre las Fuerzas Aliadas y se ganaron el sobrenombre de "Sweethearts of the Armed Forces Radio Service" (Los Amorcitos del Servicio de Radio de las Fuerzas Armadas) por sus muchas apariciones en programas como "Command Performance", "Mail Call", y "G.I. Journal." Era tanta la popularidad de las Andrews Sisters que, tras la guerra, descubrieron que algunas de sus canciones habían sido llevadas de contrabando a Alemania, tras cambiar las etiquetas por "Canciones de Marcha de Hitler". 
La canción "Bei Mir Bist Du Schön" se convirtió en una favorita de los Nazis, hasta que se descubrió que los compositores de la canción eran de ascendencia judía. Después de esto, los presos de los campos de concentración siguieron cantándola a escondidas.



" Después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música. "- Aldous Huxley

votar

30 Comentarios: (+añadir comentario?)

Oscar dijo...

El primer parrafo es real? me parece demasiado cruel para ser real, pero ya no me sorprendería nada.

No sabia de la existencia de este grupo, solo sabia que Marilyn Monroe había visitado las tropas, pero no sabia tampoco que había habido mas grupos. a parte de ella y elvis.

Saludos

Nikkita dijo...

Pues si te digo la verdad, no he conseguido averiguar quién es el autor de la parábola, por lo que no te puedo decir si es real o solo un cuento. Lo que sé es que se usa en algunos centros de enseñanza como ejemplo de parábola.
Lo del grupo, supongo que aquellos de éxito en el momento, para seguir en la brecha, visitaban a las tropas.
Saludos.

macgo dijo...

A veces las parábolas se convierten en realidad. No hay más que recordar un holocausto, porque también se le puede aplicar esta palabra, más moderno y pensar en Víctor Jara.

Nikkita dijo...

Cierto Miguel, como él dijo:
Si molesto con mi canto
a alguien que no quiera oír
le aseguro que es un gringo
o un dueño de este país.
Muchas veces la música y el canto son la mejor evasión para la mente.
Feliz domingo.

Fabia dijo...

Preciosa historia, la música siempre fue y sera la mejor expresión universal, "pobre del cantor que no arriesgue su canto por no arriesgar su vida".
Besinos.

Nikkita dijo...

Precioso comentario Fabia. Gracias!
Besos

Chesana dijo...

Impresionante parábola.

El grupo de las "sister" fue muy conocido en la década de los 40, incluso en España. Recuerdo que mi madre las nombraba con frecuencia; incluso marcaron tendencia con sus peinados "a lo rulo alto".

Me ha encantado este post.

Madame Minuet dijo...

Preciosa entrada, madame!!
Es usted genial. Me ha encantado este texto dedicado a la musica y a quienes la interpretan en tiempos dificiles. Tambien ellos contribuyen a mantener alto el espiritu y a no dejarse abatir. Su labor, en ocasiones, es tan importante o mas que la del soldado, porque la musica puede llegar mas lejos que las balas.
Extraordinario final con esa frase de Aldous Huxley.

Feliz domingo

Bisous

Nikkita dijo...

Gracias Chesana, me alegro que te haya gustado. Son "viejos tiempos".
Besos

Amparo dijo...

quiza no sea cierto pero es precioso

un besazo guapa

Nikkita dijo...

Gracias madame, es todo un halago viniendo de vos. Aún en aquellas circunstancias, la música fue muy importante. Algún día os hablaré de la música dentro de los Campos.
Feliz domingo.
Besos

Nikkita dijo...

Gracias Amparo.
Otro beso para ti.

JORGE MATIAS GOMEZ dijo...

Curioso que una canción pueda gustar hasta que descubren que sus intérpretes tienen ascendencia judía.

Da que pensar.

Saludos.

Nikkita dijo...

Hola Jorge, la verdad es que es lo normal, más raro me parecería que para los nazis el 1º hit fuera una canción de ascendencia judía.
Saludos

sagitaire17 dijo...

Quizás sea una parábola.Pero en caso de serlo,ilustra muy bien una realidad:la de todos los que a pesar de la opresión siguen lanzando su llamamiento a la libertad.Por tan cruel y obstinada que sea la opresión nunca llegara a acallarlos.

sagitaire17 dijo...

Se me olvidaba(para no cambiar....):gracias por mencionar la fuente de la imagen :)Un besote.

Nikkita dijo...

Sabias palabras sagi, como siempre. Lo de la foto, es lo mínimo, no me cuesta nada decirlo teniendo en cuenta el archivo que tienes.
Y para la memoria, mi abuela solía decir que eran muy buenos los rabitos de pasa, ja, ja, ja.
Besos

Nacho Barros dijo...

Lo malo es que la gente enseguida se olvida de estas cosas. Y al final la historia siempre se repite.

Perikiyo dijo...

Resulta curioso. Hasta las guerras tienen banda sonora.

Por cierto, esta tarde veré "The Forest of the Gods". Ya la he conseguido.

Besos, Nikkita.

Nikkita dijo...

Nacho, cierto, pero creo que no se puede evitar.
Un saludo


Perikiyo, ya me dirás qué te ha parecido la peli.
Besos

Perikiyo dijo...

Ya he visto la película, Nikkita.
Me ha gustado, aunque de agradable no tiene nada. No se para en los detalles más escabrosos o morbosos, aunque es dura. Se basa más en la psicología de quien vivía en el campo; en cómo se transforman las personas ante unas circunstancias tan extremas. Me ha llamado mucho la atención la forma en que era censurado el profesor en el campo, cuando escribía las cartas. Y cómo fue censurado después de la guerra, hasta el punto que murió sin ver su libro publicado. Sus letras le llevaron al campo, y sus letras le condenaron al anonimato una vez fuera de él. Los que usan un fusil, temen mucho a la palabra.

Gracias por darme a conocer la película.

Besos.

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola, Nikkita. Que más da que sea real o no. Lo importantes es lo quiere simbolizar está hermosa narración. Las artes y la música están muy por encima de todos los canallas. Y si tenemos pensamientos soñadores, hermosos, y cantamos con nuestra mente, nadie, nadie, nos lo podrá quitar, aunque nos arranquen la piel a tiras. Habría que ver a los nazis cuando se enteraran de que eran judios. ¡pero que zoquetes eran...¡. Como siempre, insuperables tus post. Gracias por traernos estos maravillosos retazos de Historia y sentimiento.Muchos besos

1600 Producciones dijo...

Excelente post!!!!! Es verdaderamente placentero vagar por este sitio.


A quienes lo hayan disfrutado tanto como yo, y disculpen el atrevimiento, les recomiendo ver : Joeux Noel (Feliz Navidad).

Es verdaderamente placentero vagar por este sitio.

Saludos!

Nikkita dijo...

Gracias a ti Perikiyo por tu esplendida reseña. La verdad es que a mi todas estas películas que son historias reales me parece duras, pero también te ayudan a reflexionar en muchos aspectos. Esta en concreto, es una pelí que cuando yo la vi me llegó y me gustó mucho.
Me ha encantado lo de: Sus letras le llevaron al campo, y sus letras le condenaron al anonimato una vez fuera de él.
Feliz noche.
Un beso

Nikkita dijo...

Cierto Felix, de toda la parábola, lo que más me impactó ya no fue tanto el preso que canta sino los que le rodeaban, esa forma de contagiarse.
Muchas gracias por tus palabras.
Muchos Besos

Nikkita dijo...

1600 muchas gracias, bienvenido. Ya sabes, estás en tu casa.
Un saludo

Anarkostro dijo...

Me encanta tu blog y tu forma de escribir. Me gusta este tipo de blogs reivindicativos hacia las atrocidades del holocausto. Te seguiré leyendo y como no, me hago seguidor de tu blog!

Un saludo!

Nikkita dijo...

Anarkostro, pues bienvenido eres. Muchas gracias por tus palabras.
Un saludo

meg dijo...

Ignoro si la parábola del cantor es cierta. Pero en cualquier caso es bella. Ya lo dicen los italianos" se non é vero é ben trovato"...

Y respecto a las Hnas. Andrews, mi madre las adoraba y mi padre les tenía manía, porque decía que cantaban como un coro de iglesia. Pero su música fue muy significativa durante los años 4o y pico hasta los 50. Y no fueron las primeras que fueron al frente a animar a los soldados. Ya lo había hecho, con sus ricitos de oro, Shirley Temple. Posteriormente, lo hicieron Judy Garland y Marilyn Monroe.

Me he extendido demasié. Buen post Nikkita. Te fas superando.

Nikkita dijo...

No sabia que Shirley Temple también había visitado las tropas. Gracias por la aportación meg.
Un saludo

Related Posts with Thumbnails