Pintura: Jan Komski, superviviente de 5 campos de concentracion.

Cargando..

Jan Komski nació en Bircza (Polonia) el 3 de febrero de 1.915 en el seno de una familia católica. Estudió pintura, anatomía e historia del arte en la Academia de Bellas Artes de Cracovia.


Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, trabajó con la resistencia, y en febrero de 1.940 decidió huir de Polonia a Francia, donde un ejército polaco libre se estaba formando. Pero fue capturado en Checoslovaquia, y detenido por portar documentos falsos y formar parte de la resistencia, con lo que le enviaron a la prisión de Tarnow, desde donde salió en el primer transporte de prisioneros que llegó a Auschwitz, recibiendo el número 564. Al portar documentos falsos, se le registró con otro nombre: Jan Baras. Por aquel entonces, afortunadamente para él, aún no se tatuaban los números en el brazo.
En Auschwitz, fue asignado a la oficina del arquitecto, donde trabajó en los planes para la expansión del campo.
Tras dos años y medio, el 29 de diciembre de 1.942, junto a tres compañeros más: Mieczyslaw Januszewski, Boleslaw Kuczbara, and Otto Küse, participó en una de las fugas más famosas de aquel Campo. Esta fuga fue significativa porque fue una de las primeras organizada por el movimiento de resistencia de los campos, y con la ayuda de la población local.
Dieciséis días más tarde fue capturado en un tren con dirección a Varsovia. Al haberle registrado la primera vez con un nombre falso, no le reconocieron, por lo que fue enviado a la cárcel de  Montelupich y de allí de vuelta a Auschwitz, donde recibió el número 152.884.
Los dos años siguientes los pasó de campo en campo, siendo llevado a Buchenwald, Gross-Rosen y Dachau, donde fue liberado en 1.945.
Ya como prisionero, su actividad como dibujante no cesó, pues vio en su talento una posibilidad para sobrevivir haciendo retratos de los guardias de las SS y sus familias. El propio Komski dijo: "mi arte me ayudó a sobrevivir". Ya liberado, encontró en la pintura una forma de calmar la ansiedad y las pesadillas que lo atacaban continuamente. «Estaba determinado a recordar a aquellos que perecieron en el campo, incluso si esto significaba volver a esos sitios de gran sufrimiento y aniquilación. No puedo olvidar mi deuda como testigo».
Tras la guerra, estuvo en varios campos de desplazados por Baviera y finalemte en Munich donde se casó con otra superviviente de Auschwitz, Zdzislawa "Jean" Komski. Inmigró a Estados Unidos, donde fue ciudadano americano y trabajó hasta su jubilación como ilustrador en el Washington Post.
Murió con 87 años, el 20 de julio de 2.002 en Arlington (Virginia).

EDITO: Tras recibir un email de Jake, amigo de Jan Komski, de Cybary of the Holocaust, complemento la información que me envía y rectifico un error del texto: tras la fuga de Auschwitz, se refugiaron en un piso seguro. En el piso de arriba, vivía un oficial de la SS. Tras su captura, fue llevado a la prisión de Montelupich en Cracovia. Cuando llegó a la entrada, intentó escapar corriendo, pero le dispararon en una pierna. Uno de los guardias quería dispararle cuando estaba en el suelo, pero el otro dijo que no y le llevó de vuelta a la prisión. Le metieron en la enfermería y le dieron un pequeño tratamiento, tras lo que le enviaron de vuelta a Auschwitz, donde un hombre que estaba en la entrada lo reconoció y avisó a la resistencia que trabajaba en las oficinas. Hay que recordar que todos los que escaparon fueron torturados para sacarles información, y después les dispararon. La resistencia consiguió enviarle a Birkenau, donde no sería reconocido.
Jan Komski vive en Arlington con su mujer (el dato de su fallecimiento aparece en la biografía de Jan en Cybrary, y en un artículo del Washington Post).


Los siguientes cuadros que os muestro, pertenecen la mayoría a Cybrary of the Holocaust, y los Títulos son de Jan Komski con Alan Jacobs, a quienes desde aquí quiero agradecer profundamente que me haya permitido utilizar estas obras para compartirlas con los lectores de este blog: Jake, thank you very much for your words, i'm impressed and grateful,


"El trabajo os hará libres", 1.945. Colección del Auschwitz-Birkenau State Museum

 
"Cara de mujer del Campo",  1.970-80. Colección del Auschwitz-Birkenau State Museum. Tremenda la expresión de los ojos.

"Un equipo inusual para un rodillo", 1.970-80.Colección del Auschwitz-Birkenau State Museum.

"Calentarse", usaban sus 15 minutos libres para intentar entrar en calor.

 
"Comer e inanición", la SS calculó que un preso podía vivir con la ración diaria de comida unos 3 meses.

 "Ecce Homo", Este hombre está siendo dado de alta. Se le considera apto para trabajar.

"Castigo administrativo", Komski lo sufrió. Le colgaron una hora al día durante tres días consecutivos.

"Asesinado por la SS", el título lo dice todo. El muro negro, en el patio del bloque 11.

"Acorralados", los niños también eran enemigos.

"La identificación", el tatuaje del número poco después de llegar.

"Crematorio 1", el entierro era simple, en el fuego y el humo de los hornos.

"Un adorno del árbol de navidad SS"

"Liberación"



Para quién le gusta ver y oír los testimonios originales, os dejo un enlace a un trozo de su testimonio en el Museo del holocausto: 

"Una verdadera pintura del más pequeño hombre es capaz de interesar al hombre más grande." - Thomas Carlyle

votar

21 Comentarios: (+añadir comentario?)

Oscar dijo...

Y luego nosotros nos quejamos de que tenemos problemas...fue capturado con 25 años y no fue liberado hasta que tubo 30/31. Le robaron 5 años de su vida por nada y en unas condiciones horribles, 'bailando con la muerte' seguramente cada día.

La fotos luego te las mando ayer me quede dormido

Felix Casanova Briceño dijo...

Impresionante, Nikkita. El arte suele servir en la mayoria de las ocasiones para mostrarnos cosas hermosas. Pero este pintor, supo retratar la realidad de la infamia, y lo hizo con una ejecución pictórica impecable. Desde grabados hasta cuadros. ¿Es conocido este artista fuera de España? Yo al menos no lo conocía, y supongo que a lo mejor en el resto de Europa se apreciaba su trabajo. No lo se, pero el caso es que además de impactantes, son magnígicas obras. Besosssss

Nikkita dijo...

Oscar, fotos mágnifícas, qué responsabilidad!! Gracias.
Yo no puedo imaginarme con esa edad (bueno ni con ninguna) en esas circunstancias.

Felix, no estoy muy metida en el mundo del arte. Tampoco me suena haber visto u oído aquí nada sobre las obras de estos artistas, son más conocidos quizá en USA o en Europa, pero no sé cómo de conocidos serán fuera del ámbito de los grupos o memoriales, porque la mayoría de las colecciones están en los museos de los campos de concentración.

En cualquier caso, este artista, pudo sacar todo lo que llevaba dentro con sus grabados y cuadros. Solo pintaba escenas de los campos y paisajes.

Besos. Que tengáis un buen día.

meg dijo...

Ojalá le sirviera su srte para sacar toda la mierda que le metieron en su cabeza y en su espíritu. Los cuadros son estremecedores, de verdad, captando momentos, instantes terribles de las vidas atormentadas.

Animo Nikkita, te vas mejorando.

Elisa dijo...

Impresionante. Pero para ver, y para leer, para que no vuelva a pasar.
Saludos desde Argentina
Elisa

Nikkita dijo...

Gracias meg, terrible o no, son obras de arte.

Elisa, bien dices, ver y leer es lo único que nos puede ayudar a que no se repita esta historia.

Saludos

Fabia dijo...

Increible que con lo que estaba sufriendo este Hombre hubiera sacado fuerzas para plasmar en estos cuadros tanto horror, hay personas a las que debemos mucho por su fuerza, su valor y su humildad.
Gracias por estos documentos Nikkita.
Besinos.

Nikkita dijo...

Gracias Fabia. La mayoría los pintó después del internamiento, plasmando recuerdos.
Besos

Gil de Luna dijo...

Sin palabras dejan sus obras. No quiero ni imaginar lo que es vivir con esas imagenes en su mente, son cuadros con tanta fuerza que sobrecogen.
Impresionantes.
Un saludo!!

Nikkita dijo...

Cierto Gil de Luna, y quién mejor que tú para percibirlo, ;).
Un beso

Perikiyo dijo...

Conmovedor. Me han impresionado las dos fotografías de Jan Komski con las que encabezas tu entrada.
La primera, la de un prisionero con una expresion, mitad marcial, mitad cautelosa. La segunda, con una profunda mirada, agarrado a una alambrada, recordando mil horrores indescriptibles.
Escalofriante.
Terminas la entrada con una frase que afirma que una verdadera pintura del más pequeño hombre es capaz de interesar al hombre más grande. Viendo las pinturas de este hombre, uno se siente muy, muy pequeño. Insignificante ante personas que han sido capaces de soportar y superar vivencias y torturas de esa magnitud.

Una vez más, gracias Nikkita.

Saludos.

Nikkita dijo...

Cierto perikiyo, pero cierto es que engrandece también el ser capaz de apreciar todo lo que el artista te quiere trasladar o quiere compartir a través de sus obras. No hace falta ser un pintor de renombre para ser un gran artista.
Como siempre, me "quito el sombrero" ante tu reflexión.
Besos

Administrador de www.cincolinks.com dijo...

La primera imagen, del señor tomando el alambre de espino, es sobrecogedora. Genial el post.

Nikkita dijo...

Cierto admin, y el contraste entre las dos, más. La mirada por encima del alambre, casi lo dice todo.
Bienvenido ;). Gracias!

Jubilada en Acción! dijo...

Impresionante nota, desde niña cuando leí por primera vez "El diario de Ana Frank" quede marcada para siempre y ahora leer tu nota y observar estas imágenes revuelven dentro de mi muchos sentimientos profundos.

Comentaré esta nota en mi blog.

Gracias por todo lo que con ella hoy me haz hecho sentir.

Jubilada en Acción! dijo...

Saludos Nikkita:
Hoy subi a mi blog una nota sobre este sitio, te invito a leerla y espero que te agrade.
clic aquí para leerla

Hasta pronto.

Nikkita dijo...

Hola Diana, voy para allá.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Impresionante y además que buen trabajo hizo el hombre, dejando esa triste documentación, es espeluznante,
Un beso y gracias por todos tus trabajos.

Un saludo Nikita

Nikkita dijo...

Cierto Higorca, no sé si seguirá pintando o no, porque no me lo han confirmado, pero sus obras nos ponen en situación.
Gracias a ti por visitarme.
Un beso.

Eva Magallanes dijo...

El arte es el mejor testigo de su época. Y es impresionante como el ser humano aún en las condiciones más extremas busca en él una salida, una sanación, un medio para comunicar, en este caso, el horror de lo que no debe olvidarse ni debe repetirse. Agregaría a Voltaire que más que la diferencia, es la intolerancia a esa diferencia la que engrenda el odio, la ignorancia, la falta de respeto, la discriminación, el abuso y la muerte.
Te felicito por crear un espacio para la memoria. Son atrocidades que hemos de recordar sobre todo para no olvidar que es el amor lo que sana al mundo.
Un abrazo, desde el confín austral.

Nikkita dijo...

Eva, me dejas impresionada con tus palabras, muchas gracias. Me parece una aportación magnífica la que haces con Voltaire. Quiero creer que es así, que el amor es lo que sana al mundo.
Bienvenida.
Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails