Anécdotas y Curiosidades

Cargando..

La madrugada del sábado 12 de julio de 1.940 un bombardero italiano dejaba caer por error tres bombas sobre La Línea de la Concepción (Cádiz), cuando pretendía lanzarlas sobre el aeropuerto de la colonia británica de Gibraltar. Dos de ellas quedaron enterradas en las dunas de la playa de Poniente, pero la tercera hizo blanco en el patio de una casa, dentro del casco urbano, resultando muertos varios vecinos.

Los rusos ocuparon la capital austriaca, Viena, a primeros de abril de 1.945. Las tropas soviéticas tuvieron un comportamiento relativamente correcto con la población austriaca, sobre todo si lo comparamos con lo ocurrido en suelo alemán. Al entrar los soldados rusos en la bella ciudad centroeuropea, se quedaron sorprendidos por muchos de los objetos que allí encontraron (hay que recordar que un buen número de integrantes del ejército rojo procedían de remotas aldeas de la parte asiática y que desconocían por tanto elementos que para la mayoría de europeos eran habituales).
Un ejemplo fue lo sucedido con los inodoros. Cuando los soldados rusos entraron en las casas, se encontraron con ese artilugio que muchos de ellos veían por primera vez en su vida. Los que dedujeron inmediatamente su utilidad disfrutaron llevando a cabo una y otra vez una operación tal prosaica como tirar de la cadena. Pero hubo otros que no acertaron a adivinar para qué servía aquel blanco artefacto, lo que dio lugar a divertidas anécdotas.
Varios grupos de soldados creyeron que se trataba ni mas ni menos que de un frigorífico. Esta confusión llevó a que introdujesen sus alimentos dentro del inodoro para que se mantuvieran frescos en contacto con el agua. Pero lo peor fue que algunos de ellos, al tirar de la cadena, contemplaron atónitos como sus alimentos se iban por el desagüe. Ante esta situación, pensaron que los dueños de la casa habían saboteado el funcionamiento de aquella particular nevera.
Por desgracia, algunos ciudadanos vieneses tuvieron que soportar un severo interrogatorio hasta que pudieron convencer a sus huéspedes de que la función de los inodoros no es precisamente la de mantener frescos los alimentos, sino otra muy diferente, que se encargaron de ilustrar con realistas ejercicios de mímica.

Durante la guerra fueron frecuentes las confusiones entre soldados de nombre igual o similar. Una de las mas increíbles fue la que involucró a dos hombres cuyos apellidos se diferenciaban por una letra. En julio de 1.940, el soldado británico D.J. Paje recibió por correo las fotos de su reciente boda. No obstante, el sobre llegó abierto, aunque en su interior había una carta de disculpa, en la que un soldado llamado Pape aseguraba que había recibido las fotos por error y le presentaba atentamente sus excusas. Curiosamente, el numero de identificación de Pape era el 1509322, mientras que el del destinatario de la carta era el 1509321.
Pero los encuentros entre ambos soldados no terminarían allí. Una vez finalizada la guerra, Page comenzó a trabajar como conductor de autobuses. Unos meses después, comprobó cómo en su hoja de salario figuraba una deducción por impuestos mucho mayor de lo habitual. Fue a informarse a su superior y este le dijo que había sido producto de una confusión con la hoja de otro trabajador. Sorprendentemente, se trataba del mismo Pape que había conocido durante la guerra. Ademas, los números volvían a unir a ambos al ser correlativos los números de las licencias de conductor de autobús. La de Page era la nº 29222, mientras que la de Pape era la nº 29223.


El caso más relevante de objeción de conciencia de la Segunda Guerra Mundial y de toda la historia fue el protagonizado por el británico Gilbert Lane, natural de la ciudad inglesa de Surrey, que se opuso a empuñar las armas hasta en seis ocasiones. En cada una de ellas fue juzgado por un tribunal militar, que le condenaba a sucesivas penas de prisión. En cuanto las cumplía, el obstinado pacifista volvía a reincidir, declarándose de nuevo objetor. En total, estuvo privado de libertad durante casi 3 años, la mitad de lo que duró la guerra.

El lanzamiento en paracaídas sobre mayor altitud durante la guerra en Europa tuvo precisamente protagonistas españoles. El subteniente Alcovilla, acompañado de dos franceses de origen catalán, fueron lanzados en paracaídas desde aviones norteamericanos en el verano de 1.944 en el sur de Francia, cerca de Perpiñan. El lugar escogido fue el pico de la Pelada, en una zona que se encuentra a 2.370 metros de altitud. La misión era servir de apoyo a los guerrilleros de la resistencia, muchos de ellos de origen español, que operaban en la zona. Quizás por este motivo los aliados bautizaron la operacion con el nombre "misión puente", en español.

Fuente: Las cien mejores anécdotas de la Segunda Guerra Mundial (Jesús Hernández - Inédita Editores)

votar

25 Comentarios: (+añadir comentario?)

Gil de Luna dijo...

Curiosas anecdotas, ojala el marco en el que se produjeron no hubiera pasado jamas.
Algunas como el caso de los inodoros hasta hace dibujar una sonrisa.
Se ha convertido en una buena costumbre leerte cada día.
Buen fin de semana y un saludo!

Nikkita dijo...

Cierto Gil de Luna, pero como si sucedió, no está mal de vez en cuando una sonrisa.
Buen fin de semana.
Un beso

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Pobre Page... alguna vez le podría haber tocado la peor parte a Pape....

Fabia dijo...

Curiosas anécdotas, algunas trágicas y tristes, pero otras arranacan una sonrisa, y la de los dos soldados da que pensar, ¿el destino los unió por alguna razón?.
Es agradable que dentro de uno de los sucesos mas trágicos de nuestra Historia encuentres cosas que a pesar de todo nos hagan sonreir.
Besinos Nikkita,.

Nikkita dijo...

Llevas razón Jose Luis, pobre hombre. Menos mal que son anécdotas sin mucha importancia.

Nikkita dijo...

Hola Fabia, aunque sea con este tema, viene bien un respiro y sonreir. No es que la historia esté plagada de hechos amenos, pero rebuscaré para traeros más.
Besos. Buen fin de semana

Elisa dijo...

No quiero ser reiterativa, pero leo otro excelente artículo.
Increible la anécdota de los soldados en el cuarto de baño...
Saludos
Elisa

Nikkita dijo...

Gracias Elisa. Es la más curiosa.
Saludos

meg dijo...

¡Cómo sabes desengrasar de vez en cuando, Nikkita!. Desgraciadamente el escenario en que ocurrieron las anécdotas no es para carcajadas. Pezro has contado casos curiosos: el del water arranca cuando menos una buena sonrisa. Y el del pacifista también.

n elogio repetido insistentemente a tu blog.

Madame Minuet dijo...

Ay, madame, pero que bueno lo de los inodoros!
Claro, pensamos que nuestros objetos cotidianos han estado ahi siempre, pero al parecer el inodoro no es tan antiguo, y entonces aun no habia llegado a todas partes.
Realmente debia de ser algo dificil de adivinar la utilidad del artilugio para quien nunca lo habia visto!

Feliz fin de semana, madame

Bisous

Nikkita dijo...

Gracias meg, me alegro que te haya provocado una buena sonrisa.
Un beso

Nikkita dijo...

Ja, ja... madame, si, parece que es la anécdota de más éxito. A saber qué utilidad le habríamos dado nosotros en su lugar.
Feliz fin de semana.
Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola, Nikkita.

En disculpa de los soldados rusos, hay que decir que nadie nace sabiendo, no obstante la anécdota es simpatiquisima. Sin salirte del tema central de tu blog, nos has alegrado el día con tu fina prosa y peculiar estilo narrativo. Que gran blog. Cada día me gusta más.

Recibe un cordial y afectuoso abrazo

Nikkita dijo...

Chacequem, como ves, no tengo ningún problema en no publicar tu comentario, pero si me lo permites, te contesto desde mi página pues como ya os he dicho, me parece un asunto particular el vuestro y promuevo la política de "puertas adentro", con lo que he visto tu página, he leido la postura de admin, y a mi, sinceramente, ni me va ni me viene, os he dado mi opinión, y no tengo más que decir, ni por que estar haciendo visitas de un lado a otro. Te doy la razón en defender lo tuyo, razón por la que si, tengo moderados los comentarios, precisamente para evitar cualquier tipo de polémica o ataque a mi pagina o a quienes la leen, algo que bajo ningún concepto permitiría nunca, con lo que, dicho esto, mi opinión la tenéis, y por mi parte, no creo que debáis utilizar a los lectores de un blog para una "pelea" ajena, el mio no sería el sitio.
Con esto, yo misma hago mal respondiéndote de cara a mis lectores, pero es la opción que me queda.
A la pregunta que me haces, creo haberte contestado: no, no paso por ahí tampoco. Entiendo todas las posturas.
Te agradezco tu mensaje y las aclaraciones.
Que pases un buen fin de semana.

Nikkita dijo...

Hola Felix, llevas toda la razón en que nadie nace sabiendo, pero efectivamente la anécdota es graciosa. Muchas gracias por tus siempre amables y alentadoras palabras.
Muchos besos.

Perikiyo dijo...

Hola, Nikkita.
Creo que no me ha funcionado el formulario de comentarios este mediodía, así que repetiré mi comentario.
Ya que hablas de anécdotas, hay un hecho anecdótico, aunque no divertido, sin el cual, posiblemente, no existiría este blog. Lo referí en mi blog cuando no lo leía nadie. Supongo que conocerás el dato, pero, de todas formas, lo expliqué en esta entrada:
El lenguaje de la mentira

Besos.

Nikkita dijo...

Hola Perikiyo, llevas razón, esa anécdota empieza la historia en ese punto, y de momento acaba aquí. Muy buena entrada, no conocía el libro.
Llevas toda la razón en la frase: La Psicología del engaño puede ser más útil, en la mayoría de las ocasiones, que los avances tecnológicos
Besos

AFRICA EM POESIA dijo...

NiKKITA

Retribuo esse Amor.
Me encantab hablar en amor.è una palabra mui forte e mui importante

Um besito




O AMOR...


O Amor cresce partilhando...
Quando mais se distribui...
Mais cresce...
Tudo no mundo...
Ao ser repartido... diminui...

O Amor é o contrário...
Quando dividido aumenta...
Mais sorrisos...
Mais partilha...
Mais Amor...
Porque...

Pode ser distribuido...
Pode ser dividido...
Pode ser partilhado...
Sem medo de se perder...
Porque...

O Amor é eterno...
E sabendo cuidá-lo...
Em vez de diminuir...
Temos a certeza...
Que sempre crescerá ...


LILI LARANJO

Nikkita dijo...

Cierto Lili, fuerte, importante y significativa.
Besos

Orianna dijo...

Hola Nikkita, escribes más rápido de lo que puedo leerte querida amiga. El otro día pretendí escribirte pero me dejó en shok tu entrada, me refiero la de memoria emocional; me dejó en estado "hipnagógico". Cada día aprendo más y más de lo que tienes a bien compartirnos. Este post me ha arrancado alguna sonrisa, esto nos demuestra que en situaciones extremas de vida, algunas veces hay algo de hilaridad.
Muchas gracias Nikkita.

Spacio 60 dijo...

Excelente diseño y contenido. Mis felicitaciones por el blog.

spacio60.blogspot.com

Nikkita dijo...

Orianna me alegro de haberte arrancado una sonrisa ahora que estás tan colorida.
Muchos besos

Nikkita dijo...

Gracias Spacio60. Bienvenido

Oscar dijo...

Curiosas curiosidades...

pero la ultima cunado he leido el pico de la pelada... en seguida me he dicho esta hablando del monte pelado.... aun tengo la piel de gallina de saber que parte de la historia a pasado en ese lugar... no tenia ni idea

Nikkita dijo...

Hola Oscar, hay muchos lugares en Francia que son poco conocidos pero que tuvieron su hueco en la historia.
Saludos

Related Posts with Thumbnails