Los notarios de la realidad de Mauthausen

Cargando..

Así es como calificó a estos tres hombres Montserrat Roig: "los notarios de la realidad del Campo de Mauthausen".

Josep Bailina Sivila (a la izda. de la foto) nació en Santpedor en 1.911. Fue un activista cultural catalán. Estudió en Manresa y en 1.932 se graduó en Administración Pública en la Escuela de la Generalitat de Catalunya. En 1.934 ejerció como secretario de ayuntamiento en Sant Pau de Seguries, Albinyana, l'Espluga de Francolí y el Vendrell. En el Vendrell le sorprendió el comienzo de la guerra civil, y fue secretario del Comité Popular Revolucionario Antifascista dirigido por August Saperas y Rovira.
En 1.939 se dirigió a Francia junto a otros miles de españoles, y una vez allí, fue internado primero en el campo de Argeles y después en Agde.
Al estallar la Segunda Guerra Mundial colabora en la Resistencia francesa hasta que en 1.941 es capturado por los nazis y enviado al campo de concentración de Mauthausen, de donde fue liberado en 1.945.
Desde 1.946 residió en París y en el Casal de Cataluña de París llevó a cabo una extensa tarea potenciadora de la cultura catalana en el exilio. Realizó para la Cruz Roja una relación de todos los catalanes y españoles muertos en los campos de exterminio nazis. Falleció en París el 12 de diciembre de 1.984.

Cuando entró en Mauthausen, comenzó siendo secretario  adjunto del barracón 12, donde ayudó especialmente a los jóvenes, evitando que fuesen trasladados a Gusen o enviados a la cantera. Después, entró a trabajar como empleado en las oficinas de la Gestapo (Politische Abteitung), donde se brindó a conseguir y a proporcionar todo tipo de información útil para la organización clandestina de la resistencia. Allí, trabajó junto a Casimiro Climent.

Casimiro Climent nació el 23 de septiembre de 1.940 en Valencia. El 11 de febrero de 1.939 atravesó la Frontera francesa con toda la unidad del Ejército Republicano. El 20 de mayo de 1.940 fue hecho prisionero por el Ejercito Alemán, junto con la totalidad de la 30 Compañía de Trabajadores Españoles destacada en Puttalange (Lorena), y llegó al Campo de Concentración de Mauthausen el 25 de noviembre de 1.940, asignándole el número 4540, donde fue destinado a trabajar en la Cantera, hasta el 16 de marzo del 41 en que pasó a prestar servicio en las Oficinas del Politische Abteilung, gracias a su conocimiento del alemán.

Su trabajo en dichas oficinas se limitaba a todo lo que hacia referencia a los asuntos de Españoles, al mantenimiento del orden dentro de la cartoteca general, (los alemanes querían mantener un registro de la gente que iba llegando al campo) de hecho, este archivo fue tratado prácticamente como independiente, separado del resto, más tarde se le encargó ocuparse de la correspondencia con las organizaciones que se interesaban por los prisioneros españoles que estaban internos en el campo, y al final se encargó de lo que hacia referencia a las mujeres presas. Permaneció en el campo hasta su liberación en 1.945.
Su declaración jurada fue la prueba nº 28 en el Informe Cohen, utilizado en la querella penal contra 4 SS Totenkopf, presentada en 2.008

Juan de Diego, nació en Barcelona en 1.915. Miembro de la formación catalana Esquerra, luchó en la guerra civil, primero en el frente de Aragón y más tarde en la división Durruti. Como la mayoría de españoles, fue capturado cuando estaba alistado en el ejército francés, fue confinado en el campo de concentración de Mauthausen el 6 de agosto de 1.940, con el número 3156. Permaneció allí hasta su liberación en 1.945. Tras su liberación, De Diego se instaló en Francia, donde ejerció diversas profesiones, como recepcionista de hotel o documentalista, residió en París y Perpiñán, y volvió a Barcelona por primera vez después de la muerte de Franco, donde se instaló definitivamente en el año 2001.
En la década de los 60, De Diego participó, en calidad de testigo de cargo, en los juicios contra antiguos miembros de las SS de Colonia y de Frankfurt.
Murió el 9 de mayo  de 2.003 a los 87 años, en Barcelona.

Comenzó trabajando en la cantera, cuyos 186 escalones se cobraron tantas vidas, hasta que gracias a sus conocimientos administrativos y de idiomas le fue asignado un puesto  la Administración Central de Mauthausen (Lagerschreibstube), que mantuvo hasta el final de la guerra. Le fue asignada la función de tercer secretario del campo, trabajo que desarrolló hasta el momento de la liberación en 1.945, y que le permitió conocer desde dentro el funcionamiento de la maquinaria nazi; Su trabajo burocrático en el campo consistía en llevar un registro de las muertes, labor que Juan de Diego calificaba de funerario. Pero gracias a su puesto, se convirtió en una herramienta vital para mantener informados a los diversos grupos de prisioneros del campo que se habían organizado solidaria y clandestinamente, en especial a partir de 1.943. También pudo avisar de las visitas de las comisiones médicas, que servían para seleccionar con destino a las cámaras de gas a los presos enfermos, con lo que se pudieron salvar muchos. Desde su puesto, pudo variar la composición en algunas ocasiones de los barracones o de los comandos de trabajo, y pudo colaborar en la cohesión entre los 22 grupos nacionales de presos.
En 1.943, y durante un breve periodo de tiempo, se permitió a algunos prisioneros españoles escribir cartas. El propio De Diego fue conminado a ejercer de censor, evitando que la correspondencia que salía del campo contuviera descripciones de cuanto realmente sucedía allí. Aquellas escasísimas cartas fueron casi siempre escritas al dictado de los SS, obligando a los españoles a manifestar que se encontraban perfectamente. Toda una paradoja.


Casimiro Climent y Josep Bailina trabajaban en las oficinas de la Gestapo, rellenando las fichas de los deportados. Decidieron duplicar en secreto las fichas de los republicanos españoles para poder explicar y probar, si sobrevivían, lo que sucedía en ese campo, pese al considerable tamaño que llegaron a tener las fichas, y como no podían esconderlas en ningún lugar y mucho menos sacarlas de las oficinas, a Casimiro se le ocurrió la idea de esconderlas en el almacén de papel nuevo, intercalándolas con las fichas en blanco, dentro de las cajas de papel.
Ante el avance de las tropas de EE UU, los SS ordenaron quemar todos los documentos del campo, pero a los nazis nunca se les ocurrió buscar allí y cuando quemaron toda la documentación que les podía comprometer y destruyeron las pruebas del exterminio realizado en el campo, no se les ocurrió quemar también el almacén de papel, por lo que las fichas de los deportados españoles se salvaron. Los dos asumieron un gran riesgo. Sabían que si eran descubiertos serían salvajemente torturados hasta la muerte porque los nazis querrían averiguar el alcance de la organización y los nombres de todos los implicados.
En cuanto llegaban presos fichados por la Gestapo, informaban de los motivos de dicha circunstancia a los miembros de la resistencia. Gracias a  Bailina y a Climent sabían cuáles eran los que se hallaban en mayor peligro.

Climent, además, enterró en un lugar del campo decenas de fichas de los SS, que también iba confeccionando él, que habían trabajado en el campo y que luego fueron enviados a otros destinos. Cuando llegó la hora de la liberación del campo, para juzgar a SS que habían estado en Mauthausen ejerciendo de torturadores y después se habían marchado al frente, o que se habían ido a otro campo, esas fichas fueron absolutamente definitivas.

Otra cosa que hizo Climent fue preparar, por su cuenta y riesgo, junto con Joan de  Diego, una lista de prisioneros españoles. Es decir, aparte de la ficha que había que hacer, el añadió por medio de entrevistas personales el lugar de procedencia exacto y la dirección de su familia. Gracias a eso, muchos españoles se enteraron de que sus familiares habían muerto en el campo de concentración, ya que se les pudo localizar una vez terminada la guerra.

Los miembros de la gestapo habían ordenado llevar un registro donde iban consignándose las llamadas "muertes no naturales". Le encargaron a de Diego que lo confeccionara, por lo que en un libro se iban registrando esas muertes, que eran todas aquellas que, de ninguna manera, podían hacerse pasar por una pulmonía o por un infarto... en la oficina que albergaba los archivos, De Diego tuvo que asistir, desde su mesa de trabajo, a numerosas torturas infligidas a los prisioneros por los oficiales de la SS.
Desde su puesto, De Diego participaba en la adjudicación de los comandos de trabajo, hacía las listas de enfermería y la relación de fallecidos, en las que mediante unos signos que sólo él conocía identificaba la causa real de la muerte.
Cuando llegó la liberación del campo, Joan localizó el libro y se lo entregó personalmente a un oficial americano, explicándole lo que era aquel libro.

De Diego, por cierto, fue, cuando se produjo la visita de Himmler al campo de Mauthausen, una de las personas que lo pudo saludar. Himmler, (absolutamente cínico) le preguntó cómo se encontraba y si estaba bien en el campo. Cuando muchos años después le preguntaron a Joan qué impresión había sacado de Himmler dijo: “no había nada especial en su mirada, era un burócrata, un burócrata gris”.
Fue un testigo decisivo en los juicios de Colonia y Frankfurt, como el que sucedió por el asesinato de 47 agentes aliados a manos de los SS, asesinato que vivió en directo y cuyo testimonio valió para desenmascarar a los asesinos y las muertes de aquellos agentes, que se quisieron hacer pasar como intentos de fuga.

El valor de las acciones de Climent, De Diego y Bailina resultó trascendental. Gracias a ellos, pudimos conocer la identidad de la mayoría de los españoles muertos en Mauthausen y en sus campos anexos.
El monumento que honra la memoria de los españoles fallecidos en el campo de Mauthausen indica que allí perecieron 7.000, pero las cifras de estos tres "notarios" no incluyen a los fallecidos en el transporte a Mauthausen, ni a los que fueron conducidos al crematorio sin ser registrados, ni a quienes fallecieron los días previos a la liberación.
Editado: El año de nacimiento de Casimiro Climent figura erróneo en el informe Nizcor. Fecha real sin confirmar.
"Fuertes razones, hacen fuertes acciones." - William Shakespeare

votar

33 Comentarios: (+añadir comentario?)

Gil de Luna dijo...

Cuantos personajes anónimos para la mayoría de nosotros y tan relevantes estan dejando de ser desconocidos gracias a tu blog.
La visita a este sitio ya es obligada diariamente por su interes y tu bien hacer.
Enhorabuena y a seguir asi, haciendo tan util para nuestra cultura cada entrada que escribes.
Un saludo!!

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Triste historia, pero nuestra, cuando leo todas estas atrocidades algo dentro de mi se torna distinto, recuerdo hace unos años conocí a un señor que había estado en el campo de Ausbich, me contaba todas las penalidades y las veces que había estado en fila para "bañarlos" como él decía. Triste pasado.

Un abrazo y sigue contando todas estas historias veridicas del ayer
Besos

Nikkita dijo...

Gil de Luna es un placer recibir tus visitas y tus palabras, y una gran satisfacción que os resulte interesante.
Ese era mi objetivo al embarcarme en esta aventura, que personajes que no son prácticamente conocidos se conocieran de una manera objetiva, aún sin saber si sería bien acogido o no.
Un beso enorme.

Nikkita dijo...

Higorca, es cierto, pero aunque muchas veces resulte triste, no hay nada como escuchar las historias de "nuestros mayores" que aún con la carga dramática que puedan tener, son muy instructivas, porque generalmente cuentan sus vivencias apoyadas en sus reflexiones.
Gracias por tu aportación.
Muchos besos.

Fabia dijo...

Cada vez que paso por aqui me asombra mas la cantidad de personas que permanecen casi en el anonimato a pesar de tantos valores como poseen, sigo pensando que no es justo que sea asi.
Gracias una vez mas por contarnos estas interesantes historias.
Besinos.

THE SR dijo...

Pocos blogs con contenidos interesantes te encuentras por la red, este desde luego es de los pocos. Nos acerca personajes que deberían ser más recordados por sus trabajos desde las trastienda de episodios realmente vergonzosos de la historia moderna.

Nikkita dijo...

Muchas gracias Fabia, la pena es que habiendo muchísimas personas como estas, no de todos hay tanta información como para conocerles mejor, pero intentaré consguirla.

Nikkita dijo...

The Sr. Gracias!, Bienvenido. Veo que sabes escribir, ya me había asustado en el sitio de minipimer, ja, ja, ja
Saludos

La Dame Masquée dijo...

Que encima vengan a preguntarte cómo te encuentras es realmente para llorar.
Una suerte que no se les ocurriera quemar el almacen de papel, gracias a lo cual, y a este blog estupendo, ahora podemos conocer un poco mas.

Muchisimas gracias por el premio, madame. Ha sido una grata sorpresa, puesto que acabamos de conocernos. Dentro de un rato lo subire a mi blog.

Feliz dia

Bisous

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola, Nikkita. Vuelves a ponerle rostro, nombre y apellidos a aquellas personas que intentaron hacer algo contra la barbarie incluso arriesgando sus vidas. Y eso es lo mejor de este blog (aparte de la calidad de tus artículos). Porque el hecho de saber de sus vidas nos identifica más con las víctimas del Holocausto. Muchos besos

Nikkita dijo...

Me honra mademoiselle que os plazca recoger tan sincero premio.

Un beso Madame.

Nikkita dijo...

Hola Felix, muchas gracias por tus siempre amabilisimas palabras y comentarios. Al final me acabaré poniendo colorada :).
Un beso enorme.

macgo dijo...

Las situaciones difíciles hacen salir lo peor y lo mejor de las personas. Me alegra leer en tu blog más de esto último que de lo primero

Nikkita dijo...

Cierto macgo, para hablar de los "malos" ya hay montones de sitios, y esta gente hizo cosas muy buenas, que yo dudo si seria capaz de hacerlas en esas circunstancias.
Besos

Amparo dijo...

hoy gracias a ti vuelvo a aprender cosas nuevas y me encanta, gracias

un besazooo

Oscar dijo...

Hola Nikki, ayer no puedo conectarme, he tenido unos problemas burocráticos... Figúrate que desde hace 5 años vivo en Francia, y esta semana he recibido una multa por escándalo publico el 11 de septiembre en Barcelona....Cuando por supuesto estaba en mi casita con mi mujer y mi hijo... Así va el país.

Gracias por el premio...

Mas héroes de la guerra, y es que no son solo héroes los que mejores acciones bélicas consiguieron, sino, y creo que son mucho mas, la gente que con sus pequeños actos salvaron y ayudaron mas, como la comadrona del otro día.

Nikkita dijo...

Amparo, gracias. Estoy impaciente por saber como has solucionado el problema de las malas pulgas.

Nikkita dijo...

Oscar, increíble tu historia, escándalo público???? como no sea por montar una revolución en las calles al mostrar una de tus fotos.....
En fín, espero que lo soluciones bien y rápido.
Besos

Perikiyo dijo...

Cuando uno recibe este tipo de informaciones, se da cuenta de que las grandes personas no siempre estan en estatuas ecuestres, dando nombre a calles, o recibiendo homenajes.

A veces se confunde el lucimiento con el verdadero valor. Pero una cosa es muy distinta a la otra.

Besos, Nikkita.

Nikkita dijo...

Qué razón llevas Perikiyo, como siempre!.
Un beso.

AFRICA EM POESIA dijo...

Nikkita


Fiquei mui contenta com tu prémio para mim .
Deixo un besito

AFRICA EM POESIA dijo...

`Para ti...
PRECIPÍCIO


Está numa estrada linda...
Com caminhos radiosos...
Paisagem bela...
Tudo convida à vida...
Mas é miragem...
Tudo é faz de conta...
Olhamos e sentimos o belo...
Depois vamos caminhando...
De repente...
A estrada acabou...
Sente-se um arrepio na alma...
Arrepio e frio de morte...
No momento ficou...
Um pé do outro lado da estrada...
Outro no ar...
No ar, no fim, para o precipício...
E então o instinto rápido...
De recuar...
E o alívio de o conseguir...
Depois reflectir e ver...

Que nem tudo é verdade...
E lá no fundo...
O precipício que não tem fim...
E é isso que todos nós...
Devemos querer evitar...


LILI LARANJO

Nikkita dijo...

Lili gracias por regalarme otro de tus poemas, sabes que me gustan mucho.
Un beso

Madame Minuet dijo...

Madame Nikkita, muchas gracias por asomarse tambien a mi corte barroca.
He disfrutado con su visita.

Buenas noches

Bisous

Nikkita dijo...

El disfrute ha sido mútuo milady, he quedado maravillada.
Besos

Chesana dijo...

Me gusta la Historia y por ese motivo suelo leer bastante sobre ella, te digo todo eso porque estoy realmente sorprendida por tu blog; es impresionante la información que proporcionas y lo digo sin tapujos. Sigo leyéndote, pero quería hacer un alto para saludarte y sobre todo decirte lo que he dicho.

Nikkita dijo...

Pues muchas gracias Chesana, bienvenida!, me alegro que te pares aquí a leer, ya sabes, cuando quieras, aquí estamos.

HPR dijo...

SOBERBIO TRABAJO el de esos hombres...y el tuyo.
¡felicidades por el blog!

...con tu permiso, lo pondré en mi lista de recomendaciones.
Un saludo,

Nikkita dijo...

HPR, muchas gracias!! es un placer!. Te seguía a través del feed. Si es cierto que el trabajo que hicieron estos hombres fue soberbio, gracias a ellos Mauthausen es el campo mejor documentado de todos.
Un saludo

Figaroqua dijo...

Chicos, espléndido artículo. Sólo puntualizar que Juan de Diego nunca fue "tercer secretario" porque esa función no existía en Mauthausen oficialmente. De Diego fue un "refuerzo" que siguió a Marsalek, segundo secretario en la Politische Abteilug (Schulz) y cierto es que sin duda fuera el español con más poder en el campo central, pues tanto Schulz como Bachmayer le tenían "jamao". Desde esa posición fue un observador objetivo y salvó la vida a muchísimos compatriotas (entre ellos a Mariano Constante, cuando Bruckner, "el capado" le hizo colgar de la cadena a la entrada del campo).
Wingeate Pike le utiliza como su testigo favorito simplemente porque Pike es anticomunista, y de Diego no lo era y suele ensalzar su papel más allá de la función de refuerzo que efectivamente tenía De Diego (digo lo de Pike porque es la fuente que más ensalza a De Diego) pero nunca hubo "tercer secretario" en el Lager técnicamente hablando, aunque De Diego ocupara esa plaza "jerárquicamente" de manera oficiosa.
Sugiero leer la magnífica tesis doctoral de Michel Fabreguet " Mauthausen, camp de concentration National-socialiste en Autriche rattachée 1938-1945" conseguible seguro en la amical francesa (es carillo, aviso)

Nikkita dijo...

Figaroqua, muchas gracias por tu aportación, interesantisima.
La información que proporciona W. Pike en su libro, generalmente la contrasto con más fuentes, porque algunos datos no son del todo objetivos, si no, más bien de opinión.
Intentaré conseguir la tesis que recomiendas.
Un saludo.

Koldo dijo...

Mi abuelo murió en Mauthausen en 1941, tengo los datos del Ministerio de Cultura, pero quisiera saber si es posible acceder de algún modo a las listas elaboradas por Joan de Diego para conocer más detalles. Gracias.

Figaroqua dijo...

Hola Koldo:



Lo único que se podrá averiguar sobre el fallecimiento de un español en Mauthausen es día, mes, año y campo de fallecimiento así como la fecha de ingreso. En el Totenbuch (libro de muertos del campo) se inscribia la causa del fallecimiento, pero ésta era con frecuencia falaz. Por ejemplo, muchos detenidos figuran como "trasladados al sanatorio de Dachau" y fallecidos allí: en realidad habían sido gaseados en el castillo de Hartheim. Otro punto: la lista de Juan de Diego a veces es inexacta (no es culpa suya, arramblaron con lo que encontraron al liberarse el campo). En mi documental "Mauthausen, una mirada española" aparece en la lista final de muertos un deportado español que de hecho sobrevivió al campo y que falleció décadas después, según me contó posteriormente su hija. Sugiero por ello buscar el la siguiente página web la lista de muertos españoles (con las erratas mencionadas, cierto) que se hallan clasificados por orden alfabético y/o por provincia de origen (fue la que utilicé yo para mi peli).
http://www.ceibm.org/alexca01100.html

Creo que Sandra Checa y Benito Bermejo actualizaron la lista que figura en linea en un ministerio español (no recuerdo ahora mismo si el de Cultura, Exteriores Interior), dentro de los límites de lo posible. No concuerdo siempre con alguna de sus versiones históricas sobre Mauthausen, pero lo que es cierto es que son muy minuciosos y que si hay una lista actualizada es la que ellos reelaboraron. Otra posibilidad es ir a la página web del Memorial de Mauthausen: allí puedes solicitar información sobre familiares desaparecidos en campos del complejo Mauthausen (creo que se ha de certificar de un modo o de otro que se es derechohabiente, es decir, pariente del finado). La otra opción, más general, es dirigirse del mismo modo a los servicios de la Cruz Roja Internacional que también disponen de un potente archivo y de una red de contactos para este tipo de investigación sobre familiares muertos en deportación, pero son aún más estrictos a la hora de pedir filiación que el memorial Mauthausen (que depende del ministierio del Interior austríaco -Bundesministerium Inneres, BMI -) y seguramente les preguntará a ellos, con lo que yendo directamente al memorial Mauthausen te ahorras un intermediario.



Un saludo y suerte.

Related Posts with Thumbnails