La rondalla española y el cuadro escénico de Mauthausen.

Cargando..

Para contribuir a que la escasa esperanza que mantenían los presos no se agotase, era necesario que algunos de ellos tuvieran iniciativas que distrajeran al resto, haciendo que sintieran que, al no doblegarse del todo, en cualquier momento pudiera volver a resurgir la persona que llevaban dentro, como hicieron los españoles, aportando su grano de arena con su alegría, buen humor, y canciones, intentando distraer y devolver la sonrisa a la gente.

Agruparse por regiones y entonar canciones del terruño casi silenciosamente, era habitual entre los españoles.

En la primavera de 1.943, el asturiano Sanchez "el Juaco", carpintero, y familiarizado con coros y música en su tierra natal, puso en marcha la rondalla española de Mauthausen, pidiendo la colaboración de todos los compañeros que trabajaban en los talleres de carpintería, para que recuperasen restos del material empleado en la fabricación de los muebles de los SS.

Entre todos, consiguieron crear las piezas necesarias para montar los instrumentos musicales, a escondidas de los Ss y de los Kapos. El proceso era: robar, almaenar, cortar, cepillar, lijar, acoplar, pegar y ajustar.

Se montaron laúdes, guitarras y bandurrias, y las clavijas, que no se podían hacer,  se consiguieron a través de Boix, que, por medio de su "clientela" SS consiguió que se las llevases desde Linz, a 20 km. del campo.

Las cuerdas se conseguían a través de los compañeros que trabajaban en la desinfección, introduciéndolas en el campo igual que los instrumentos, disimuladas entre la ropa transportada de la desinfección al lavadero. (Al Effektenkamer le llamaban "la cueva de Alí Babá" por la cantidad de cosas que se podían encontrar procedentes de las maletas de los judíos)

En unas semanas, los carpinteros españoles habían montado la primera bandurria, y Sánchez, Botella, Canales y Azaustre daban el visto bueno, desde el punto de vista musical (si tenían mala sonoridad los desechaban).

Botella daba clase de solfeo a varios jóvenes.

Los SS descubrieron los instrumentos, y curiosos y sorprendidos por el hecho de que se hubieran fabricado allí mismo, delante de sus narices, sin que se dieran cuenta, no tuvieron una reacción tan violenta como se esperaba. Es posible que pensaran que mientras los españoles cantaran y bailaran no se dedicarían a otras actividades más peligrosas para ellos.

En la barraca 13 (la que servía de "Plana Mayor" a los españoles para sus actividades militares y políticas), que era el almacén más importante de todo lo que estaba destinado a la solidaridad, fue donde tuvo lugar el primer concierto, y por primera vez, se oyeron jotas, pasodobles y alguna pieza clásica como "El sitio de Zaragoza".

En ese momento, hasta los más necesitados de descanso abandonaron su camastro para unirse a cantar alguna copla o algún estribillo.

Un tiempo después, comenzaron a darse conciertos los domingos por la mañana, con un coro dirigido por Sánchez "el Juaco", y más adelante, Garriga solicitó permiso a los Ss y pudo agenciarse un acordeón que tocaba él mismo, prestado por el grupo de músicos que tocaba acompañando a los presos evadidos hacia el patíbulo.

Por este mismo camino, tras la rondalla, nació el cuadro escénico, que debutó con una comedia, con guasa ibérica de la mejor, y a la que puso música Garriga, titulada "El marajá de Rajaloya".

Ensayaban cada tarde entre la vuelta del trabajo y el toque de queda. 

Los sastres españoles, con materiales "recuperados" confeccionaron trajes orientales, y los pintores hicieron decorados magníficos (uno de ellos llegó a representar la plaza de Cibeles de Madrid, con casas incluidas, cuyos balcones se alumbraban con velas de sebo que presos españoles sujetaban detrás del escenario).

Estas iniciativas fueron conocidas por el alto mando del campo, pero a día de hoy, nadie se explica aún cómo es que ni Ziereis ni Bachmayer pidieron cuentas, ni siquiera para hacerse rogar por los deportados. Solo imponían restricciones cuando se decretaba algún castigo colectivo y los presos debían permanecer recluidos en sus barracas.

Todas las reuniones que se producían con motivo artístico o musical, eran aprovechadas, además, para los fines políticos o militares de los republicanos españoles, actividad que deportados de otras nacionalidades tardaron mucho tiempo en detectar, y que los SS nunca llegaron a sospechar.

Bibliografía: El holocausto de los Republicanos españoles (Eduardo Pons); Ed. Belacqva

"La peor de las fatigas es abandonarse" - Luis Gil, superviviente de Mauthausen

votar

46 Comentarios: (+añadir comentario?)

laMar dijo...

Uff! que linda historia dentro de tanta atrocidad. Lo que es capaz de conseguir la ilusión, la imaginación y el coraje. Me ha encantado.
Un abrazo enorme

La Dame Masquée dijo...

Madame, que bueno! Lo de fabricar los instrumentos tuvo que ser una especie de mision imposible, por la dificultad de ir consiguiendo todo lo necesario, sobre todo.
Y casi parece mas dificil aun lo de que nos nazis no se enfadaran! Menos mal que les permitieron al menos realizar esas actividades.

Y le confieso que me encanta el sitio de Zaragoza! XDDDDD

Buenas noches, madame

Bisous

Bcn_oscar1 dijo...

La musica, amasa la fieras y sube la moral, una buena compañera y excelente terapia!

Muy bien redactado

Pablo D. dijo...

Como siempre, Nikkita, un asturiano poniendo el perejil en la salsa. ¡Qué de asturianidad se respira en este lugar! Da gusto, la verdad... :)

Éste es el caso claro de que en un campo lleno de maleza puede nacer una bella flor que de un toque de felicidad.

Nunca podré alabar como se merece el ingenio que estas pobres gentes demostraron. No sólo para salvar su vida, sino para hacerla más entretenida y así poder soportar el dolor de verse en esa situación.

La música no entiende de rejas ni de paredes, es libre como las esperanzas de los presos... :)

Unas personas dignas de admiración...

Me ha encantado la entrada.

Un saludo!

Nikkita dijo...

Gracias laMar!!, era muy importante no dejarse llevar y mantener la minúscula llama de esperanza que les quedaba.
Un abrazo :)

Nikkita dijo...

Madame, los materiales lo robaban a la mínima ocasión que tenían. Los alemanes, se cree que lo permitieron porque pensaban que si estaban ocupados con eso no estaban haciendo ninguna de las suyas...

Me alegro haber acertado con el vídeo xDD.

Buenas noches, madame.
Besos.

Nikkita dijo...

Oscar, como siempre una frase acertadísima. Fue un granito de arena para mantener la moral de todos.
Gracias :)). Besos.

Nikkita dijo...

Pablo, me ha encantado tu comentario. Los españoles son nombrados en muchos testimonios de supervivientes de otras nacionalidades por su fama de mantener el humor, la alegria y estar siempre cantando, incluso en los trenes que les transportaban.
Un beso.

Perikiyo dijo...

Es asombroso, cómo se hace lo imposible, por conseguir un poco de aire fresco en mitad del infierno.

Tenían que ser españoles, je,je.

Tal vez esa fuese la razón por la que les dejaron hacerlo. En algún que otro documental que he podido ver, sobre Mauthausen, los supervivientes afirmaban que los españoles estaban algo mejor considerados que el resto, por haberse ganado una fama de buenos trabajadores.

A pesar de estar condenados a una muerte casi segura, también tenían derecho a disfrutar de un ratito de evasión. Me los imagino cerrando los ojos y escuchando esa música, que les recordaba a su país, a su familia, a sus orígenes.

Fantástica entrada, Nikkita.

Un beso.

Carzum dijo...

Me ha encantado leer este post, Nikitta, me parece fantástico que fuesen capaces de mantener el optimismo en una situación tan sumamente difícil y atroz. Por otro lado dicen que la música amansa a las fieras y si los nazis no se enfadaron tanto... igual hasta funciona. GRACIAS!

Katy dijo...

A nadie le es desconocido la alegría y el buen amor de los españoles. Yo siempre he oido que cuando mas cantan, más pena llevan dentro
"El que canta sus penas espanta"
Lo que a mi verdaderamente me parece formidable y admirable es la creatividad y las ganas que le echaron en fabricar instrumentos y dedicar horas para ensayar estando como estaban débiles y cansados.
Increíble y loable a la vez.
Sin duda esra una buena terapia, creadora de optimismo y esperanza.
Besos
P.D:
En mi blog de Ciudadana del Mundo
http://katy-ciudadanadelmundo.blogspot.com/
tienes un regalito. Siempre que te apetezca y con total libertad te invito a recogerlo.
Besos

meg dijo...

Verdaderamente increíble esta actividad dentro de Mauthausen. Enhorabuena por el post y por la documentación. Es una de las entradas mejores que has publicado, porque segrega esperanza y empuje de los presos.

UN beso.

Miguel Ángel dijo...

Ahora entiendo mucho mejor un comentario tuyo en la exposición del otro día.

Elreves dijo...

La musica siempre fue utilizada para motivar o desmotivar. Y la capacidad de resistencia humana es impresionante.

Cayetano dijo...

Lo que hace la gente para no caer en la desesperación. Vemos a nuestros presos convertidos en auténticos "luthiers" y entregándose a la música en vez de a la terrible depresión. La consigna es sobrevivir y la música es un buen antídoto contra la muerte.
Saludos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Me parece increible que una situación así sacaran ánimos para esto... sin duda una actividad así solo podría salir de los españoles ... y olé!!!

Nikkita dijo...

Hola Perikiyo, en MAuthausen, los españoles fueron de los primeros en llegar, y ya llegaban con dos guerras a sus espaldas, por lo que no tardaron mucho en "buscarse la vida" para sobrevivir, y consiguieron posicionarse en algunos de los mejores puestos del campo, además de ganarse a algunos SS. Además, con la red de solidaridad que montaron, pudieron resistir mejor que otros, con lo que podian trabajar mejor.

Y como no, siempre cantando :).
Un beso.

Nikkita dijo...

Carzum, los nazis eran muy melómanos, pero en este caso, esta rondalla la permitian solo para los españoles. En el campo había otro coro y orquesta que tenian que tocar para entretener (o amansar...) a los alemanes. Es probable que se la permitieran por tenerles ocupados en algo que ellos creían inocente.
Gracias a ti por pasar!.

Nikkita dijo...

Katy, muy acertado!. Efectivamente, el que canta su mal espanta, y en este caso, los españoles, con el bagaje que llevaban a sus espaldas, usaban la música, el humor, y la ironía como una forma de mantener la moral que les quedaba (suya y de los demás).

Paso ahora por tu blog :).
Besos.

Nikkita dijo...

Hola meg, gracias!, ya conoces eso de "la esperanza es lo último que se pierde" y los españoles hicieron lo posible por cumplirlo y ayudar a sus compañeros...
Besos.

Nikkita dijo...

Miguel Angel, no tengo ni idea de qué dije...jajajaja. Luego te preguntaré.
Besos.

Nikkita dijo...

Elreves, decía Cervantes que la música compone los ánimos descompuestos, y en este caso, ayudó mucho para sobrevivir.
Un beso.

Nikkita dijo...

Cayetano, la frase del final de la entrada está sacada del testimonio de un superviviente, en el que dice que los españoles sabían desde el principio que si se abandonaban, estaban muertos, porque lo que hicieron los posible por no dejarse llevar, y usaron sobre todo los cantos para mantenerse algo esperanzados.
Saludos.

Nikkita dijo...

José Luis, mientras estaban ocupados en hacer instrumentos a escondidas, o confeccionar trajes y decorados, o en ensayar, no estaban pensando en la miseria que les rodeaba. Los ánimos los sacaban de donde fuera necesario por no dejarse hundir, así que.... Olé! :)
Saludos.

cafeina dijo...

hola!! en esta entrada de mi blog hay una cosilla para ti :-()
http://www.venytomateuncafeconcafeina.es/blog/2010/05/premio-tejiendo-suenos/

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Que maravilla, dentro del dolor, horror y todo lo que tenían, como era el temor al mañana, la poca comida, el no poder dormir en paz y un largo etc., les quedaba ese rayo de alegría, del humor y de la esperanza, dicen que aquel que canta sus males espanta, eso debieron de pensar en su fuero interior, pero sus fuerzas eran esas, la música que tanto nos llena.
Un abrazo

Trecce dijo...

Realmente, como en tantas otras cosas en la vida, habría que ponerse en la piel de aquellos desgraciados para saber lo que suponía toda aquella "escapatoria" musical para ellos. Por otra parte, todo un acto de valentía, no dejaban de ser actividades prohibidas y sabemos cómo se las gastaban por cualquier nimiedad.

rosscanaria dijo...

Qué bueno, había ilusión pese a todo lo que les ocurría.
Me ha encantado esta entrada, no todo era tan negro.
Besote Nikkita,

Victor Sacaba dijo...

Hola Nikki, mi Blog Compartiendo Virtuales se complace en otorgarte los Premios “Dardo y Blog de Oro”, por ser este espacio un verdadero blog de Oro. Puedes recoger tu Premio en:

http://compartiendovirtuales.blogspot.com/2010/05/compartiendo-virtuales-ha-recibido-los.html

Besos del Alma!!!

ANRAFERA dijo...

Excelente y feliz idea la de "el Juaco". Ni el enemigo puso impedimiento, ni la quebrantó, cuando descubrió los instrumentos de la "ilusión". Bonita e interesante ésta "dulce" entrada. Saludos

Nikkita dijo...

Cafeina, muchas gracias!. En un rato paso a por él :)).
Besos.

Nikkita dijo...

Hola Higorca, muchas veces, en los campos, hacían cualquier actividad que les mantuviera la mente ocupada para no acordarse ni del hambre ni del horror. En este caso, nos lo cuentan como algo para mantener los ánimos, pero es posible que fuera un poco por todo.
Un abrazo.

Nikkita dijo...

Trecce, incluso en Auschwitz, muchas veces los SS hacían "la vista gorda", porque sabiendo cuál era el final que les tenían destinado, preferían que estuvieran "entretenidos" mientras tanto.
Saludos

Nikkita dijo...

Hola Ross, me alegro que te haya gustado :), siempre hay alguna anécdota esperanzadora entre tantas historias terribles.
Un besote.

Nikkita dijo...

Hola Victor!!, muchisimas gracias :), en un rato paso a recogerlo, claro que si.
Besos del alma para ti! :)

Nikkita dijo...

Ramón, me alegro te haya gustado, fue una suerte para ellos que decidieran permitírselo.
Espero estés ya recuperado.
Saludos.

Oskar dijo...

Hola, no suelo dejarte muchos comentarios, pero soy bastante asiduo a tu blog e incluso tengo un enlace tuyo en mi blog, bueno aparte de contarte esto que casi parece una disculpa quiero que pases a recojer esto para ti, gracias y saludos.
http://elmiradordelared.blogspot.com/2010/05/premio-un-blog-original.html

Nikkita dijo...

Hola Oskar, muchas gracias!! paso ahora mismo.
Saludos

Javier Sanz dijo...

Hace un tiempo leí que siempre tenemos opciones, incluso en los momentos más difíciles se puede elegir llevar las penalidades con dignidad.
Dicen que la música relaja el alma y en ésa nadie puede entrar.

Un beso

Nikkita dijo...

Hola Javier, qué cierto es lo que dices!, el alma es lo único que podemos mantener intacto.
Siempre tenemos opciones para elegir cómo llevar todo, sea la situación que sea, solo depende de nosotros la decisión.
Gracias por tu aporte.
Un beso.

ANRAFERA dijo...

Hola, Nikkita. Pasa por mi blog, te he dejado un premio. Saludos

rosscanaria dijo...

Otra cosita,pásate por mi saloncito que te espera un premio muy sangriento, jeje
Monton de besazos, y disfrútalo

Nikkita dijo...

Ramón, gracias!!!. Voy para allá :). Saludos

Nikkita dijo...

Ross, si es sangriento voy por él..jajajaja.
Montones de gracias y besos :)

Rudy Spillman dijo...

¡Qué maravilloso, Nikkita! El mayor exponente del verdadero espíritu humano, y que no siempre y no todos sabemos expresar en momentos difíciles de nuestras vidas. Y estos, eran más que momentos difíciles. Se trataba de viajar al infierno y comportarse como si se supiera con seguridad que se retornará.

Nikkita dijo...

Querido Rudy, efectivamente, al comportarse como si las cosas fueran a mejorar, la llama de la esperanza se mantenía encendida.
Besos.

Related Posts with Thumbnails