Cristino Garcia Granda, la liberacion de la carcel de Nimes y la toma de Foix.

Cargando..

Cristino García Granda, terrorista para España, y héroe para Francia, llamado por las poblaciones de los Departamentos del Gard, de Lozere y del Ardeche, “el libertador de los tres departamentos”, fue un asturiano, considerado por los historiadores corno el más destacado héroe español de la Resistencia contra la ocupación nazi de Francia, al que se debe la increíble victoria de La Madeleine, además de la liberación de centenares de presos de la cárcel de Nîmes y la toma de Foix.

Nació el 3 de junio de 1.913 en Viodo, comarca asturiana de Gozón, y como la mayoría de sus paisanos trabajó como minero, y tomó parte en la revolución de octubre de 1.934.

En 1.936 trabajaba de marinero, encontrándose en Sevilla en el momento de la sublevación militar que inicia la Guerra Civil. La tripulación del barco se amotinó, se hizo con el mando y dirigió su rumbo hacia Gijón en zona republicana. Durante la guerra civil participó activamente en diferentes combates alcanzado por sus méritos el grado de teniente en el XIV Cuerpo del Ejército Guerrillero, y en 1.939, tras finalizar la guerra, se exilió a Francia donde fue internado en el campo de concentración de Argeles-sur-Mer durante once meses, saliendo a trabajar con otros mineros asturianos y vascos a las minas de carbón en el departamento de Gard, formando parte rápidamente de la dirección del PCE clandestino en la Grand Combe.

Entre finales de 1.942 y comienzos de 1.943, empiezan a formarse los primeros grupos guerrilleros que poco después constituirían la 21ª Brigada, perteneciente al XIV Cuerpo de Guerrilleros Españoles, mandada por Cristino.

El XIV Cuerpo de Ejército de los Guerrilleros Españoles estaba integrado en los Franc-Tireurs et Partisans (FTP), fundados en marzo de 1.942 por el Parti Comunista Français (PCF) y formados a su vez por miembros de dos organizaciones bajo control comunista, la Organisation Spéciale (OS), que databa de 1.940, y la Main d´Oeuvre Immigrée (MOI). Estaba formado por siete divisiones y 31 batallones, que ocupaban otras tantas regiones y departamentos en el mediodía. Jesús Ríos García es nombrado primer jefe del XIV Cuerpo y, al ser detenido en 1.943, lo sustituye Saturnino Gómez “Margallo”. En mayo de 1.944 el XIV Cuerpo, ante el crecimiento exponencial del número de miembros, se convierte en la Agrupación de Guerrilleros Españoles (AGE). La Agrupación de Guerrilleros, aunque dependía teóricamente de las Fuerzas Francesas del Interior (FFI-MOI), constituidas en diciembre de 1.943, disponía de una total autonomía y sus vínculos se reducían a la ayuda mutua.

Con la incorporación de nuevos combatientes voluntarios a la lucha guerrillera, se van creando nuevos grupos y facilitando al mismo tiempo el fortalecimiento, desarrollo y extensión del movimiento guerrillero y la constitución de la 3ª División, bajo el mando del comandante Cristino García, por lo que Cristino manda la 21ª Brigada, que actúa en la región de Gard, desde marzo de 1.943 hasta enero de 1.944, y la 3ª División, que actúa en las regiones de Gard, Ardèche y Lozère, desde enero hasta agosto de 1.944. La 3ª división estaba formada por las brigadas 15ª, 19ª y 21ª.

Hasta principios de 1.944, las acciones guerrilleras en los tres departamentos, Gard-Lozere-Ardeche, en general, estaban orientadas a realizar actos de sabotaje en las instalaciones mineras, en las líneas de conducción eléctrica, en centrales y transformadores, vías de ferrocarril, recuperación de gasolina y alguna que otra cosa más.
Sus ataques lograron disminuir la producción minera de la zona en un 60%.

A partir de primeros de 1.944 es cuando empiezan las acciones guerrilleras. Cristino formó parte de tres grandes hazañas.

La primera gran hazaña realizada por Cristino, fuera de las zonas habituales de actuación y que causó un gran impacto en todo el Mediodía de Francia, fue el asalto a la Prisión Central de Nimes, realizado la noche del 4 de febrero de 1.944.

Esta cárcel estaba considerada poco menos que inexpugnable. Su administración pasaba por ser una de las más duras de todos los penales del país, por ser una prisión especial, en la que recluían a los presos reincidentes, traficantes de droga, chulos, matones, etc, y desde 1.940, numerosos patriotas resistentes.

Oficialmente les estaba totalmente prohibido tener ningún contacto con nadie del exterior, ni recibir ningún paquete, por lo que, dado el modelo de prisión, era casi imposible intentar una fuga sin ayuda desde dentro, y por ello, desde 1.943, la organización de resistentes franceses había comenzado a estudiar la manera de organizar la acción desde el interior de la prisión.

El 16 de octubre de 1.943, a las cuatro de la mañana, llaman a formar a 163 presos políticos, y después de cachearles minuciosamente, uno a uno, les bajan al patio. Sin más aviso, les hacen formar y empiezan a encadenarles. Durante la conducción, en la avenida más céntrica de Nimes, el Boulevard Jean Jaurés, los resistentes encadenados van cantando a voz en grito la Marsellesa y, muchos de ellos, también la Internacional (meses después, entre el 19 y 23 de febrero, esos mismos presos participan en la sublevación de la Prisión Central d´Eysses, que termina con el fusilamiento de doce de ellos.)

El resto de presos que quedan en la cárcel de Nimes, corren el peligro de ser deportados de un momento a otro, por lo que el Estado Mayor de la Resistencia francesa de la zona sur acelera la preparación de su liberación mediante una operación de rescate, consistente en el asalto a la prisión. La orden de realizar el ataque, para liberar a políticos que van a ser enviados a los campos de exterminio de Alemania, se da a mediados de diciembre de 1.943.

Cristino se traslada desde La Grande-Combe a Nimes con catorce de sus hombres, después de haber estudiado el plan de ataque con Gabriel Pérez y Pedro Vicente, y Carlos Alonso, a mediados de enero de 1.944.

Para realizar la operación era necesario disponer de un punto de apoyo y refugio de los guerrilleros, que a la vez sirviera para que los indocumentados y perseguidos pudieran esconderse mientras se les enviaba a otro lugar seguro, por lo que Cristino propone a Pedro Vicente alquilar una casa que reúna las condiciones apropiadas, ya que su mujer Josette es ciudadana francesa y no existirían inconvenientes en cuanto a los trámites para conseguirla. Unos días después, alquilan una casa en la calle de Arenes, a unos 150 metros de la prefectura de policía y no lejos de la casa cuartel de la Gestapo y sede de la organización paramilitar de los fascistas y colaboradores de la milicia francesa creada por el Gobierno de Vichí.

Poco a poco se van ganando la simpatía de ciertos guardianes, particularmente de un joven llamado Luis, mediante cuya colaboración consiguen levantar un plano de la situación y emplazamiento de la prisión hasta sus más mínimos detalles. Luis, se muestra dispuesto a colaborar hasta el final, siempre y cuando le garanticen que no va a haber derramamiento de sangre, y día a día, pasa las pistolas camufladas en la entrepierna, y las esconde en un sótano debajo de la viruta, al que pasa levantando una trampilla que a continuación cierra para no dejar el hueco al descubierto. Así consigue pasar más de 20 armas.

El 3 de febrero de 1.944, durante todo el día, van llegando escalonadamente, uno tras otro, los guerrilleros que van a participar en la operación rescate. El último en hacerlo es Cristino, acompañado de Enrique, el “Canario”. Todos llevan pistolas y algunos varias bombas de mano de fabricación casera. La operación está prevista para el día siguiente. Disponen de cinco vehículos, dos turismos y tres camiones, para evacuar a los presos una vez rescatados y a los guerrilleros encargados de escoltarlos.

Como la casa que alquilan está amueblada, la dueña de la vivienda tiene la obligación de declarar el cambio de inquilino, cosa que hace unos días antes. La casualidad hace que el día que se va a realizar el asalto a la prisión, cuando todos los guerrilleros españoles que van a participar en la operación se encuentran en la casa, llaman a la puerta a las 8 de la mañana cuatro agentes de la Gestapo, dos franceses y otros dos alemanes.

La mujer de Pedro Vicente, Josette, que acaba de cumplir 18 años, da pruebas en aquellas circunstancias de un aplomo admirable. Dice a los guerrilleros que se escondan y que le dejen a ella recibir a los policías, y contestando a las preguntas que le hacen, les explica que vive sola con su marido, que esperan la próxima llegada de sus padres, cuando se jubilen, y que su marido trabaja en las minas de Alès. Puntualizándoles que aquel día se encuentra en casa, por estar dado de baja por accidente, para someterse, en los servicios médicos, a la visita periódica de inspección. Ofrece una taza de café a los policías, que la rechazan, diciéndole que volverán al día siguiente.

Cuando por fin se despiden, y Josette se asegura de que se han alejado de la casa, Pedro y su esposa abren la puerta vidriera del salón y ven a los catorce guerrilleros, pistola en ristre, que los reciben jubilosamente felicitando a la estupenda joven por haber sabido sortear tan elegantemente el grave peligro de hacía unos instantes, que a todos les habían parecido siglos.

Al anochecer, entre dos luces, uno a uno van saliendo de la casa donde les esperaba el grupo de maquis franceses, que van a participar junto con ellos en el asalto a la prisión, y, liderados por Cristino, liberan a cientos de detenidos políticos.

La segunda proeza de Cristino consistió en la toma de la ciudad de Foix, capital de Ariege, el 19 de agosto de 1.944.

La Resistencia ordena a la 3ª División de Guerrilleros que conquistara la ciudad, un auténtico hervidero nazi, y Cristino se pone inmediatamente a elaborar el temerario plan. Piensa ejecutar la maniobra con el ataque simultáneo de sus tres batallones, pero, a la hora de iniciarlo, solamente cuenta con una unidad. Las otras tres marchaban a pie, debido a extrañas y coincidentes averías de los transportes.

Aún así, decide realizar la operación, sirviéndose del único batallón disponible, el de Abascal, reservándose emplear los tres restantes cuando llegaran a Foix. Con tan pocos efectivos, pone en práctica una antigua táctica de diversión: fingir un ataque por una zona y descargar el golpe en otra. Cristino deja que un pequeño grupo, con alto poder de fuego, atacara el puente a la entrada de la ciudad, sólidamente defendido por los alemanes, hasta convencerles de que la ofensiva llegaba por aquel sector.

En cuanto los alemanes reforzaron la posición atacada a expensas de los demás, lanza el resto de grupos contra las otras posiciones, debilitadas, con lo que provoca un gran desconcierto y logra una aparatosa retirada. Se repliegan todos en el Liceo y en él se hacen fuertes. A Cristino le falta dotación para sostener el cerco formal del Liceo y manda que Abascal salga a por municiones, mientras él aguanta con el resto de la gente.

Una telefonista, empleada en la PTT local, avisa al jefe de la División que los alemanes han pedido refuerzos y que sale de Tarascón un tren hacia Foix. Abascal y los tres hombres que le acompañan inutilizan el tren e inmovilizan los refuerzos que llegan en él, cazándoles en la estación con disparos de ametralladora y granadas de mano, hasta que los restantes se bajan del convoy con los brazos en alto, tras haber arrojado las armas. Así, inesperadamente, obtienen el refuerzo en armas y municiones que tanto necesitan.

Mientras llegan a Foix los otros tres batallones, someten el Liceo a fuego de mortero, siempre sin dejarse ver por los alemanes, solamente dejándose sentir, y pronto ondea una bandera blanca en el asta del edificio. Los prisioneros pasan a engrosar el número de los que se habían rendido en la estación unos instantes antes. Por el bando alemán, 80 muertos y heridos y 200 prisioneros. Por la Resistencia, dos guerrilleros muertos y otros dos heridos.

Muchos de los prisioneros alemanes hubiesen preferido la muerte a la vergüenza de tener que desfilar por las calles de Foix entre sus vencedores, un puñado de “astrosos terroristas”, que se habían atrevido a derrotar a un destacamento de la Wehrmacht.

votar

39 Comentarios: (+añadir comentario?)

macgo dijo...

Una historia de lo más interesante y una vida apasionante.

Madame Minuet dijo...

Madame, me encanta, que emocionante ha estado este capitulo!
Con la vida de ese hombre se puede hacer una pelicula sobre la resistencia francesa de lo mas interesante. Cuantas historias hay aqui para explotar aun por el cine y la literatura!
Vaya, vaya con el asturiano :)

Buenas noches, madame.

Bisous

Pablo D. dijo...

Así somos los asturianos, Nikkita!jajaja...

Se le tenía más miedo a un asturiano con dinamita, que a un ejército entero...

Cómo cambia la historia de un país a otro. Aquí tuvieron que marcharse como viles terrorias, en Francia son recordados como grandes héroes de la libertad. Esta penosa vida que tuvieron que soportar tantos y tantos exiliados.

Una grandísima entrada, enhorabuena.

Un saludo!

laMar dijo...

Cuantos héroes quedaron en el anonimato!!! Cuanto desconocimiento de la verdad nos ha acompañado. Gran articulo mi niña.
Un abrazo enorme

josefina dijo...

Muy interesante todo lo que nos traes en tus historias.
Esta semana pasada fui a Alcubierre(Huesca) a un funeral de un familiar y tuve el honor de ver las tumbas de María Teresa Lasheras y Basilio Mené, y me acorde de ti y de como nos das a conocer vidas interesantes.
Un beso

MJTH dijo...

Cristino demostro ser un gran y valiente hombre como tantos otros que no dieron importancia a su vida por salvar la de otros..Cuantas y buenas lecciones nos han dado estas personas con sus comportamientos...
Un abrazo grande Nikkita

Gema dijo...

Una historia muy interesente Nikitta un hombre con una vida muy interesante.

Besos =)

Javier Sanz dijo...

Hace un tiempo descubrí a Jorge Pérez Troya, otro héroe español de la resistencia francesa que incluso tiene la Legión de Honor.

Bcn_oscar1 dijo...

super, no lo conocia! preguntare por aqui si lo conocen, que no queda muy lejos

Perikiyo dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada, Nikkita. Ha sido muy emocionante leer los entresijos de las operaciones desarrolladas a las órdenes de Cristino.
Qué vida tan intensa. Nosotros estamos enfrascados en la rutina, pero estas personas vivían al límite, caminando siempre por el filo de la navaja.
Se negaban a pasar por el aro. No se quedaban con los brazos cruzados.

Admirables.

Muchos besos, amiga.

MIGUEL NONAY dijo...

Otro asturiano luchador y peleón por sus ideales y por los demás.

Fantástico reportaje¡¡


Besicos muy muy grandes¡¡¡


A Salto De Mata

meg dijo...

Un buen relato Nikkita de una historia real que da para una película, para una novela y para un homenaje, en el marco de la Memoria Histórica.

¡Qué grandes hombres y qué desconocidos!

Besos.

Carmela dijo...

Admirable actuación de Cristino García Granda! Y de mi Asturias!!!
Magnífico relato de los acontecimientos que mantienen al lector en ascuas de principio a fin.
El episodio de la prisión de Nimes en 1944 ¡imperdible!
Emociona la secuencia en la que los presos encadenados van cantando La Marsellesa y la Internacional!
Qué cuadro!Cuánta dignidad!!
Y la valentía de Josette con apenas dieciocho años !Admirable!
La resistencia de estos luchadores con una clara ideología son ejemplificadores!
Enorgullece su esencia humana y la envergadura de su valor!!!
Gracias por este merecido homenaje a Cristino!!!!
Abrazos.

Explorador dijo...

Una novela de aventuras negra. Que vida llevaron, para que nosotros nos embrutezcamos. Pero al menos, gracias a otras personas podemos rescatar sus hazañas y pensar en la vida que no nos vimos obligados a llevar.

Magnífico, como siempre. Parece mentira, pero que verdad más reconfortante ;)

Un saludo.

Cayetano dijo...

Cuando la resistencia se convierte en arte y la guerrilla supera a todo un organizado ejército, así se podría subtitular esta entrada donde se recoge un valiente ejemplo de entrega a una causa justa. Evidentemente, héroes y no terroristas.
Un saludo.

Nikkita dijo...

Macgo, la verdad es que tiene una biografía intensa. Estuvo toda su vida luchando, hasta el final.
Besos.

Nikkita dijo...

Madame, no se si todos los asturianos serían iguales, pero este, desde luego era para temerle.... lucho por sus ideales a costa de incluso su vida.

Como decías, de la mayoría de las historias que vamos viendo, y sobre todo de las de la resistencia o de las de espionaje, se podría sacar mucha información para el cine y la literatura, aunque poco a poco parece que van saliendo.

Feliz dia, madame.
Besos.

Nikkita dijo...

Pablo, jajaja... ya respondes al comentario a madame, sois así todos los asturianos?, no sabía que se le tuviera más miedo a un asturiano con dinamita, pero visto lo que fue capaz de hacer este hombre, me lo creo....
Me alegro que te haya gustado.
Besos.

Nikkita dijo...

laMar, muchas gracias, reina. El desconocimiento probablemente fue infundado, lo malo es que se alargó demasiado. Mientras en Francia estos hombres eran aclamados Héroes nacionales, aquí eran simples terroristas, por lo que sus historias ni se nombraban...
Un abrazo grande :)

Nikkita dijo...

Josefina, gracias por acordarte de mi :), y no sabes cuánto me alegro que la historia de Basilio y Teresa te sirviera, al menos, ahora, al visitar sus tumbas ya conoces qué pasaron.
Un beso.

Nikkita dijo...

MJ, así es, de esta gente deberíamos aprender mucho, solidaridad, compañerismo, valentía, y sobre todo, defensa de sus creencias e ideales.
Cristino se jugó la vida por lo que él consideraba era el camino a la libertad.
Un abrazo enorme :)

Nikkita dijo...

Gracias Gema, es una biografía muy interesante, intensa, y extensa, aunque aquí tenga que resumirla.
Besos :)

Nikkita dijo...

Javier, de Jorge Pérez Troya hablé hace algún tiempo, aportando algún dato, además que me dio alguien que le había conocido.
Lo puedes ver aquí:
http://holocaustoenespanol.blogspot.com/2009/11/jorge-perez-troya.html
Un beso.

Nikkita dijo...

Oscar, pues pregunta, porque según he leído, en algunas zonas la gente le nombra mucho, y en Francia tiene muchos reconocimientos.
Besos.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Su muerte supuso que Francia por primera vez cerrara las fronteras con España, fue su pequeño triunfo póstumo.

Nikkita dijo...

Querido Perikiyo, leer sus vidas es apasionante, pero para ser así, también hay que valer :).
Llevas mucha razón en que mientras la mayoría de nosotros está enfrascado en la rutina, esta gente no se quedaba de brazos cruzados y arriesgaban incluso su vida por defender sus causas.
Me alegro que te haya gustado :).
Muchos besos.

Nikkita dijo...

Miguel, peleón desde luego sí que fue :), se pasó toda su vida peleando.
Me alegro que te haya resultado interesante :).
Montones de besicos para ti.

Nikkita dijo...

Meg, es un poco más de lo mismo... muy conocidos en Francia, poquísimo conocidos aquí, aunque poco a poco se les va conociendo, sobre todo quién lee libros sobre la guerra civil y la postguerra, que se van publicando con esos personajes. Para el resto, siguen siendo grandes desconocidos.
Besos.

Nikkita dijo...

Carmela, gracias a ti por tus aportaciones!, me alegro que te haya resultado tan interesante :).
Como decía en otro comentario son ejemplos de muchas cosas, además de la lucha por sus ideales, de compañerismo, solidaridad, valentía....

Josette fue un ejemplo de temple absoluto. No se si yo habría tenido esa sangre...

Abrazos

Nikkita dijo...

Explorador, muy buena aportación. Todos deberíamos pensar, con estas biografías, en lo que no nos ha tocado vivir... y en lo que nos puede tocar vivir si seguimos, como dices, embruteciéndonos...

Muchas gracias por tu comentario :).
Un abrazo.

Nikkita dijo...

Cayetano, buen título para la entrada. En la Batalla de la Madeleine verás más claro aún el ejemplo.
Es indudable que fueron héroes, pero aquí les tocó el papel de villanos....
Saludos.

Nikkita dijo...

Jose Luis, efectivamente, aunque póstumo, lo podemos considerar un triunfo, el cierre de las fronteras y la presión a la ONU para que se posicionara en contra de Franco.
Esta parte la veremos en la siguiente entrada con la batalla de la Madeleine.
Saludos

ANRAFERA dijo...

Apasionante relato sobre éste gran heroe, Carlos GARCIA GRANDA, muy bien plasmado en tu estupenda exposicion. Saludos

Nikkita dijo...

Muchas gracias Ramon, espero que estés mejor :)
Saludos.

rosscanaria dijo...

Hola Nikkita acabo de llegar de casa de mi hija, todo bien gracias a Dios.
Qué apasionante la vida de este Cristino, la verdad es que merece ser recordado por su valor, lo admiro porque yo no sé si en su lugar hubiese sido así de valiente, me tendría que meter en la situación y el momento pero no sé, no sé,
Me encantó esta entrada.
Un montonazo de besos Nikkita,

Juanjo dijo...

Genial, un pedacito de historia muy bien expuesto, casi se puede visualizar como si de una película se tratara. Ni idea de la existencia de este tipo de "héroes".
Un saludo

Nikkita dijo...

Ross, me alegro que todo vaya bien :)).
Yo tampoco se si en su lugar hubiera sido capaz... lo dudo.
Un montonazo de besos.

Nikkita dijo...

Hola Juanjo, tenemos unos cuantos "héroes" en la historia, la pena es que aquí, son muy poco conocidos. Espero que algún día ocupen el lugar que les corresponde.
Un saludo

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Me ha gustado esta historia, valentía la de este señor, valentía y audacia, sin olvidar la de esa muchacha que por ser joven es doblemente valiente, difícil forma de actuar la de ella, sobre todo para mí que soy tan cobarde.
Un abrazo y una vez más gracias por dar a conocer a esa gente valiente y que esta en la sombra.

Related Posts with Thumbnails