Teresa Lasheras y Basilio Mene, una pareja que sobrevive a cárceles y campos de concentracion (1 parte).

Cargando..



Mª Teresa Lasheras:

Mª Teresa Modesta Lasheras Otal, nació el 24 de febrero de 1.902 en Alcubierre (Huesca). Criada en el seno de una familia de campesinos, Mª Teresa cuenta con el empeño de su madre, lectora empedernida, por darle estudios a su hija, y acaba haciéndose maestra.

Mª Teresa se marcha a Barcelona en busca de oportunidades que le permitan una mayor realización personal, y allí comienza a ejercer la docencia en un colegio de monjas donde, tras ver el trato de favoritismo y clasista de las monjas hacia las alumnas de familias distinguidas, se reafirma su conciencia social y anticlericalismo, ideas que, además, son compartidas por Basilio Mené, a quien conoce en Barcelona y con quien fragua su amor.

Cuando estalla la guerra Civil, Mª Teresa era maestra nacional en Alcubierre (Huesca).

La pareja comienza a ejercer una militancia activa en el Partido Comunista, y se hacen afines al bando republicano.

En 1.939 cruzan la frontera de Francia, y Mª Teresa es trasladada a un refugio-albergue cerca de Paris, donde permanece hasta septiembre de 1.939, momento en el que es detenida por las autoridades francesas, acusada de actividades subversivas, y es conducida al campo de Rieucros, campo dependiente del penal de Nimes, donde las vigilantes eran mujeres enroladas en los servicios de policía de Mende.

En Rieucros, la mayoría de internas españolas eran del PCE por lo que no tardaron en organizarse clandestinamente. Hacían trabajos de cestería y zuecos de madera para su uso personal, y para calentarse acudían a por leña al bosque, pero para poder comprar algo de comida, ya que la que recibían en el campo era bastante escasa, cosían para las detenidas no políticas alojadas en barracas aisladas de las suyas, casi todas, “mujeres de la vida” que recibían comida y giros postales del exterior. Con los alimentos que compraban y los que compartían las compañeras francesas que recibían paquetes del exterior, pudo resistir el internamiento.

Para hacer frente a la desmoralización, organizaron cursillos de enseñanza general, y aprendían entre ellas francés y español.

En 1.941, el Consulado Mejicano hizo una encuesta en el campo, prometiendo a las presas la evacuación a su país solo con que presentaran la solicitud, pero como la mayoría de las mujeres tenían a sus familiares repartidos (y perdidos) por Francia fueron muy pocas las que la firmaron, pero si aprovecharon la ocasión para intentar que las trasladaran a otros lugares.

A Mª Teresa la llevaron a Marsella, y la alojaron en un hotel habilitado como casa-prisión donde tenia que fabricar alpargatas para no morir de hambre, pero podían salir siempre que respetaran los horarios y controles establecidos por la prisión.

Al poco tiempo de estar en Marsella, logró entrar a trabajar en el Unitarian Service Comitee (Organización americana de ayuda a los exiliados españoles), al lado de Félix Llanos. Los dos formaban parte del P.C.E. clandestino y organizaron la ayuda a los encarcelados en prisiones francesas, lo que provoco que la volvieran a detener y la enviaran a la cárcel de Marsella (donde también llevaron a Llanos).

Los dos compañeros se pusieron de acuerdo con su declaración, dirían que los paquetes eran solidarios y no políticos, y a pesar de las tremendas palizas recibidas de la policía de Vichy, no cambió el testimonio.

De allí, fue trasladada a Lyon, donde fue sometida a durísimos interrogatorios en los servicios especiales, pero al no conseguir ninguna declaración por su parte sobre su actividad política, la llevaron a la prisión de Aix-en-Provence, en la que permaneció un año, y donde la procesaron por “asistencia a miembros de la III Internacional”, algo que ella insistió en negar argumentando que había sido un comportamiento solidario, por “estar en contacto con combatientes republicanos españoles”, y por usar como “nombre de guerra” el nombre que tenia durante la guerra civil: Natacha.

Fue absuelta por falta de pruebas, pero le dejaron en libertad vigilada, obligándole a residir en Gardanne sin más documentación que el certificado de puesta en libertad.

Su marido, Basilio, que también estaba indocumentado, logró escapar de la zona ocupada y se reunió de nuevo con ella para afrontar juntos las calamidades que llegaran a partir de ese momento.

Enseguida reemprendieron las labores clandestinas antifascistas, que incluían la reorganización sindical de los mineros, y su casa volvió a convertirse en refugio de perseguidos, lugar de reuniones y depósito.

Su marido fue detenido de nuevo, por lo que Mª Teresa se vio obligada a dejar su casa y huir a refugiarse en la montaña, ayudada por la resistencia francesa hasta que pudo alcanzar los Alpes, donde colaboró con los franceses en todo tipo de actividades clandestinas hasta la liberación de Francia.

Una vez liberada Francia, pudo reencontrarse con Basilio, y al no poder regresar a España, decidieron instalarse allí, donde juntos, lograron superar las heridas de su paso por comisarías, cárceles, campos de concentración…

En Francia, continuaron con su vida de compromiso solidario.

Mª Teresa empezó a trabajar en la cocina y sirviendo mesas en la cantina de una empresa estatal francesa de Gas y Electricidad. Los dirigentes de esta empresa, defensores antifascistas durante la ocupación, le ofrecieron el puesto que ella quisiera, siempre de responsabilidad, pero su autoexigencia moral le impidió aceptar ningún trato preferencial. Más adelante termino como cajera en la misma empresa.

Una vez jubilados los dos, regresaron a España y se instalaron en Alcubierre, cerca de sus familiares, donde su casa siempre estuvo abierta a todo el mundo. Una buena prueba de su amplia generosidad fue la donación que realizaron para la adquisición de la sede del Partido Comunista en Huesca.

Mª Teresa era una mujer “resalada” que cantaba muy bien. Una de sus canciones favoritas era “Je ne regrette rien” (No me arrepiento de nada) cantada por Edith Piaf, y en efecto nunca se arrepintió de nada de lo que había hecho en su vida. Le encantaban las rosas rojas y los perfumes, y dejó dicho a sus sobrinos: “cuando muera quiero que nadie se vista de negro, sino de rojo encendido”.

Falleció el 20 de abril de 1.995 a los 93 años, tras una vida de compromiso en defensa de la justicia y libertad.


Continúa....

votar

39 Comentarios: (+añadir comentario?)

La Dame Masquée dijo...

Ay, madame, esa es tambien una de mis canciones favoritas!
Para ella tenia doble significado. O triple! Vivio momentos duros junto con otros muy emocionantes con la resistencia, y ademas qué honradez extraordinaria, poder elegir cualquier puesto y no dejarse arrastrar por la ambicion, que hubiera sido legitima.
Me llama la atencion la fortaleza de estas personas, madame, que despues de tanta desdicha aun tienen fuerzas para alcanzar la longevidad.

Buenas noches

Bisous

Nikkita dijo...

Me alegro madame de que disfruteis la canción. Para mi es de justicia que tras tantas desdichas logren alcanzar la longevidad, es lo mínimo.
Buenas noches, madame.
Muchos Besos

Katy dijo...

Es muy conocida esta canción. Vaya curriculum de este matrimonio y longevidad de esta señora. Hay personas con gran fortaleza que sobriven a todo. Y me encanta que las personas sean consecuentes.
Esta entrada al menos tiene un final feliz. Un beso Nikkita

Nikkita dijo...

Hola Katy, y tanto que tienen curriculum, el siguiente es él. Al fin conseguí una con final feliz :).
Muchos Besos

odoagro dijo...

http://www.elpais.com/articulo/ultima/Comiamos/berzas/alguna/rana/elpepugen/20100107elpepiult_1/Tes

Oscar dijo...

UNa prueba mas de que el amor puede con todo...

Una mujer dura sin duda, que guardo el dolor y humillacion para ella y servir a los demás lo mejor que pudo.

Seria un buen ejemplo a seguir para mucha gente de hoy en día.

Nikkita dijo...

Gracias Odoagro!!! una biografia intersante tambien la de Santisteban, que subiré en su momento. Ya te echaba de menos!!!.
Besos

Nikkita dijo...

Si Oscar, en este caso concreto pudo hasta bien mayores. Los dos fueron un ejemplo a seguir por muchos.
Besos

Chesana dijo...

Empezaré por el final: si tuviera que elegir una canción, una sola... sería la que has traído hoy. Me gusta desde que siendo niña la escuché por primera vez. Gracias.

Gente como esta mujer hacen que en ocasiones nos avergoncemos de quejarnos por nada. Esta gente sí peleó, sí luchó... sí merecen un recuerdo de todos. Otro cantar -y siento si alguien discrepa- son quienes, pudiendo pagarlo, se fueron mucho más lejos (Méjico por ejemplo) y desde allí dicen que "lucharon".

Un fuerte abrazo.

Nikkita dijo...

Me alegro Ches, de que la canción sea tu preferida ;).
Realmente habría que verse en la misma situación, porque aquellos que no se fueron a Mejico fue por tener a la familia dispersa por Francia, no porque no quisieran irse, y en el momento que se quedaron, no les quedó otra que luchar.
Un abrazo enorme!!

macgo dijo...

Aprovecharé tu entrada para reivindicar el papel de los "verdaderos" comunistas españoles en la lucha contra el fascismo. No esos que un día se hicieron llamar comunistas, se arrimaron al viento dominante en esa época y cuando se hicieron de oro salen diciendo que ellos "solo confían en la Guardia Civil". Vergüenza para ellos.

josefina dijo...

Hoy me he llevado una gratísima sorpresa, María Teresa era prima hermana de mi padre, y en la familia era muy querida tuve el placer de conocerla.
Un abrazo afectuoso

Cayetano dijo...

Vaya ejemplo para todos el de esta pareja luchadora, comprometida, capaz de sacrificarse por sus ideales, cuando perfectamente podrían haber vivido en Francia sin tantos sobresaltos como tuvieron. Una vida entera entregada a una causa que ellos consideraban justa, en un tiempo realmente difícil de guerra civil, guerra mundial y el régimen colaboracionista del mariscal Petain.
Todo un ejemplo de integridad y honradez.
Un saludo.

bLuEs dijo...

De pequeño no entendía que se le diese importancia a la moral en momentos tan difíciles. Con el tiempo fui comprendiendo que puede ser incluso más importante que alimentarse.

Pensando en los cursillos que comentas imagino que por entonces habrán sido decisivos para poder seguir adelante.

Saludos

Nikkita dijo...

Macgo, vergüenza para ellos, y para nosotros.... por que a mi me dá vergüenza ajena....
Besos

Nikkita dijo...

Josefina, sorpresa la que me acabo de llevar leyéndote... Sé que eran, los dos, muy queridos en su familia por ser grandes personas.
Un abrazo!

Nikkita dijo...

Así es Cayetano, otro ejemplo más... tenían una gran conciencia social y la aplicaron, juntos, hasta el final, superando esa etapa de su vida.
Un saludo

Nikkita dijo...

Hola bLuEs, muchas veces, cuando los momentos son muy complicados si puede ser más importante la moral que el alimento. Los cursillos eran una forma de luchar contra la desmoralización y el tedio, siempre son una forma de mirar hacia un futuro. Entre los españoles fue algo muy habitual organizar actividades de este tipo.
Saludos

Rudy Spillman dijo...

Nikkita, qué vida ajetreada siempre en defensa de sus principios morales. Enhorabuena por haber evocado tan bien su memoria.

Nikkita dijo...

Hola Rudy, me alegro verte de nuevo por aquí. Gracias por tus palabras. Es importante seguir los principios que cada uno tenga.
Buen fin de semana.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Querida amiga ya sentía la necesidad de leer esas historias tuyas, son terribles, pero apasionantes, das la oportunidad de saber tantas cosas de nuestra historia que a veces desconocemos, buena chica esta Teresa, valiente y luchadora, me gustaría poder parecerme a ella.

Un beso querida amiga, seguiré siempre con avidez tu maravilloso blog.

Nikkita dijo...

Querida Higorca, cuanto me alegro de leerte!!. No tengo ninguna duda que ya eres valiente y luchadora.
Un beso enorme

MJTH dijo...

Hola Nikkita tu escrito es como todos los que nos has mostrado, muy interesante. Tendrian que existir muchas mujeres como Mª Teresa y todo iria mucho mejor..

PD queria decirte que me he dejado a mi misma un comentario y no he tenido dificultad, que podra ser entonces?

un abrazo grande para ti

Nikkita dijo...

MJTH gracias!, si que irian mejor las cosas si todos sacasemos lo mejor de nosotros...
Te dejo lo tuyo en tu blog o te paso un mail ahora lo miro.
Un abrazo enorme

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE:
HOLOCAUSTO ESPAÑOL


DESEANDOOS UNAS FIESTAS ENTRAÑABLES OS DESEO FELIZ AÑO NUEVO 2010 Y ESPERO OS AGRADE EL POST POETIZADO DE LA CONQUISTA DE AMERICA CRISOL Y EL DE CREPUSCULO.

José
ramón...

Nikkita dijo...

Hola Jose Ramon, Bienvenido, y muchas gracias por tu precioso poema del que recojo el ramillete con el mismo afecto que lo compartes.
Ya pasé por tu pagina y te sigo en tu puente de comunicación entre la pasión del corazón y la imaginación del alma. El post lo leeré lo antes posible :)
Feliz año nuevo.
Un abrazo.

meg dijo...

Después de ese poema y ese ramillete entregado con todo el amor del mundo, yo poco puedo decir. Que este relato me parece , como todos, fantástico y que refleja el valor de algunas mujeres por permanecer fieles a la justicia y a sus principios. Feliz fin de semana y besos.

Nikkita dijo...

Hola meg, efectivamente es un fiel reflejo de lo que siginifica seguir tus principios.
Feliz fin de semana. Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

Otra más (y van ya muchas) entregada a la defensa de la libertad incluso a riesgo de perder su propia vida. Tuvo que afrontar trabajos variopintos, huidas a los Alpes con la resistencia, vuelta a encontrarse con su Basilio querido... una vida llena de avatares y compromiso, que felizmente acabó bien. Un homenaje para ella.

Muchos besos.

Anónimo dijo...

He llegado aquí a través de Josefina,que es hermana mia.Me he sentido muy emocionada al leer sobre MªTeresa que es un referente para la familia,ojalá su sufrimiento y coraje
no hayan sido en vano.
Un abrazo y ánimo para continuar con este blog que nos ayuda a reflexionar sobre qué somos y de dónde venimos
Dora

Nikkita dijo...

Hola Felix,
si que hay muchas, y muchos. En el momento en el que decidían luchar por la libertad ya estaban poniendo en juego sus vidas, pero tuvieron la valentia y la fortaleza para ser fieles a sus principios.
Muchos besos

Nikkita dijo...

Dora, muchas gracias por tu visita y por tus ánimos. Fue Josefina quien me dijo que erais familiares y me alegro no haberos decepcionado con la entrada.
Un abrazo enorme.

osane dijo...

Un blog muy interesante sobre cosas que se deben saber y no olvidar. Pasaremos por aquí a menudo. Un beso.

Nikkita dijo...

Gracias Osane. Bienvenida, es un placer tenerte por aqui.
Un beso

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

es triste que no pudiera volver a ejercer de maestra......

Nikkita dijo...

Si, Jose Luis, aunque en aquellos tiempos no estaban las cosas para poder elegir demasiado. Los españoles trabajaron en lo que pudieron.
Saludos

ANRAFERA dijo...

Interesante y bonita entrada. Saludos.

Nikkita dijo...

Gracias Anrafera. SAludos

Carmela dijo...

He leído todo el post con un interés creciente.
Qué temple el de Teresa!Admirable mujer.
Una demostración de fortaleza en medio de la lucha por sobrevivir.
Me enorgullece.Y me conmueve su postura consecuente hasta el final con sus principios.
Cuando les dice a sus sobrinos que no se vistan de negro cuando muera ... sino de de rojo encendido.
Qué testimonio de gallardía y de dignidad!
Hermosa historia.
La canción entonada por Piaf :"No me arrepiento de nada", otra semblanza que retrata la majestuosidad de su perfil .

Related Posts with Thumbnails